Alimentación

Conoce la dieta AIP, una forma de combatir enfermedades autoinmunes

Hay personas que sufren constantemente de inflamaciones, dolores o de otros problemas. Y para eso es bueno poner en práctica la dieta AIP.

Cinthya Ortega

Actualizada 27/10/2020

Alimentación

Conoce la dieta AIP, una forma de combatir enfermedades autoinmunes

Hay personas que sufren constantemente de inflamaciones, dolores o de otros problemas. Y para eso es bueno poner en práctica la dieta AIP.

Cinthya Ortega

En muchas ocasiones esta dieta recibe el nombre de protocolo autoinmune. Nada más por el nombre, es posible saber que la dieta AIP es una forma de combatir las enfermedades. Y es un modelo alimenticio que ha adquirido mucha popularidad para estos últimos años. Basándose en dejar de lado el consumo de algunos alimentos, por un tiempo específico. Con el objetivo de ver los cambios que ocurren en la salud de la persona.

Las enfermedades autoinmunes

enfermedades-autoinmunes-cuerpo-ataca-si-mismo

Se trata de un grupo de enfermedades que cada vez están más presentes en la vida de las personas. Sin embargo, es muy poca la gente que sufre alguna enfermedad autoinmune, que tiene presente que una dieta podría servir como tratamiento para su afección.

Mayormente, estas afecciones poseen un detonante en común, y es la incapacidad del cuerpo para reconocer entre un tejido sano y un agente externo invasor. El sistema inmunitario es el que se encarga de proteger al cuerpo de todos estos agentes invasivos. Pero cuando se padece una enfermedad autoinmune, ataca a los tejidos, las proteínas y a las células que pertenecen al mismo organismo.

Son muchas las enfermedades autoinmunes que existen, y atacan a cualquier clase de tejido dentro del cuerpo. Algunas de las afecciones más conocidas son la artritis, hipotiroidismo, esclerosis múltiple, psoriasis, lupus y la diabetes del tipo 1.

¿Qué ocasiona enfermedades autoinmunes?

6 enfermedades autoinmunes que causan problemas de peso

Problemas de genética y de entorno

La predisposición en la genética se encuentra entre los principales factores que ocasiona las enfermedades autoinmunes. Aunque también existe una variedad de factores de riesgo y situaciones, que determinan la aparición de estas afecciones o no.

Por otra parte, los hábitos que se llevan en la vida, también podrían desencadenar algunas de estas patologías. Debido a esto, cambiar el estilo de vida que se lleva, tal vez pueda evitar que enfermedades como estas se desarrollen, y los síntomas se vean reducidos significativamente.

Inmunoregulación

Hay dos elementos fundamentales con respecto a la autoinmunidad que se deben tener presente:

Infección por patógenos o alteración en la inmunoregulación: Frente a la presencia de los patógenos, el sistema inmunitario identifica parte de los aminoácidos que conforman dichos patógenos. Cuando no existe una correcta autorregulación, y se presenta un tejido parecido al del cuerpo, las defensas del cuerpo podrían atacarlo. Un procedimiento como este, podría ocasionar enfermedades autoinmunes.

Las alteraciones en la inmunoregulación podrían aparecer por los siguientes motivos:

Disbiosis intestinal y permeabilidad: Especialistas han sido capaces de comprobar que un intestino permeable y la disbiosis intestinal, podrían ocasionar estas afecciones autoinmunes. Los pequeños vellos que están dentro del intestino delgado, son los encargados de la absorción de los nutrientes. Pero cuando existe una permeabilidad intestinal, estos vellos están dañados o desgastados, debido a una mala alimentación o por muchos agentes tóxicos en el organismo. Afectando entonces la correcta absorción de nutrientes.

Otro de los factores que también sucede en enfermedades autoinmunes, es que el tejido del intestino queda totalmente descubierto, y algunas sustancias ingresan en el torrente sanguíneo. Siendo sustancias que no tienen que llegar hasta allí. Si estas circunstancias se prolongan por mucho tiempo, el cuerpo podría atacar a sus propias células.

Estrés: Situaciones de mucho estrés, provocan que el organismo esté en un constante estado de alerta. Al ser una situación que se mantiene por mucho tiempo, el sistema inmune se agotará, debido al trabajo excesivo. Cometiendo contantes errores al identificar patógenos o agentes invasores, y atacando al mismo cuerpo.

Por lo tanto, la predisposición a nivel genético no siempre es la causa de la presencia de estas enfermedades autoinmunes. Ya que tan solo dos terceras partes de las probabilidades, tienen que ver con factores ambientales.

Dieta AIP contra enfermedades autoinmune

La dieta AIP, también llamado protocolo autoinmune, se trata de un procedimiento curativo muy eficiente para tratar enfermedades que son autoinmunes. Puesto que su objetivo es mejorar o disminuir los síntomas de cada una de esas afecciones.

Loren Cordain fue el doctor que empezó a desarrollar este protocolo, y más adelante fue ahondado por la doctora Sarah Ballantyne. Dicho método deriva de la dieta conocida como paleo, basándose en hacer cambios en la alimentación y también dentro del estilo de vida. Para de esta manera ayudar a que el intestino y el sistema inmunológico sanen.

Cuando se abordan los factores que tienen que ver con el estilo de vida, y con los alimentos con mayor cantidad de nutrientes, se restaura la salud general. Permitiendo que se obtengas niveles de nutrientes óptimos, al igual que de elementos fundamentales que necesita el sistema inmune para sanar.

¿Qué objetivos tiene la dieta AIP?

Los objetivos fundamentales que tiene la dieta AIP son los siguientes:

- Mejorar y sanar el sistema inmunológico

- Disminuir las alteraciones intestinales

- Sanar el sistema digestivo

Alimentación que se debe seguir con la dieta AIP

Realizar la dieta AIP es muy fácil. Esta alimentación es muy densa con respecto a los nutrientes, y se enfoca en la eliminación de alimentos que inflamen el intestino. En otras palabras, el protocolo autoinmune se utiliza como un proceso temporal para eliminar algunos alimentos. Lo que le dará el tiempo necesario al sistema inmunitario para sanar y regenerarse.

Como sucede con cualquier otro método alimenticio que funcione como tratamiento, un profesional en nutrición siempre debe supervisar el progreso.

[También te puede interesar: Los 7 mejores alimentos para combatir virus y bacterias]

Fase 1 en la dieta AIP

La primera de las fases que conforman la dieta AIP, es donde tiene realizarse una eliminación de ciertos alimentos, al igual que de medicamentos. Los cuales probablemente se encuentren relacionados con inflamaciones intestinales, o con los desequilibrios de la microbiota. Para esto, se deben tener presente todos aquellos productos que provocan alergias o reacciones indeseadas.

Entre los productos que deben ser retirados de la dieta y los medicamentos que no deben ser ingeridos se encuentran:

- Frutos secos

- Cereales o granos de cualquier tipo.

- Huevos

- Legumbres

- Semillas

- Productos lácteos

- Vegetales solanáceos, como por ejemplo las papas, berenjenas, tomates o pimientos.

- Aditivos alimenticios

- Alcohol

- Productos ultraprocesados

- Azúcar refinada

- Tabaco

- Medicamentos antiinflamatorios que no sean esteroideos, como por ejemplo el ibuprofeno y el diclofenaco.

Es evidente que para sustituir todos estos productos, se deben incluir alimentos frescos y con muchos nutrientes. Sin olvidar incluir los alimentos que son fermentados, o aquellos que posean prebióticos. De igual manera, la dieta AIP se concentra en mejorar los hábitos del estilo de vida que se lleva. Realizando también actividades relajantes, ejercicios y llevando una mejor calidad en el sueño.

Generalmente esta es una fase que permanece hasta que el paciente observe una disminución de los síntomas. Habitualmente esto se demora hasta 90 días, pero hay personas que experimentan efectos positivos con solo tres semanas de la dieta AIP.

Fase 2 de la dieta AIP

También llamada fase de reintroducción, inicua en el momento que el sistema digestivo se encuentra lo suficientemente reforzado. Que es cuando los anticuerpos y los síntomas se han disminuido significativamente. Al percibir esta mejoría en las enfermedades, se van introduciendo los alimentos que fueron retirados. Uno por uno y de acuerdo a la tolerancia que tenga la persona.

La idea con esta fase de la dieta AIP, es identificar los alimentos específicos que desencadenan síntomas que forman parte de enfermedades autoinmunes. Sumado a esto, se pretende reincorporar todos aquellos alimentos que no generan síntomas. Con el fin de establecer una dieta completa y más variada para la persona.

Todo alimento debe ser introducido lentamente, siguiendo un lapso de aproximadamente 5 o 7 días, entre un alimento y otro. Siendo este el tiempo más apropiado para saber si los síntomas vuelven a aparecer.

Si el organismo es capaz de tolerar ciertos alimentos, estos seguirán formando parte de la dieta. El resto tienen que dejarse de lado, para evitar recaídas con la afección.

¿Qué se debe hacer para reincorporar los alimentos?

alimentos naturales

Reintroducir los alimentos para la dieta AIP no es algo tan simple, y para eso deben seguirse algunos pasos. Siguiendo esto, se deberá escoger el momento apropiado para incorporar dichos productos, evitando que ocasionen inflamaciones. Por lo tanto, después de haber pasado una noche de poco sueño o situaciones de estrés, será mejor postergar la dieta.

En caso de que exista la posibilidad, es mejor introducir alimentos que tengan pocas sustancias que detonen los síntomas. Ejemplo, al tratarse de los productos lácteos, es recomendable comenzar con aquellos que sean fermentados, entre estos el yogurt.

Los pasos para incorporar los alimentos son los siguientes:

- Escoger el alimento que se desea incorporar. Después de haberlo hecho, dicho alimento tiene que ser consumido varias veces en el día. Cuando ya se haya realizado esto, tiene que volver a suspenderse la ingesta de ese alimento en específico, por hasta 6 días.

- Consumir cantidades pequeñas del producto en cuestión. Es necesario dejar que transcurran por lo menos 15 minutos, para saber si se presenta alguna reacción.

- Ante la presencia de algún síntoma desfavorable, tendrá que finalizarse la prueba y el alimento tiene que ser evitado dentro de la dieta AIP. Al no ocurrir reacción alguna, la cantidad de alimento que se debe consumir tiene que ser más grande. Siempre observando los efectos que ocurren en las próximas 3 horas.

- Puede ocurrir que no se presenten síntomas cuando se consuma el alimento escogido en la dieta. Y para este caso es posible introducir el alimento en porciones normales. Luego tendrá que ser evitado por 6 días, con el objetivo de incluir otros alimentos.

- Teniendo esto presente, el procedimiento debe repetirse con todos los alimentos saludables retirados.

¿Cuáles alimentos están permitidos dentro de la dieta AIP?

Dips con vegetales alrededor

La dieta AIP ofrece mejores resultados si se respetan todas las recomendaciones, con respecto a los alimentos que están permitidos y los que no. Dentro de este punto, es fundamental tener en cuenta la amplia cantidad de restricciones. Generalmente se debe recibir asesoría de un especialista en nutrición, ya que así se evitan las deficiencias de nutrientes y se evitan otras enfermedades.

Alimentos que están permitidos

Vegetales en todas sus variedades, exceptuando las algas y las solanáceas.

Mariscos, al igual que pescados de muy buena calidad y que posean grandes cantidades de ácidos grasos.

Frutas frescas pero es cantidades moderadas.

Alimentos con probióticos y alimentos fermentados, como por ejemplo el kimchi o los encurtidos.

Hígado de res y carnes preferiblemente magras.

Aceite de coco, aguacate y de oliva.

Especias que no provengan de semillas, al igual que hierbas.

Endulzantes artificiales, como en el caso de la miel, pero en una cantidad moderada.

Té negro y té verde.

Desventajas que posee la dieta AIP

Como principal desventaja en la dieta AIP, se puede mencionar que es un modelo alimenticio excesivamente restrictivo. En especial cuando se trata de la fase de eliminación. Un factor como este es capaz de hacer que la dieta sea complicada de seguir, e incluso ser inapropiada para algunas personas.

Por otra parte, hay quienes podrían experimentar graves cuadros de ansiedad o también de aislamiento social, a causa de las restricciones alimenticias en la dieta. Si no se lleva una buena planificación, podría provocar deficiencias importantes en los nutrientes. Lo que a su vez ocasionaría la aparición de otras enfermedades.

Así mismo, no existe una garantía total de que la alimentación que se debe seguir con la dieta AIP, elimine por completo las inflamaciones y otros síntomas de las enfermedades. Pese a esto, son más los efectos positivos que se pueden obtener siguiendo el protocolo autoinmune.

Fuente:

Conasi

Mejor con salud

Soy como como


Otros

Alimentación

¿Las plantas sienten dolor? Un nuevo estudio podría tener la respuesta

Muchos son los mitos que existen acerca de la posibilidad de que las plantas sienten dolor. En este artículo, te aclaramos lo que necesitas saber.

Alimentación

Alimentos orgánicos: cuáles son sus beneficios para la salud

Cada vez es mayor la tendencia a consumir este tipo de alimentos. Pero ¿cuáles son las ventajas de su producción y consumo?

Ambiente

La destrucción de los bosques desencadenará más pandemias, advierten los científ

Mientras las cifras de daños a territorios boscosos levantan alertas, los especialistas señalan que esta situación debe frenarse cuanto antes.

share