En las primeras horas del miércoles 19 de agosto nació un gorila, cuya especie se encuentra en peligro crítico de extinción, en el Zoológico de Bristol. Su madre de nueve años Kala y el padre Jock se encuentran muy felices de recibir a su cría que por varios meses esperaban.

Los cuidadores estaban llenos de alegría al entrar en la casa de los gorilas en la mañana del jueves 20 de agosto. Fueron recibidos con la feliz escena de la orgullosa madre Kala acunando a su pequeño bebé en sus brazos.

[También te puede interesar: Animales en serio peligro de extinción]

Esperanza después de una pérdida

Todos estaban muy dichosos porque la gran noticia deja atrás la tristeza que vivieron el año pasado. La cual dejo afectada a la madre gorila, quien después de un embarazo complicado y una cesaría difícil perdió a su cría. Esta vez, estaban en ascuas durante todo el tiempo que llevo la preñez del kala y por suerte, tuvo un parto natural.

Lynsey Bugg, líder de los cuidadores de mamíferos del zoológico de Bristol dijo: “Estamos todos emocionados. Hay algo muy especial en ver a un gorila bebé recién nacido, es una especie tan icónica y carismática”.

Bugg agregó: “Kala está muy atenta y cuidando bien a su bebé. Es muy temprano, pero somos cautelosamente optimistas. Los primeros signos son buenos y el bebé parece tener un buen tamaño y se ve fuerte”.

Aunque no se ha anunciado el sexo del joven y todavía no han dicho cuál es su nombre. Se sabe que afortunadamente tanto la madre como el bebé están bien y recibiendo todos los cuidados necesarios para ambos.

La historia del recién llegado apenas comienza

Nace un gorila en peligro de extinción en Zoológico de Bristol
Gorilas adultos de las tierras bajas de occidente

Este pequeño y dulce paquete de alegría tiene un papel muy especial que desempeñar, al unirse a la tropa de seis gorilas del zoológico. Como parte de un programa de reproducción para ayudar a proteger el futuro de los gorilas de las tierras bajas occidentales. Ya que se encuentran en extremo peligro de extinción por la caza indiscriminada que acaba con más de la mitad cada año.

Según las estadísticas de WWF, problemas como la caza furtiva y las enfermedades han provocado una disminución del 60% en los números en los últimos 20 a 25 años. Un gran número de gorilas desaparecen a causa del comercio de carne de animales silvestres. El cual es un terrible negocio que sigue prosperando en pueblos y ciudades.

Pero incluso si se eliminaran esas amenazas, se espera que la población necesite unos 75 años para recuperarse.

Ahora la cría recién llegada tiene que crecer sana para desarrollarse como un adulto fuerte. De esta manera podrá afrontar las dificultades que pueda vivir en el momento de ser liberado. Sus cuidadores harán todo lo posible por ayudarlo a prosperar para que pueda reproducirse y evitar que su especie desaparezca para siempre.

Pero de momento sus cuidadores procuran darle una gran bienvenida al mundo para este hermoso bebé que llena de esperanza a la familia del zoo.

¿Qué te ha parecido esta esperanzadora noticia?