Alimentación

¿Cómo hacer una dieta para combatir los cálculos renales?

Aquellas personas con cálculos renales, tienen que seguir una dieta con ciertas limitaciones para evitar complicaciones en un futuro.

Cinthya Ortega

18/01/2021

¿Cómo hacer una dieta para combatir los cálculos renales?

Alimentación

¿Cómo hacer una dieta para combatir los cálculos renales?

Aquellas personas con cálculos renales, tienen que seguir una dieta con ciertas limitaciones para evitar complicaciones en un futuro.

Cinthya Ortega

¿Cómo hacer una dieta para combatir los cálculos renales?

Dependiendo del estilo de vida que lleve la persona, tendrá mayores probabilidades o no de sufrir cálculos renales. Y en caso de que ya se padezca este problema, será necesario llevar una alimentación determinada, que permita mejorar esta condición. Por lo tanto, el día de hoy hablaremos con más detalle sobre cómo hacer una dieta para combatir los cálculos renales.

Una dieta para las personas que sufren de cálculos renales, también conocida como litiasis renal, tiene que tener muchas proteínas y muy poca sal. Manteniendo una ingesta elevada de líquidos. Si Se desea comprobar que se está tomando la cantidad de agua apropiada, hay que prestarle atención al color que tiene la orina. Esta debe ser bastante clara, muy limpia y sin tener un olor fuerte.

Existen varias clases de cálculos renales dependiendo de la composición que tengan, y debido a esto el médico deberá hacer diversos exámenes para identificarlos. Puesto que de acuerdo con el resultado, los alimentos que tendrán que evitarse pueden variar. No obstante, generalmente las recomendaciones al realizar una dieta para los cálculos renales, suelen mantenerse iguales.

¿Cómo eliminar los cálculos renales?

cálculos renales

Reducir el consumo de oxalatos

En dado caso de que se haya tenido piedras de oxalato de calcio, lo más probable es que se deban disminuir ciertos alimentos, con el fin de disminuir los oxalatos alojados en la orina. Algunos de estos alientos son: Ruibarbo, salvado de trigo, espinacas, nueces, refrescos, mariscos, remolacha, café y frutos secos.

Evitar el consumo excesivo de esta clase de alimentos, es de gran ayuda para prevenir los casos de piedras conformadas por oxalato de calcio. Cada uno de los alimentos mencionados pueden ser consumidos pero de forma moderada. Una buena estrategia podría ser aplicar el método de doble cocción. El cual se basa en cocinar dos veces, aquellos alimentos que contengan grandes cantidades de oxalatos.

Otra de las técnicas que se pueden aplicar para el consumo de esta clase de alimentos, es combinarlos con otros productos que contengan mucho calcio. Esto se debe a que el calcio es un elemento con la capacidad de disminuir la absorción de los oxalatos en el intestino.

[También te puede interesar: Dieta para la diabetes: crea tu plan de alimentación saludable]

Disminuir el sodio

Las probabilidades de sufrir cálculos renales incrementan, cuando se consume una mayor cantidad de sodio. La mayoría de los alimentos empaquetados, enlatados, al igual que las comidas rápidas, contienen grandes cantidades de sodio. Pero esto también ocurre con los condimentos, las carnes y los aderezos.

Limitar el consumo de proteína animal

carne-vegetal

Consumir con mucha frecuencia proteínas animales, podría elevar significativamente las probabilidades de sufrir cálculos renales. Los especialistas normalmente recomiendan, colocar límites en el consumo de las proteínas provenientes de los animales, entre las que se incluyen:

- Todo tipo de carnes, sobre todo las vísceras animales.

- Huevos

- Quesos, y cualquier otro producto derivado de la leche.

- Pescados y también mariscos.

Pese a que será necesario limitar el consumo de esta clase de alimentos, no hay que olvidar que consumir las cantidades requeridas para obtener nutrientes necesarios. Considerando la posibilidad de sustituir ciertas de estas proteínas animales, por otros alimentos como las lentejas. Tanto los frijoles, como los guisantes y las lentejas, son alimentos de origen vegetal con un alto contenido de proteínas y muy bajas cantidades de oxalatos.

Otros productos que se deben evitar

Evidentemente se debe evitar la ingesta de bebidas alcohólicas en caso de sufrir de cálculos renales, ya que provocan que el cuerpo se deshidrate con más facilidad. Y esto es un efecto que solo incrementa el desarrollo de las piedras en los riñones.

Por otra parte, ingerir continuamente suplementos de calcio podría elevar las probabilidades de que aparezcan cálculos renales. Debido a esto es que deben ser consumidos bajo la supervisión de un profesional en nutrición. Especialmente cuando las piedras en los riñones están conformadas por oxalato de calcio.

Obtener más calcio de los alimentos

Normalmente se llega a pensar que el calcio es el componente que provoca la aparición de los cálculos renales, pero la verdad es que es todo lo contrario. Cuando el calcio se consume en las cantidades apropiadas, tiene la capacidad de impedir que los oxalatos provoquen cálculos. Es aconsejable que el calcio que se consuma provenga más que todo de los vegetales, como por ejemplo los jugos de frutas y los cereales.

Tratar los cálculos de cistina

Tomar suficiente líquido durante el día, especialmente agua, es una de las mejores alternativas para mejorar el estilo de vida. Pero también ayuda a disminuir las probabilidades de sufrir cálculos en los riñones conformados por cistina. Se recomienda consultar con un médico, para saber la cantidad adecuada de líquido que se debe ingerir a diario.

Recomendaciones en una dieta para evitar los cálculos renales

Alimentos que deberías evitar porque dañan tus riñones sin que lo sepas

Cocinar con aceite de oliva

El aceite de oliva ofrece muchos beneficios que son bastante valiosos, pero en esta oportunidad destacamos la capacidad que tiene para la prevención de enfermedades. Especialmente para la prevención de las afecciones que afectan al corazón. Esto se debe al alto contenido de ácidos grasos que posee, contribuyendo a disminuir el colesterol malo. Mejorando así la circulación de la sangre y reduciendo la presión arterial. Ayudando así al fortalecimiento de los riñones.

Se ha podido observar que las poblaciones que consumen más aceite de oliva, tienen una menor probabilidad de sufrir de piedras en los riñones.

Beber más agua

Ingerir por lo menos dos litros de agua en el día, ayuda a diluir la orina y a disminuir las probabilidades de que se formen cálculos renales. Al comprar agua embotellada, se debe comprobar que cuente con una baja mineralización. Aparte de reducir los riesgos de la formación de los cálculos renales, tomar agua con unas gotas de jugo de limón, ayuda a mantener un pH alcalino.

Cuidar la ingesta de vegetales verdes

Para que se evite la formación de los cálculos renales, especialmente los que están conformados por oxalato de calcio, hay que reducir los alimentos que los contienen. Como ya se ha comentado, tanto las espinacas, el brócoli y las acelgas, se encuentran entre estos alimentos. Hervir estos vegetales es una excelente manera de disminuir la formación de piedras en los riñones, ya que los oxalatos quedan alojados en el agua de la cocción.

Caballa, atún o sardinas

Tanto la salud del corazón como la de los riñones, se encuentra estrechamente vinculada con la calidad y el tipo de grasas que se consume. Es debido a este motivo que, conviene incluir dentro de la dieta pescados azules como la caballa, el atún o las sardinas. Estos contienen grasas insaturadas, ayudando a disminuir los niveles del colesterol malo.

No obstante, es de gran importancia evitar excederse con estos pescados, ya que no es conveniente sobrepasarse con el consumo de proteínas animales. Lo recomendable es no sobrepasar los 150 gramos de carne, de huevos o de pescado.

Sustituir la sal por las especias

Una variedad de especias dentro de cuencos blancos

Disminuir la ingesta de sal en las comidas puede parecer un reto para algunas personas, pero con el uso de las especias esto es algo muy sencillo. Hay que recordar que no solo se trata de reducir la sal que se añade para condimentar las comidas, también se incluye la de los productos ultraprocesados o en conserva. Estos generalmente tienen niveles peligrosos de sodio entre sus componentes, y por eso es conveniente revisar las etiquetas con mucho detenimiento.

La falta del sabor en las comidas se puede compensar usando especias que se adapten a la receta que se desea preparar. Con el tiempo el paladar se irá ajustando y la salud mejorará significativamente.

Desayunar incluyendo limonada natural

Tomar una limonada fresca para el comienzo del día o incluso merendar con una deliciosa naranjada, es una de las mejores maneras de eliminar los cálculos renales. El ácido cítrico es un poderoso componente, que podría ser eficiente en la prevención de los cálculos renales. Sobre todo cuando los cálculos están conformados por oxalato de calcio.

Existen algunos estudios científicos que han determinado que, el ácido cítrico que contiene el limón disminuye la incidencia de piedras en los riñones. Sin embargo, a pesar de este beneficio, es importante evitar el consumo excesivo de vitamina C y el consumo de suplementos de la misma. Puesto que podría contribuir al desarrollo de las piedras en los riñones.

Escoger pavo o pollo antes que carne de res

Reducir el consumo de las proteínas animales, es una de las primeras medidas que se deben tomar para eliminar las piedras en los riñones. No quiere decir que se eliminen estos alimentos de la dieta, sino que se deben consumir de forma moderada. Prefiriendo siempre las carnes magras como la del pollo o la del pavo, antes que la carne de vaca.

Fuente:

niddk

tuasaude

sabervivirtv


Otros

Salud

Hambre emocional: ¿en qué consiste y cómo puedes evitarla?

Existen personas que comen sin tener hambre en lo más mínimo y con el pasar del tiempo, esto podría provocar serias consecuencias.

Alimentación

Guanábana, todo lo que tienes que saber sobre esta nutritiva fruta

Las frutas siempre son esenciales cuando se trata de llevar una alimentación balanceada y la guanábana aporta muchos nutrientes.

Ambiente

Eutrofización: por qué significa una amenaza para los cuerpos de agua

Uno de los problemas que amenazan la salud de los cuerpos de agua es la eutrofización, por eso se debe conocer con más detalle.

share