Estamos inmersos en la doble crisis del clima y de la biodiversidad, que ha puesto a más de un millón de especies en peligro de extinción, y que también afecta negativamente a la salud humana. La pandemia actual tiene sus raíces en la pérdida de hábitat y el comercio ilegal de especies. Y como en el caso de las crisis climáticas y de la biodiversidad, la COVID -19 pone de relieve una vez más la necesidad y la posibilidad de que la humanidad tome conciencia de que estamos todos conectados y trabaje de forma unida y coordinada para dar una respuesta urgente.

Por eso, Aves Argentinas y BirdLife International junto a organizaciones de la sociedad civil de más de 100 países solicitan a las Naciones Unidas que reconozcan un nuevo derecho humano: el derecho a un medio ambiente natural sano.

Patricia Zurita, CEO de BirdLife International destaca: "La salud de nuestro planeta es nuestra salud. Si nuestro planeta está enfermo, nos enfermamos. Y ahora mismo, nuestro planeta nunca ha estado más enfermo. La supervivencia de la humanidad ya está amenazada por las crisis del clima y la biodiversidad, y esta pandemia nos ha llevado un paso más cerca del borde. Para transformar y salvar la sociedad, el punto de partida debe ser asegurar que todas las personas tengan la misma línea de base: garantizar a todos el derecho a un planeta sano".

niña dibuja planeta

“Se trata de un derecho fundamental que es crítico para nuestro planeta y para nuestra propia existencia. Los líderes políticos del mundo no pueden seguir eludiendo su responsabilidad sobre esta temática ya que cada vez son más las voces que reclaman por un medio ambiente equilibrado y sano”, resalta Hernán Casañas, Director Ejecutivo de Aves Argentinas, organización nacional miembro de BirdLife International.

Según la Organización Mundial de la Salud, "se estima que 12,6 millones de muertes cada año son atribuibles a entornos insalubres", como la contaminación del aire, el saneamiento inadecuado del agua y los impactos del cambio climático. El derecho a un medio ambiente natural sano es esencial para nuestra supervivencia.

La petición a la ONU implica:

- Votar para incluir el derecho a un medio ambiente natural sano en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en la Asamblea General de la ONU y como tema urgente en la Cumbre de la ONU sobre la Biodiversidad a mediados de septiembre de 2020.

- Incluir en última instancia el derecho a un medio ambiente natural sano en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. La firma de esta petición enviará un poderoso mensaje a las Naciones Unidas y a sus organismos pertinentes para que la ciudadanía de la Tierra exija que este nuevo derecho humano sea debatido y votado con urgencia.

La campaña #1Planet1Right estará en marcha hasta el 2023, cuando se espera que el derecho sea añadido a la Declaración Universal de los Derechos Humanos para marcar su 75 aniversario.

Haz clic para firmar la petición aquí