PeterRobson está postrado sobre una camilla del Hospital Ninewells de Dundee. Lequedan solo unas horas de vida antes de irse de este mundo, y rodeado de todossus familiares, decide hacer una última petición: despedirse de Shep, su adorable y fiel border collie

[Tambiénte puede interesar: Unestudio explica por qué amas a tu mascota como si fuera un hijo]

El perro border collie superó todas las estrictas normas de un hospital de Estados Unidos

Cumpliendo un último deseo

Eltransporte hasta el hospital era solo la parte fácil. Hacer entrar a Shep seríala difícil. Pero el border collie superótodas las estrictas normas de un hospital de Estados Unidos, con ayuda devarios funcionarios quienes velaron para que el encuentro se hicierarealidad en la sala de neumología donde estaba Robson.

[Lee también: 15 cosas que nunca deberías hacerle a tus animales ]

Esperandosu final, llegó un gran momento de felicidad para Peter Robson. Nadie en el cuarto podía contener laslágrimas y Shep no lograba contener los chillidos que le producían ver a su amoen ese estado. Robson le pasó sus brazos a su amigo canino y tuvo los últimosminutos a su lado que tanto deseaba.

Su historia

Robsonpadecía una fibrosis pulmonar, una enfermedad que hace que los tejidos de lospulmones se cicatricen, lo que los vuelve gruesos. Se le dificultaba respirar,padecía una tos seca y su sangre ya no recibía suficiente oxígeno. Similar alcáncer de pulmón.

AshleyStevens, nieta de Robson, grabó y tomóimágenes del conmovedor momento y agradeció a una de las enfermeras por hacerposible el último sueño de un paciente. “Cheryl White, la enfermera a cargodel pabellón 3, eres un ángel absoluto y todos estamos eternamente agradecidos.No tienes idea de lo que esto significaba para nuestro abuelo”, publicó en susredes sociales. 

Robsonle dio un beso a Shep con mucho esfuerzo y cuando su pedido se concretó pudodescansar en paz.