Llega el verano y con él la preocupación de muchas personas por los kilos de más que se pudieron adquirir durante el año. Por eso, algunos comienzan a cuidarse con las comidas y otros, incluso, se proponen objetivos poco alcanzables, produciendo esto, hambre durante las dietas.

Este año, sobre todo, esta fue una situación bastante común en la sociedad, dado que por la pandemia y el encierro muchos encontraron un pasatiempo incursionando en la cocina y probando diversos platos. Esto, sumado a la desorganización, el saltearse comidas y el insomnio, colaboró con una mala alimentación.

Y, aunque no sea muy sensato, la mayoría de las personas se preocupan o notan esto cuando llega el verano y no en el resto del año. Y es que el usar menos ropa o incluso, el utilizar trajes de baño, puede incomodar a más de uno y hace que se pregunten cómo calmar el hambre para dejar de comer.

En principio cambiar el chip mental y el estereotipo que más de uno tiene en su cabeza es fundamental en estos casos. No hace falta tener un determinado peso si se está bien de salud y sobre todo, si uno se siente bien consigo mismo.

Hambre durante las dietas: mantener una alimentación equilibrada es la clave
Hambre durante las dietas: mantener una alimentación equilibrada es la clave

Por otro lado, lo importante siempre es llevar adelante una dieta equilibrada, con la que se le aporte al cuerpo los nutrientes necesarios y realizar ejercicio para mantener una buena salud. Pero para eso, lo primordial es acudir a un nutricionista o médico de cabecera para poder hacerlo de la manera correcta.

[También te puede interesar Bajar de peso: ¿qué hacer cuando no sabes por dónde empezar?]

Dieta para bajar de peso

Aunque muchos piensan en cómo quitar el hambre sin comer, o “engañar al estómago” con diversas bebidas para ingerir la menor cantidad de calorías posible, debe considerarse que esto es muy malo para la salud.

El cuerpo necesita nutrientes necesarios para tener energía y en caso de querer bajar de peso de forma abrupta no es la manera recomendada. Muchos creen que comiendo lo menos posible o incluso ingiriendo solo verdura se logrará rápidamente el objetivo buscado. Y tal vez sea así, pero más allá de los problemas de salud que esto puede implicar, lo más común es que ocurra el famoso “efecto rebote”.

Cuando se acostumbra al cuerpo a comer poco, el propio sistema lo que hace es absorber todos los nutrientes y grasas que se ingieren con el único alimento que se incorpore, ya que reserva energía para las horas que no recibirá comida. En cambio, al tener una rutina organizada, con las 4 comidas mínimas, se absorberá solo lo necesario, colaborando con la pérdida de peso.

Dieta keto

Lo mismo ocurre cuando se decide eliminar ciertos tipos de alimentos por completo de las dietas. Por ejemplo, esto suele pasar con los hidratos de carbono. Si bien cada caso es particular, en líneas generales, quitarlos va a hacer que cuando se lo vuelva a consumir produzca este efecto rebote y se aumente de peso o se retenga líquido.

Por eso, a la hora de querer cambiar la dieta o bajar algunos kilos, la mejor opción es acudir a un nutricionista que adapte la ingesta de alimentos a la cantidad y calidad que el propio cuerpo necesita, según el caso y el estilo de vida que lleve. Mantener una dieta rica en nutrientes y realizar todo de manera escalonada y equilibrada para que el esfuerzo valga la pena.

¿Qué comer cuando tienes hambre y estás a dieta?

Si bien existen dietas basadas en distintas combinaciones de alimentos, antes de hablar de ellos es necesario destacar algunos puntos importantes a la hora de llevar a cabo una alimentación en particular.

Primero, hay que considerar que los estados anímicos influyen a la hora de comer. A cada persona le afecta distinto pero a veces la ansiedad, el estrés o los nervios pueden provocar que se coma más de la cuenta. Por eso, se menciona una vez más lo fundamental de estar acompañado por médicos que ayuden a regular estas situaciones y acompañen a la persona en su proceso.

Asimismo, es sumamente importante organizarse. No sólo respetar cantidad de comidas y un cierto orden en los horarios, sino también con las compras y los alimentos que se tengan en el hogar. ¿Cuántas veces has pensando qué hacer cuando tienes hambre y no hay comida?

Por eso es clave, sobre todo si se cuenta con poco tiempo, hacer las compras de manera semanal o mensual, según la comodidad de cada uno, para contar siempre con los alimentos necesarios.

Al mismo tiempo mantener un orden en las alacenas ayudará. Si se tiene a mano los snacks o golosinas, lo más probable es que aparezca la tentación y se rompa la dieta.

Asimismo, otra de las preguntas comunes que seguramente te haya surgido es qué comer cuando tienes hambre por la noche. Durante el día es probable que te mantengas ocupado pero cuando te relajas la cabeza puede jugar una mala pasada.

Muchas personas plantean en los consultorios “estoy a dieta y tengo hambre por la noche” pero muchas veces no es más que ansiedad, por lo que se recomienda ocupar la mente, aplicar diversas técnicas recomendadas por nutricionistas o bien ingerir colaciones pautadas con el profesional que no afecten a la alimentación.

Más allá de las dietas existentes y los casos particulares, los alimentos más elegidos para una dieta balanceada son carne, cereales, frutas y verduras.

Hambre durante las dietas
Llevar una dieta balanceada es una de las claves.

¿Y tú que haces para combatir el hambre cuando haces dieta?