Desde posturas religiosas hasta meramentecientíficas, mucho se ha especulado sobre lo que ocurre en el cerebro humanoantes de morir. Poco a poco, los científicos parecen estar cada vez más cerca.  

[Tambiénte puede interesar:
Aquíestá la razón por la que puedes estar envejeciendo más rápido que tus amigos] 

Lo que se sabe


Restaurarla circulación es el objetivo principal en el tratamiento de emergencia de laisquemia cerebral. Sin embargo, unamejor comprensión de cómo responde el cerebro al agotamiento de la energíapodría ayudar a predecir el tiempo disponible para la reanimación hasta el dañoirreversible y el desarrollo avanzado de las intervenciones que prolonganeste lapso.

Lalesión masiva e irreversible de estas células se desarrolla en menos de diez minutos cuando cesa porcompleto la circulación, como por ejemplo, después de un paro cardíaco.Poco se ha estudiado sobre lo que se puede hacer con este tiempo.

La investigación se hizo con pacientes con lesión cerebral devastadora que dieron la orden de No Reanimar

La investigación

Unartículo publicado recientemente en Annalsof Neurology por investigadores de Alemania y Estados Unidos, tuvo comofinalidad investigar esto en el cerebro humano, realizaron grabaciones contiras de electrodo subdural (4 pacientes) y con matrices de electrodointraparenquimatosas (5 pacientes) en pacientescon lesión cerebral devastadora que dieron la orden de No Reanimar seguidapor extubación terminal. 

Resultados


Laretirada de las terapias para mantener la vida produjo una disminución en la presión parcial del oxígeno en el tejido cerebral(ptiO2) y la detención circulatoria. Silenciamiento de la actividadeléctrica espontánea desarrollada simultáneamente a través de conjuntos deelectrodos regionales en 8 pacientes. Este silenciamiento, denominado"depresión no diseminada", se desarrolló durante la fase de caídaabrupta de ptiO2.

Las despolarizaciones dedifusión terminal comenzaron a propagarse entre los electrodos 3.9minutos después del inicio de la caída final
en la perfusión y de 13 a 266segundos después de la depresión no dispersa.

Las despolarizaciones de difusión terminal comenzaron a propagarse entre los electrodos 3.9 minutos después del inicio de la caída final

Interpretación

Paralos investigadores que condujeron este estudio, los resultados proporcionan una visión fundamental de la neurobiologíade la muerte y tienen importantes implicaciones para los momentosisquémicos cerebrales sobrevivibles.