El principal desecho del consumo de tabaco son las colillas. Estas últimas tienen efectos colaterales en el medioambiente. Se deduce así que los cigarrillos no solo son perjudiciales para la salud, sino también para la naturaleza.

La presencia de colillas no es otra cosa de contaminación

Una imagen se ha viralizado en la web: un ave que alimenta a su cría con una colilla de cigarrillo. Y es que no solo los pájaros picotean estos desechos, sino que también son consumidos por peces y muchos otros seres vivos.

Igualmente, en las localidades citadinas abunda esta basura de cigarrillos. Definitivamente, las colillas de cigarrillos son un mal para el ambiente y la ciudad. Por eso, se han planteado medidas para frenar esta situación.

En el caso de Argentina, se ha optado por una solución legal. Se trata de una orden impuesta en el Régimen de Faltas de la Ciudad. La penalidad por arrojar colillas de cigarrilos implica fuertes multas para los habitantes de la región porteña.

También te puede interesar: ¿cuánto contaminan las colillas de cigarrillos?

Lanzar colillas en calles de Buenos Aires será penalizado con hasta 15.000 pesos

Además de una sanción monetaria, también se impondrán trabajos comunitarios. A esto se añade la obligación de asistir a cursos sobre conciencia ambiental. Todo estos con voluntad de mejorar el ambiente de la ciudad capital de Argentina.

Se trata de una normativa muy completa. De hecho, establece que los locales nocturnos deben buscar medidas para evitar que los desechos del cigarrillo caigan en vía pública. Esta misma labor corresponde a quienes organizan eventos públicos.

Finalmente, se establece que las autoridades deben fomentar programas de concientización. La idea es que las personas puedan entender la gravedad de estos desperdicios. Sobre todo, porque son una basura muy cotidiana en la ciudad.

¿Qué tan fuerte es la suciedad por estas colillas? Pues, la asociación civil Eco House ha mostrado una estadística: en apenas dos horas, se recolectaron 10.000 filtros en las calles y avenidas de Microcentro. ¡Un solo sector de Buenos Aires!

Un problema que las autoridades argentinas han decidido atender

Estos desechos de los fumadores son elaborados con celulosa, la cual es derivada del petróleo. Se trata de una basura muy presente en escenarios urbanos. De hecho, entre el 30% y 40% de la basura urbana mundial son filtros de nicotina.

Lo cierto es que la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires acaba de dar un excelente ejemplo. Vale decirse que esta ley ha sido autoría del diputado Sergio Abrevaya, quien ha gozado de bastante apoyo para aprobarla.

También te puede interesar: No es plástico ni son peces; esto también termina en los océanos y les hace mucho daño

¿Se puede pautar una ley similar en otras ciudades? Claro que es factible. Sería una excelente manera de controlar estos desperdicios. ¡Buenos Aires ha dado un paso adelante al respecto!

Fuente:

Infobae

Neoenergia