Obtener un adecuado equilibrio en las diversas funciones vitales, requiere de ciertas sustancias conocidas como vitaminas. Por eso, el día de hoy hablaremos con profundidad acerca de la vitamina K, para qué sirve, cuáles son sus funciones y alimentos donde encontrarla.

¿Qué es la Vitamina K?

vitamina k

Los seres humanos no tienen la capacidad para sintetizar la vitamina K, pero las bacterias y las plantas si pueden hacerlo. De manera oficial, la nomenclatura que corresponde a esta vitamina es. Principalmente existen dos estructuras principales que corresponden a la vitamina K, que los la vitamina K1 y la vitamina K2. Ambas cuentan con fuentes distintas de origen, y aparte de esto tienen actividades biológicas completamente diferentes.

Filoquinona es el nombre que se le da a la vitamina K1, desempeña un papel de gran importancia en la coagulación. Puesto que se trata de un cofactor fundamental para que se activen ciertas proteínas dentro del cuerpo que son clave. Fitonadiona también es vitamina K1, pero esta es una estructura sintética. Menaquinona es la vitamina K2, y se distribuye en diversas maneras. Partiendo de la MK-4 llamada menatretenona, hasta llegar a la MK-13.

Por otra parte, la filoquinona es de origen vegetal, pero las bacterias se encargan de sintetizar menaquinona. Dentro del organismo, todas estas variedades de la vitamina K poseen diversas potencias. Aunque la menaquinona es mucho más potente, comparada con la filoquinona.

Pese a que las bacterias intestinales del cuerpo humano tienen la capacidad de vitamina K, no suele presentarse en cantidades suficientes. Debido a esto, las personas necesitan adquirir las cantidades necesarias de esta vitamina a través de la alimentación.

Vitamina K dentro del organismo

Un dato bastante interesante es que la vitamina K1 tiene la capacidad de convertirse en vitamina K2, la cual se acumulará dentro de los tejidos extrahepáticos. Las estructuras más habituales de la vitamina K2 poseen el 60% de toda la actividad que tiene la vitamina K1. Suele variar mucho la biodisponibilidad de todas las estructuras de la vitamina K. Esto se debe a que depende de la cantidad de nutrientes que exista en el tubo digestivo.

Para absorber adecuadamente la vitamina K es necesario contar con la función pancreática y la función biliar intacta. Así como también se requiere de los mecanismos que se encargan de absorber las grasas. Dentro de la alimentación, esta es una vitamina que se encuentra vinculada a ciertas proteínas. Y la vitamina K después se libera de ellas a través de las enzimas pancreáticas dentro del intestino delgado.

Pasando después por un proceso de solubilización en micelas, debido a las sales biliares para de esta manera ser absorbida por todas las células del intestino. En las mujeres es recomendable un consumo máximo de 90 microgramos, 120 microgramos para los hombres y hasta 75 microgramos en niños.

También te puede interesar: Todo acerca de los beneficios de consumir vitamina B12

¿Para qué sirve esta vitamina?

vitamina k

A continuación mencionamos para qué sirve la vitamina K y las acciones que ejerce dentro del cuerpo:

Coagulación

Es indispensable esta sustancia para que las enzimas carbolixasas realicen todas sus actividades. Siendo necesaria para que se activen los factores de coagulación VII, IX, X, al igual que la protombina.

Activar proteínas

En este caso, se encarga de activar lo que son las proteínas S y C, las cuales son anticoagulantes que requieren de esa sustancia.

Revertir la anticoagulación

Así como funciona para ayudar en la coagulación, también puede revertirla o disminuirla. Reduciendo los efectos anticoagulantes generados por los dicumarínicos.

Metabolismo de la estructura ósea

La sustancia en cuestión también es un cofactor para ciertas proteínas que se encuentran involucradas dentro de la mineralización. Donde se incluye la proteína conocida como Gla matriz y la osteocalcina.

Quiere decir que permite que ocurra una carboxilación de la osteocalcina, promoviendo la transición de células inmaduras óseas precursoras a células óseas maduras. Pero además de estos limita la osteoclastogénesis. Siendo los osteoclastos unas células que reabsorben y remodelan el hueso.

Alimentos con mayor cantidad de vitamina K

vitamina k alimentos

Es común que los médicos recomienden el consumo de suplementos de vitamina K para mejorar ciertas funciones corporales. Sin embargo, existen alimentos con vitamina K que ofrecen buenas proporciones de esta sustancia.

Soja

Los beneficios de la soja no simplemente tienen que ver con su elevado contenido de vitamina K dentro de sus componentes. También es considerada una de las mejores fuentes de proteína de origen vegetal. Ayudando a disminuir el colesterol malo dentro de la sangre y ofreciendo protección contra el cáncer. Esto último se debe a la excelente combinación entre los minerales y las vitaminas que posee este alimento.

Hojas de nabo

El nabo cuenta con unas horas que poseen grandes cantidades de fitonutrientes, con beneficios de gran importancia para la salud. Pero también se encarga de mejorar las funciones antiinflamatorias, y tiene la capacidad de neutralizar determinadas encimas. Las cuales normalmente son las que extienden las células cancerígenas hacia otras partes del cuerpo.

Otra de las acciones que genera la vitamina K de las hojas del nabo, es la mejora del ciertas enfermedades como la anemia. Aunque también es beneficiosa para la salud de la piel y del cabello. Reduce el azúcar que se encuentra en la sangre y disminuye las posibilidades de sufrir osteoporosis, debido a que ayuda a absorber rápidamente el calcio en el organismo.

Jugo de zanahoria

De la misma forma que ocurre con cualquiera de las frutas y las verduras que poseen colores naranja. Este color que posee la zanahoria se debe a su elevado contenido de betacarotenos, siendo también una fuente indispensable de la vitamina A. Favoreciendo así la salud visual. Tomarse diariamente por los menos un vaso de jugo de zanahoria, sirve para mejorar el sistema inmunológico y la salud de la piel. Es recomendable este jugo se consuma en el desayuno.

Natto

Pertenece a los alimentos que son derivados de la soja, obtenido de su fermentación. No solamente es un alimento delicioso, sino que también cuenta con muchos probióticos. Los japoneses suelen utilizarlo con frecuencia como un desayuno nutritivo.

Se requiere del consumo de prebióticos para mantener en buen estado la flora intestinal. Donde la vitamina K desempeña un papel de gran importancia para mejorar la salud de los huesos. Agregar un poco de nato a las preparaciones de pastas, a las ensaladas o a los sándwiches, es una buena idea. Aunque el nato puede ser consumido como una guarnición, para acompañar otros alimentos.

Brócoli

Brócoli: uno de los vegetales que genera más flatulencias

Normalmente los niños no son amantes del brócoli, pero la verdad es que su consumo ofrece múltiples efectos beneficiosos. Aparte de contar con una buena cantidad de vitamina K, posee vitamina C, que es imprescindible para mejorar las funciones del sistema inmunitario. Así mismo, consumir brócoli podría disminuir los radicales libres en el cuerpo. Eliminando también las toxinas, al mismo tiempo que protege la piel y el corazón.

Hojas de berza

Media taza de hojas de berza cocidas contienen hasta 530 microgramos de vitamina K. No obstante, es una excelente fuente de minerales y de fibra. Los antioxidantes que posee, se encargan de inhibir la producción del colesterol malo. Sin dejar de lado sus potentes efectos antiinflamatorios. La mejor manera de consumir estas hojas y aprovechar la vitamina K es rehogada en aceite de oliva, con un poco de ajo para que ayude a resaltar su sabor.

Aceite de soja

Este es otro de los productos que provienen de la soja, que además posee muchos ácidos grasos omega 6 y vitamina K. Sirve no solo como un aderezo para las ensaladas, sino que también es un buen aceite para cocinar. Utilizar este producto ayuda a disminuir la cantidad de colesterol malo, mientras protege al cerebro de la presencia del Alzheimer.

También mantiene el equilibrio en el consumo de las grasas, sobre todo si se acompaña de otros alimentos ricos en omega 3 como en el caso de las nueces o del salmón.

Jugo de granada

Aparte de ser un alimento que posee altas concentraciones de antioxidantes, que funcionan para combatir los radicales libres, también posee vitamina K. Ayuda a disminuir las inflamaciones, y un juego como este suele estar indicado para la prevención de las enfermedades crónicas. Así mismo, ofrece protección contra las enfermedades del corazón mejora la digestión y proporciona buenas cantidades de vitamina C. Evitar el consumo de jugo de granada con azúcar añadida.

Calabaza en conserva

Posee buenas cantidades de fibra, de vitamina C, vitamina A y vitamina K, que ayudan a proteger el sistema inmunológico. Se puede consumir la calabaza en conserva con un poco de yogur, acompañándola con avena, para rellenar las crepes, entre otras cosas.

Fuente:

ecoceutics

runnersworld

neolifeclinic