Ambiente

Los océanos están en peligro: ¿qué podemos hacer para salvarlos?

Los océanos son una parte vital de nuestro planeta y por eso te comentamos lo afectados que están y las medidas que se ponen en práctica para salvarlos.

Cinthya Ortega

15/06/2020

Ambiente

Los océanos están en peligro: ¿qué podemos hacer para salvarlos?

Los océanos son una parte vital de nuestro planeta y por eso te comentamos lo afectados que están y las medidas que se ponen en práctica para salvarlos.

Cinthya Ortega

Cuando se piensa en todo lo que afecta a la salud pública, lo más probable es que no se tomen en cuenta a los océanos, y la verdad es que su bienestar se encuentra estrechamente vinculado a la salud de las personas.

Uno de los datos más asombrosos es que algunos de los organismos que fueron descubiertos a grandes profundidades oceánicas son utilizados para ayudar a detectar el coronavirus, lo que podría tomarse como una posible solución a este problema tan grande que afecta gravemente a la humanidad.

Nada más por este motivo, es que se debe celebrar el día mundial de los océanos, como se hace cada 8 de junio. Hacerlo permite recordarles a todos el papel fundamental que desempeñan para nuestra vida diaria.

[También te puede interesar: Día de los Océanos: nuestros cuerpos de agua son nuestro futuro]

Los océanos son importantes

Los océanos de todo el planeta, su composición química, sus corrientes, temperatura y la vida que habita en ellos, son el sustento de todos los sistemas en el mundo que permiten que la tierra se convierta en un sitio habitable para todo ser humano. La manera en que se gestiona un recurso tan vital como este, es un factor indispensable para las personas y también para neutralizar los efectos que generan los cambios en el clima.

Los océanos abarcan un 75% de toda la superficie del planeta y al mismo tiempo representan un 99%, de todo el espacio vital. Solo han sido identificadas unas 200.000 especies en los océanos, pero las verdaderas cifras podrían ser millones. Un 30% del dióxido de carbono que los humanos producen, es absorbido por los océanos, lo que permite amortiguar una buena parte del impacto que ejerce el calentamiento global.

Y una cantidad superior a los 3000 millones de personas, necesitan de la biodiversidad costera y marina para obtener un sustento. Por lo tanto, todos estos factores indican que sin los océanos no existiría ni la mitad de la vida en la tierra, y por eso debemos preocuparnos más por protegerlos.

¿Qué tan afectados están los océanos?

Océano contaminado

El diagnóstico más reciente acerca de la salud de nuestro planeta ha arrojado datos muy alarmantes. La mayoría de los ecosistemas se deterioran muy rápido, y tanto así que aproximadamente 1 millón de plantas y especies están en grave peligro de extinción, datos que provienen del informe perteneciente a la Plataforma Intergubernamental de la Ciencia y Política sobre la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicos, también conocida como IPBES.

Extinción de especies marinas

De acuerdo con el mencionado informe perteneciente a IPBES, las prácticas de pesca industrial abarcan aproximadamente un 5% de todo el espacio marítimo, y América Latina representa uno de los principales sitios del mundo en que se concentran estas actividades, sobre todo en las costas de Perú y de Chile.

El inconveniente es que, tan solo en el año 2015 un 33% de los peces en el mar habían sido capturados en cantidades excesivas, lo que se traduce en una cantidad que supera lo máximo que está permitido para asegurar la proliferación de peces.

La disminución en las poblaciones de peces no es el único inconveniente, también está ocurriendo un cambio en la reproducción de ciertas especies, donde algunos peces se reproducen cuando son muy pequeños y no cuentan con la energía necesaria para realizar el proceso adecuadamente.

La pesca no reglamentaria, ilegal o no declarada, se concentra más que todo en el Océano Atlántico y en el Océano Pacífico, lo que representa una tercera parte de toda la captura que es declarada a nivel mundial, que son aproximadamente 26 millones de toneladas de peces al año, tomando en cuenta la información obtenida por la FAO en el año 2016.

A pesar de que no es posible por el momento determinar la cantidad exacta de especies que existen en todo el mar, y por tal motivo tampoco se conoce cuál es la cantidad específica de especies amenazadas, si se sabe con certeza que aproximadamente un tercio de todos los mamíferos marinos están en peligro de extinción y hay casos que son bastante críticos, tomando en cuenta la información que se encuentra dentro de la lista roja perteneciente a la Unión Internacional de la Conservación de la Naturaleza.

Los corales mueren

blanqueo arrecifes corales

Junto a la captura masiva de las especies, hay otros impactos que están generando daños importantes no solo para sus poblaciones, sino también para sus hábitats.

Un ejemplo bastante dramático con respecto a la perdida de los hábitats ocurre en los arrecifes, que se encuentran formados por enormes extensiones de corales, donde en 150 años se disminuyeron a la mitad. Esta reducción se incrementó de manera dramática en tan solo las últimas tres décadas, a causa de las altas temperaturas en el agua y a la acidificación de los océanos.

[También te puede interesar: "En busca del coral" exhibe la fragilidad que se esconde bajo el agua]

Partiendo del año 1980, la emisión de gases contaminantes se duplicó incrementando la temperatura global en más de 0,7 °C. Con respecto a la acidificación, especialistas explican que el mar está generando más ácido carbónico, lo que crea un desbalance en el pH natural del agua. Cuando el CO2 acumulado en la atmósfera, establece contacto con el agua del mar, se genera ácido carbónico.

Los arrecifes representan uno de los ecosistemas con mayor productividad en el mundo, y por eso el deterioro y la muerte de los corales es algo tan importante. En los arrecifes de coral, vive una gran cantidad de diversidad marina, convirtiéndose así en grandes proveedores de alimentos para el consumo humano. Pero además de eso, es un hábitat de gran importancia para las especies que permiten obtener materia prima para productos farmacéuticos.

Los resultados obtenidos alertan que, de seguir aumentando el nivel de la intervención humana en estos ecosistemas, los corales en los arrecifes continuarán muriendo. Si la temperatura en los mares se incrementa en 2 °C, solamente podría sobrevivir un 1% de todos los arrecifes.

Vida submarina: un objetivo para el desarrollo sostenible

tortugas peces

Como ya hemos mencionado, los océanos están gravemente afectados por todas las actividades que desempeña el ser humano, por la contaminación, la acumulación del dióxido de carbono en la atmósfera, los cambios climáticos y demás factores. Pero debido a este problema, muchos países del mundo han centrado su atención y esfuerzo para establecer medidas, que permitan reducir cada uno de estos factores y tratar de recuperar la salud de los océanos.

Los Objetivos para el Desarrollo Sostenible han generado un marco para proteger y al mismo tiempo ordenar de forma sostenible los ecosistemas costeros y marinos que han sido contaminados, al igual que para afrontar el impacto que ha provocado la acidificación en los océanos.

Usar de forma sostenible los recursos oceánicos y mejorar su conservación mediante el derecho a nivel internacional, será de gran ayuda para aminorar ciertos retos que deben enfrentar los océanos.

Innovación para tener océanos sostenibles

Conforme los desafíos se van incrementando para los océanos, también se incrementa la necesidad de soluciones que sean innovadoras mediante las personas que las puedan impulsar.

La innovación es clave para obtener un océano sostenible. Relacionar la innovación con introducir nuevos métodos, productos o ideas, se trata de un término bastante dinámico y especialmente lleno de esperanza.

La temática de es relevante para el periodo previo al Decenio de las Naciones Unidas en Ciencias del Océano para un Desarrollo Sostenible, el cual será ejecutado a partir del año 2021 hasta el 2030. Este Decenio será una manera de fortalecer la cooperación a nivel internacional para el desarrollo de investigaciones científicas y de tecnologías innovadoras, que tengan la capacidad de conectar la ciencia oceánica con todo lo que necesita la sociedad.

Cambios para mejorar la salud de los océanos

11-años-movimiento-limpiar-oceanos

El ser humano ha contaminado y en ciertos casos destruido un recurso tan valioso como este. Se sabe que hay que actuar lo más pronto posible y cada uno de nosotros puede marcar la diferencia, sin importar cuan pequeña sea la contribución.

Evitar las botellas desechables

Todos los días, millones de personas compran agua embotellada en las tiendas y los envases son desechados al instante.

Teniendo presente que el reciclaje a nivel mundial es tan solo de un 25%, el resto de los desechos terminan en las costas y océanos, donde la mayoría de estos son botellas de plástico que fueron usadas solo una vez. Una sola botella de plástico puede demorarse unos 450 años para degradarse, por lo que el daño que se produce es bastante grave. Es allí donde hay que pensar muy bien antes de comprar agua embotellada o cualquier producto que venga en un envase plástico.

[También te puede interesar: 9 datos sobre la contaminación por plásticos en los océanos]

Evita tirar colillas de cigarrillos en las calles

Se sabe muy bien que el cigarrillo es nocivo para la salud de las personas, pero también es muy dañino para la salud de los océanos. Todos los años, 4.5 millones en colillas de cigarrillos son desechadas. De la misma forma que sucede con las botellas de plástico, una buena parte de esta cantidad termina en los océanos y las costas. Las colillas contienen muchos químicos perjudiciales para los peces. Cuando fumes, lo ideal es tirar la colilla en el basurero y no en las calles.

Reducir la emisiones de carbono

Como se ha comentado, se está presentando un grave problema de acidificación en los océanos y por eso es necesario disminuir la emisión de CO2 en todo el mundo.

Para contribuir con esta tarea, lo ideal es usar más el transporte público o bicicletas para disminuir un consumo general en la energía, al evitar usar los automóviles. También es se debería implementar el uso de las energías verdes, como en el caso de la eólica y la energía solar, y tomar mejores decisiones con respecto a lo que se compra y lo que se consume.

Organizar limpiezas en las playas

Es bastante sencillo comprobar que hay contaminación en el océano cuando se visita alguna playa, ya que siempre encontrarás residuos plásticos y otros desechos. Una manera de hacer que las playas estén más limpias, es organizar limpiezas en grupo, pero es necesario asegurarse de que todos esos materiales no terminen de nuevo en el océano.

Ser un consumidor informado

Muchos elementos como en el caso de los microplásticos que provienen de las pastas dentales, ropa y ciertos jabones, terminan en los océanos a través del agua sucia. Debido al tamaño tan pequeño de estos residuos, es muy complicado recuperarlos. Se ha estimado que 51 millones de partículas de estos microplásticos, ya está inmersos en los océanos. No solamente se encuentran en peligro los animales a causa de este factor, también lo están los seres humanos que ingieren esta clase de desechos al comer un pescado.

Al comprar los productos para la higiene personal, es necesario evitar todos aquellos que contengan estos microplásticos. Es posible evitarlos si se lee con detenimiento los ingredientes que se describen en las etiquetas de dichos productos. Cuando contienen polimetil metacrilato, tereftalato de polietileno o polietileno, son productos que no se deben comprar.

Estas son solo unas pocas de las muchas medidas que todos por individual podemos aplicar para combatir la contaminación de los océanos y también para salvar a las especies de animales marinos que se encuentran en peligro. Está en nosotros hacer la diferencia para salvar nuestros océanos.

Fuentes:

ONU

Mongabay

ONU Desarrollo


Otros

Tendencias

Por el planeta: un nadador británico atravesó un lago en la Antártida

El embajador del océano de la ONU, Lewis Gordon Pugh, realizó una “travesía simbólica” por un lago supraglaciar antártico para demostrar la urgencia de actuar contra el cambio climático.

Ambiente

Kiribati: el país que podría desaparecer en menos de 15 años

Las islas que conforman el archipiélago de Kiribati están en peligro de desaparecer como consecuencia de la subida del nivel del mar por el cambio climático.

Ambiente

¿Sabes en qué parte del mundo se produce más plástico?

Más de la mitad de la contaminación plástica en nuestros océanos proviene solo de cinco países, cuatro de los cuales son del Sudeste Asiático.

share