Alimentación

La cebolla cortada guardada de un día para otro podría ser venenosa. ¿Cómo puedes protegerte?

La cebolla cortada y guardada en el refrigerador es un imán de gérmenes y bacterias. Aprende cómo protegerte de sus efectos.

Waleska Bustos

Actualizada 23/11/2019

Alimentación

La cebolla cortada guardada de un día para otro podría ser venenosa. ¿Cómo puedes protegerte?

La cebolla cortada y guardada en el refrigerador es un imán de gérmenes y bacterias. Aprende cómo protegerte de sus efectos.

Waleska Bustos

La cebolla es uno de los alimentos esenciales de muchas cocinas alrededor del mundo, y con frecuencia nos sobra una mitad o una pequeña porción que no se utilizó.

¿Qué haces tú con esta parte de la cebolla que quedó sin usar? No la puedes dejar al aire libre porque se descompondrá rápidamente (sin mencionar el olor desagradable), así que probablemente la devolverás al cajón de las verduras y la terminarás de utilizar la próxima vez que la necesites, ¿cierto?

Si bien esta costumbre es muy común, también es muy equivocada. ¿Por qué? Porque la cebolla abierta es un imán para los gérmenes, absorbiendo todo lo que la rodea en el ambiente, lo que la hace nociva después de pasado cierto tiempo guardada.

[También podría interesarte: 6 trucos insólitos para limpiar tu hogar con... cebolla]

Fuente: Shutterstock

Entonces, ¿qué debemos hacer? Los expertos recomiendan tapar la cebolla o guardarla en una bolsa, en especial a temperaturas refrigerantes. Es decir, si usaste cebolla y te sobró la mitad debes conservarla individualmente en una pequeña bolsa (no de plástico) y guardarla en tu refrigerador.

Los expertos también advierten que, contrario a lo que pudieras creer, es mejor que la cebolla entera no se conserve en un refrigerador, sino en un lugar seco y ventilado alejado del sol, preferiblemente sin apilar y lejos de las papas, para evitar que se deterioren con su humedad. El rango ideal de temperatura es de 4 a 10°C.

Ya lo sabes, la próxima vez que te sobre cebolla, consérvala individualmente en refrigerador. Evita a toda costa que entre en contacto directo con las demás verduras y con el recipiente en sí mismo.

[También podría interesarte: Cómo plantar cebolla en tu propio hogar y 3 beneficios de consumirla]

Fuente:

MSN


Otros

Tendencias

Por qué no deberíamos usar secadores de mano en los baños públicos

Muchas veces utilizamos secador de manos cuando vamos a un baño público. Pero este experimento hará que te replantees si deberías seguir haciéndolo y lo que implica para tu salud.

Entretenimiento

Descubren una nueva especie de araña: ¿qué hacer si te muerde una?

Descubren en México un nuevo tipo de araña que puede ser peligrosa.

Entretenimiento

5 Pasos para devolver el blanco a tus sábanas y almohadas amarillentas y deja..

Descubre qué sencillo es devolver el color blanco a todas tus sábanas y almohadas usadas, y evitar que sigan llenas de gérmenes.

share