Algunosdicen que el dinero no compra la felicidad, sin embargo, algunos estudiosdemuestran que aunque no la compra, a veces tiene mucho que ver con el bienestar. Es que si nuestras finanzas personales están en crisis, eso puede desestabilizarnos. 

[Tambiénte puede interesar:
Losperros de Chernóbil: ¿Qué pasó con ellos y sus descendientes?] 

Los investigadores Elizabeth W. Dunn, Lara B. Aknin y Michael I. Nortonpublicaron el artículo: Gasto prosocial y felicidad: usar dinero parabeneficiar a otros gratifica. De esa investigación, se desprenden las características de las personas que usan "bien" el dinero.

esta investigación demuestra que la forma en que las personas gastan su dinero también es importante para su felicidad

La investigación

Aunqueuna gran cantidad de investigaciones han demostrado que las personas con másdinero son algo más felices que las personas con menos dinero, estainvestigación demuestra que la forma enque las personas gastan su dinero también es importante para su felicidad.

Enparticular, tanto estudios correlacionales como experimentales han demostradoque las personas que gastan dinero enotros informan más felicidad. Los beneficios de tal gasto prosocial surgenentre los adultos de todo el mundo, y el cálido resplandor de los dones sepuede detectar incluso en los niños pequeños.

Esmás probable que estos beneficios surjan cuando el dar satisface una o másnecesidades humanas básicas (relación, competencia y autonomía). Lasrecompensas del gasto prosocial son observables tanto en el cerebro como en elcuerpo y potencialmente pueden ser aprovechadas por las organizaciones y elgobierno.

Segúnvarias investigaciones, las personas que son inteligentes con el dinero:

  1. No participan en "la carrera de la rata": la situación en la cual los gastostienden a crecer al mismo ritmo que los ingresos.
  2. Saben que comprar cosas no incrementa la felicidad: En el estudio, Norton yDunn pidieron a los participantes que hicieran una lista de sus gastosmensuales. El resultado dio que la mayor parte de los gastos era destinada acosas, como equipos electrónicos, música, libros, etc.
  3. Gastan en experiencias: Lo que recomiendan los investigadores es comprarexperiencias y no preocuparse tanto por los bienes materiales.
  4. No piensan que podrían estar ganando más dinero: Las personas que decidengastar en experiencias dan un gran paso, pero además se preocupan de no pensaren que se podría estar trabajando ganando más dinero cuando están disfrutandode alguna de estas actividades.
  5. Pagan ahora y consumen más adelante: También los expertos aconsejan invertir lapremisa clásica de comprar ahora y pagar después por otra que sea pagar ahora yconsumir más adelante.
  6. Invierten en los demás: Hacer regalos produce más placer que comprarse cosaspara uno mismo. Invitar a alguien a comer, a un helado, a dar un paseo, daigual, lo importante es que el aumento de la interacción social es una de lasclaves para ser más feliz, por lo que invertir en otro te hace más feliz.