¿Quién no ha untado alguna vez un pan con mantequilla? Sin embargo, a medida que nos vamos informando más, y al mismo tiempo los años pasan y nuestros cuerpos comienzan a mostrar algunos síntomas de hábitos alimenticios que antes, tal vez, no nos generaban inconvenientes; vamos comprendiendo que algunas de esas cosas que nos gustan tanto no resultan tan convenientes.

Entonces pensamos en las alternativas. Ahí es donde aparece, en el caso de la mantequilla, la margarina. Entre ambas, la diferencia más grande es el origen de su grasa: en el primer caso es animal y, en el segundo, vegetal.

Si bien los lácteos son alimentos que pueden generar, de acuerdo a algunos especialistas, inflamación intestinal y problemas digestivos, no siempre lo vegetal es sinónimo de saludable. ¿En qué debemos reparar? En el proceso.

[También te puede interesar: Científicos de Yale descubren accidentalmente el secreto para comer grasa y no engordar]

[También te puede interesar:¿El queso es malo para la salud? Este médico norteamericano desató la polémica]

Para que la margarina pueda untarse y tenga ese estado en que la compramos, debe ser sometida un tratamiento industrial (“hidrogenación parcial”), a partir del cual la estructura de los ácidos grasos que contiene se transforman de insaturados a saturados (grasas trans), responsables de poder incrementar los niveles de colesterol.

Además, existen algunas margarinas que también contienen grasas de origen animal u otras de mala calidad, como aceite de palma o de soja.

Por otro lado, la margarina contiene, generalmente, aditivos como aromatizantes, emulsionantes o colorantes.

¿Qué elegir entonces?

  • Si vas a comer margarina, escoger la que sea 100% vegetal.
  • Consumir moderadamente mantequilla.
  • Al comprar productos para untar, asegúrate de leer la etiqueta nutricional y prestar atención a las grasas saturadas y grasas trans. Limita la cantidad.
  • Opta siempre por alternativas más saludables para acompañar tus panecillos como aceite de oliva, quesos vegetales, frutas u otras variantes.

Importante: Debe aclararse que Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Fuentes:

https://www.hola.com

https://blogs.elconfidencial.com