• Cursos
  • Suscribete gratis a nuestro Newsletter

Alimentación

5 desayunos saludables para mañanas atareadas

Estas recetas te ayudarán a arrancar el día lleno de energía.

Lucila Benito

24/02/2015

Alimentación

5 desayunos saludables para mañanas atareadas

Estas recetas te ayudarán a arrancar el día lleno de energía.

Lucila Benito

El desayuno es la comida más importante, ya que de ella dependerá nuestro rendimiento durante el día. Decaimiento, mal humor, problemas de concentración y bajo rendimiento físico e intelectual son sólo algunas de las consecuencias de no romper el ayuno en que el cuerpo se mantiene durante la noche.

La agitada rutina diaria puede hacer que no dispongamos del tiempo suficiente como para proveernos una buena alimentación desde las primeras horas. Estas recetas te ayudarán a solucionar este problema para que puedas enfrentar cada día lleno de energía. Alternativamente, puedes probar algunos de estos batidos nutritivos.

Mezcla o licua una taza de yogur griego con frutas. Los plátanos y las bayas quedan muy bien. Luego, añade 1/2 taza de líquido.  Algunas opciones son leche, jugo o agua de coco.

Si consideras que no tendrás tiempo de hacer esto a la mañana, puedes prepararlo la noche anterior y dejarlo en el freezer.

Por la noche, mezcla 1/2 taza de leche (puedes usar alguna leche vegetal), 1/3 de taza de avena arrollada, 1/2 plátano pisado, 1/4 de taza de nueces picadas y una pizca de canela. Coloca la preparación en un recipiente con tapa y consérvala en la heladera. A la mañana siguiente, puedes calentarla o comerla fría.

Por la noche, cocina la quínoa de acuerdo con las instrucciones indicadas en el paquete. Sólo reemplaza el agua por alguna leche vegetal de tu preferencia (ej. leche de almendras). Condimenta con un poco de nuez moscada o canela, en vez de usar sal y pimienta. Conserva la quínoa cocida en la heladera. Por la mañana, agrega nueces, fresas, frambuesas, arándanos o cualquier otra fruta. 

Lava bien las manzanas. Si no te gusta la cáscara, puedes pelarlas. Quítales el centro y rebánalas para obtener finas rodajas. Únta cada una de ellas con mantequilla de almendras y rocíalas con almendras. Apílalas para formar torrecitas.

En un recipiente, coloca 2 tazas de leche de almendras, 1/2 taza de semillas de chia, 1/2 cucharadita de extracto de vainilla y 1 o 2 cucharadas de miel orgánica (u otro endulzante). Mezcla hasta que comience a espesar. Refrigera la preparación durante la noche. Al día siguiente, revuelve bien antes de comerla. Por encima, colócale las frutas que más te gusten. Algunas opciones son arándanos, duraznos o ciruelas. También puedes añadir almendras, nueces u otros frutos secos.


Otros

Ambiente

Ideas para reemplazar detergentes por productos más naturales

Tres recetas para elaborar nuestros propios jabones y detergentes de forma más natural.

Alimentación

Batido de melón y pepino para bajar de peso desintoxicando el cuerpo

La mejor forma de empezar tu día

Salud

Esta niña se recuperó del autismo al cambiar solamente su alimentación

Una madre argentina asegura que su hija superó el autismo cambiando su alimentación, y cuenta el proceso.

share