Uno de los grandes desafíos y preocupaciones de las personas adultas es lograr encontrar el equilibro en las comidas de los infantes, incluyendo en la dieta recetas saludables, fáciles y rápidas pero que al mismo tiempo los niños no la rechacen.

A la mayoría de las personas se les complica encontrar una salida a esto por varias razones, una de ellas y la principal, es porque no cuentan con demasiado tiempo para elaborar alimentos y la comida chatarra se termina apoderando de sus cocinas.

Otro de los motivos utilizados es que a los niños la comida les entra por los ojos, como a la mayoría de las personas, por lo que rechazan los alimentos saludables, o por falta de sabor, o porque simplemente les gusta consumir sólo un tipo de producto.

recetas-saludables-para-niños
Aburrimiento y estrés pueden provocar una mala alimentación

Además, en estos tiempos complicados, de crisis sanitaria, en los que muchos países continúan con períodos de cuarentena o de actividades reducidas tanto adultos como chicos pasan más tiempo en sus hogares y sensaciones como el aburrimiento y el estrés pueden generar una mala alimentación.

Es por eso que cada vez más adultos se preocupan e intentan aplicar, por ejemplo, en Argentina, recetas saludables para niños.

Lo cierto es que cuando se piensa en una receta de comida saludable y nutritiva para niños existe esa idea de que comer sano es sinónimo de alimentos sin sabor o de comer siempre lo mismo, como ensaladas, para no tener que perder demasiado tiempo en cocinar, con lo preciado que éste es.

Sin embargo, contrariamente a esos preconceptos, existen fabulosas ideas para cocinar equilibradamente, variado, con mucho sabor y por sobre todo, de manera sencilla y rápida.

Si bien las dietas son personales, ya que depende de la salud, las características y las actividades de cada individuo, por lo que siempre se deberá consultar con un pediatra o nutricionista, existe una tendencia actual de mejorar la calidad de vida en todos los aspectos.

remedios-caseros-consulta-medica
Siempre es recomendable consultar con un especialista ante la aparición de dolor o fiebre.

Entre ellos se pueden mencionar no solo la comida saludable y la actividad física, sino también el consumo responsable, la vida vinculada a la naturaleza y la conservación del ambiente. Aunque parezca que no tiene relación directa, todo va de la mano y enmarcado en una mayor conciencia social.

Es por estas razones que cada vez en más colegios se enseñan materias vinculadas a estas temáticas y además, se ofrecen por ejemplo colaciones saludables.

Antes, era frecuente encontrar en los kioscos, buffet de las escuelas o comercios cercanos empaquetados, frituras, alfajores y golosinas. Ahora, esa variedad es más amplia ofreciendo frutas, frutos secos, yogur, batidos, entre otros.

La importancia de una buena alimentación

Comer de manera equilibrada durante toda la vida es una de las bases más importantes para gozar de buena salud. Sin embargo en los años de infancia lo es aún más.

Es que en este período el cuerpo se encuentra en crecimiento y formación, y recibir todos los nutrientes necesarios es uno de los caminos para que se desarrolle de manera saludable y evitar enfermedades, en conjunto con la realización de actividad física.

Esto colaborará con reducir factores de riesgo y aparición de obesidad, diabetes, presión arterial, caries e incluso problemas de aprendizaje.

recetas-saludables-para-niños
Una buena alimentación reduce factores de riesgo y aparición de enfermedades

La buena alimentación no tiene que ser confundida con un tema de peso. Muchas veces se piensa que porque un niño está en el pesaje estipulado para su edad y altura, goza de buena alimentación.

Pero la mayoría de las veces no es así, ya que por más que se encuentre en su peso ideal puede que le falte algún tipo de nutriente. Por esto siempre es necesario mantener consultas frecuentes con profesionales de la salud para que puedan brindar una dieta específica para ese niño.

Lo que en líneas generales se recomienda es la importancia de no saltearse comidas, de que los alimentos sean lo más caseros posibles, bajos en grasas saturadas y ricos en proteínas, hidratos, lácteos, fibras naturales, Omega 3, entre otras.

Cómo colaborar a una alimentación saludable

Por los motivos expuestos anteriormente, no es ilógico que una de las búsquedas más realizadas en Internet sea “recetas de comida para niños de 6 a 12 años” o “recetas saludables para niños de preescolar”.

Pero ¡a no desesperar! A continuación no sólo te acercaremos una receta saludable para niños con el paso a paso, sino 10 ideas que no pueden fallar para que los infantes no rechacen los vegetales y se alejen un poco de la comida chatarra.

Antes del detalle es necesario que se tengan en cuenta algunas recomendaciones. Seguramente de vez en cuando los chicos tengan sus permitidos, pero para evitar el consumo de comida no deseada será primordial la organización.

Esto hace referencia no sólo a realizar compras conscientes y contar con todos los alimentos necesarios, sino también al guardado en el hogar. En caso de que exista comida con exceso de grasas y azúcares una buena opción para evitar el consumo de ellos en exceso es mantenerlos en lugares alejados, como alacenas altas, por ejemplo. Los niños no llegarán ni los verán y a los adultos les será de mucha ayuda no tenerlo al alcance de la mano.

golosinas
Evitar los azúcares y grasas saturadas es la base de la alimentación saludable

Por último, si se llegan a consumir es recomendable servirse una porción y no comer del paquete ayuda a medir las porciones y no comer demás.

Ahora bien, otra de las claves es evitar todo tipo de empaquetados que tiene un montón de conservantes y aditivos que sirven para alargar la vida de esos productos y que el aporte que hacen a la alimentación es prácticamente nulo. Lo casero siempre resulta más barato y mucho más nutritivo.

Recetas saludables y divertidas para niños

Sin más rodeos, a continuación el desarrollo de las ideas e incluso algunas recetas para que los niños preparen junto a los adultos.

1- Bocadillos. Los grandes salvadores y disfraces de los vegetales. Para aquellos niños que no consumen verdura como espinaca, o acelga, esta manera es una gran opción ya que son pequeños y no se distinguen bien los vegetales.

Se requiere 1 atado de acelga o 2 de espinaca, 2 cebollas y ajo. Triturar todo y rehogar en un sartén. Mezclar en un bowl aparte 2 huevos, sal, pimienta, nuez moscada y queso rallado. Agregar la verdura salteada, un chorrito de leche, y c/n de harina hasta que se forme una pasta. Hacer bollitos o croquetas y llevar al horno 15 minutos de cada lado.

2- Pizzetas de vegetales. Pizzas con masa integral y verduras por encima son una gran opción. Pero mejor aún es hacer la masa de vegetales.

Rallar la verdura que se desee, puede ser zanahoria, zapallo, zucchinni. Mezclar con sal y pimienta, un huevo batido y un poco de harina hasta que se forme una masa pegajosa. Esparcir en un recipiente y llevar al horno hasta que haga base. Sumar por encima salsa de tomate, queso y lo que se desee.

pizza-de-vegetales-unsplash.jpg
Muchas opciones para hacer pizza de manera saludable

3- Lasagna de berenjenas. Cortar 2 berenjenas en rodajas y saltearlas con un poco de aceite de oliva o rocío vegetal, sal y pimienta. Disponerlas en un recipiente e intercalar capas de queso, 1 tomate cortado en rodajas y albahaca. Repetir el proceso varias veces. Mandar al horno por 15 minutos.

4- Nuggets de pollo. En vez de ingerir las de paquete que son pocos saludables, comprar unas supremas, cortar en lonjas y pasar por harina, huevo y avena (puede ser tradicional, fina o gruesa). También es posible agregarle unos copos de maíz sin azúcar trituradas a la avena y empanar.

Al horno en una placa con rocío vegetal y aceite y ¡listo! súper crocantes y saludables. Se puede cortar el pollo con distintas formas como estrellas o corazones para que sea más divertido.

Los nuggets de pollo caseros son una de las recetas saludables preferidas por los niños.
Los nuggets de pollo caseros son una de las recetas saludables preferidas por los niños.



5- Cookies sin gluten. Para reemplazar las de paquete. Mezclar en un bowl 2 huevos y 125 gramos de azúcar. Sumar 90 mililitros de aceite, 2 cucharaditas de esencia de vainilla. Integrar.

Incorporar de a poco 250 gramos de harinas y una cucharadita de polvo para hornear, hasta formar una masa. Precalentar el horno y en una fuente colocar un poco de aceite para que no se peguen las galletas. Armar bolitas, aplastarlas y se suman chips de chocolate amargo. Cocinar al horno.

6- Pepas. Sin tacc, sin azúcar y sin grasas. Mezclar 150 gramos de puré de batatas con 1 cucharada sopera de edulcorante, 1 clara de huevo y 10 gramos de leche en polvo.

Hacer bolitas con esa masa, colocar en una placa con antiadherente, aplastar un poquito en el centro y hornear a 185° por 25 minutos. Agregar 5 gramos de mermelada light en cada galletita.

7- Pan casero. Existen muchas recetas de cómo hacer pan casero, de hecho fue furor en la pandemia. Además es una forma de mantener a los niños entretenidos. Se necesita - 500 gramos de harina, 325 mililitros de agua templada, 15 gramos de levadura, 10 gramos de sal y 10 de azúcar y 45 mililitros de aceite de oliva.

Añadir el agua con la levadura, hasta lograr disolverla. Agregar de a poco la harina y el resto de los ingredientes. Cuando se obtiene la masa hacer un bollo y dejar reposar una media hora. Una vez que aumentó su tamaño, enviar al horno moderado por 45 minutos aproximadamente.

pan-casero-unsplash

8- Snaks. Esto es una de las cosas más fáciles de hacer. Se puede lograr con semillas como por ejemplo de zapallo o con verduras.

En el primer caso es necesario limpiar las semillas y secarlas. Si se utilizan vegetales como papas, batatas, zanahoria, coliflor, se deben cortar en rodajas finitas. Para ambas opciones se recomienda macerar con condimentos que sean de preferencia, puede ser pimienta, sal, curry, cúrcuma, pimentón dulce, y se pone aceite o rocío vegetal en una asadera para hacer al horno o bien en un sartén para realizarlas en hornallas.

En pocos minutos se obtienen unos snacks saludables y crocantes para las maratones de películas y series.

9- Calabaza rellena. Una forma de que los niños coman esta verdura es jugar a halloween. Se puede cortar la calabaza con forma de picos y mandar al horno con un chorro de aceite.

Mientras en un sartén preparar el relleno a gusto, puede ser únicamente de vegetales, con carne o incluso con soja texturizada. Cuando esté blanda la calabaza rellenar y colocar queso cremoso light por encima para gratinar. Por último, dibujar una carita con otros vegetales por encima al servir.

10- Postrecito de vainilla. En el caso de querer un postrecito, en vez de comprar en el supermercado esta opción es ideal. Fácil y económica. Solo se necesita 1 litro de leche de la variedad que se prefiera, 5 cucharadas de maicena, un chorro de edulcorante y 4 cucharadas de dulce de leche y esencia de vainilla.

Mezclar una taza de leche con maicena, llevar a fuego, agregar el resto de los ingredientes y revolver hasta que espese bien. Antes de que rompa en hervor retirar, servir en vasos y dejar enfriar. Se puede sumar algún topping por encima como confites.

[Tal vez pueda interesarte: Kimchi: conoce qué es y cómo preparar la comida coreana que es furor en el mundo]

¡Con estas recetas saludables para niños escritas podrás darle otra vuelta a las comidas de todos los días!

¡cuéntanos en los comentarios qué otra receta agregarías al listado!

Fuente: Vittal