Entretenimiento

¿Puedes soportar el peso de tus pensamientos? Esta historia te ayudará a reflexionar al respecto

Cuando acumulas ciertos pensamientos y emociones, cargas una mochila que a veces tiene demasiado peso. ¿No lo crees?

Rocío Belén Suárez

26/09/2018

Entretenimiento

¿Puedes soportar el peso de tus pensamientos? Esta historia te ayudará a reflexionar al respecto

Cuando acumulas ciertos pensamientos y emociones, cargas una mochila que a veces tiene demasiado peso. ¿No lo crees?

Rocío Belén Suárez

Si te preguntaran si tus pensamientos y emociones tienen peso, ¿Qué dirías?

Quizá después de leer esta reflexión, empieces a entender que acumular ciertas emociones puede tener más impacto en tu vida de lo que pensabas.

[También te puede interesar: Esta enseñanza vendrá a tu cabeza cada vez que debas tomar un decisión importante]

Kuri era uno de los pocos habitantes de la pequeña región de Kamú. En invierno, los días se oscurecían temprano y los negros pensamientos de Kuri amanecían con el ocaso.

“No lo soporto más”, susurraba mientras emprendía el camino hacia el monasterio. Rencor, rabia, culpa e ira... Todos esos eran sentimientos que lo acompañaban desde hacía mucho tiempo, como inseparables compañeros de viaje. No podía deshacerse de ellos, y lo que es peor: los alimentaba todo el tiempo.

Pero Kuri, además, no se sentía bien con la vida que le había tocado. Entonces, le pidió ayuda al monje del monasterio.

-¿Qué te preocupa? -le preguntó el monje cuando Kuri le pidió ayuda.

-Últimamente me siento muy cansado. Pienso mucho, sobre todo en el pasado.

El monje no tardó en comprender lo que sucedía. Rebuscó en los cajones del escritorio y le tendió a Kuri una antigua pluma de tintero.

-¿Cuánto crees que pesa esta pluma?-le preguntó.

Kuri meditó por un momento.

-2 gramos -arriesgó.

Entonces el monje le pidió que, así como estaba con su brazo extendido, sostuviera la pluma un rato más, mientras él iba a buscar el libro que indicaba su peso exacto.

Le explicó que, a su vuelta, podría cambiar la respuesta si lo consideraba necesario. Kuri, aunque no comprendía qué le podría hacer cambiar de idea, no objetó frase alguna, simplemente movió la cabeza afirmativamente.

Después de cinco minutos, Kuri pensaba que mantendría su respuesta o, bueno, quizá añadiera un gramo más. Pasados veinte, el brazo le dolía considerablemente. El monje no regresaba.

Al final, pasó media hora hasta que el monje volvió a aparecer al lado de Kuri. Este estaba a punto de rendirse. “No puedo más”, susurraba.

El monje se sentó frente a él y, tras hacer un gesto para que descansara, le preguntó de nuevo:

-¿Cuánto crees que pesa esta pluma?

Kuri estaba confundido.

-Al principio, creí que no pesaba apenas. Unos tres gramos. Pasado un rato, su peso pareció triplicarse y, antes de que llegaras, se me antojaba como un trozo de plomo.

Entonces, el monje le dijo unas palabras que se convirtieron en una verdadera lección:

Querido Kuri, las emociones negativas son como esta pluma: si sólo las experimentas y las sueltas, no pesan prácticamente nada. En cambio, si las sostienes durante mucho tiempo, acabas por sentirlas como una losa sobre tu corazón.

Kuri lo comprendió y, de regreso a su hogar, el camino se le antojó mucho menos pesado que cuando había llegado.

Esta historia nos demuestra que, al final de cuentas, está en nuestras manos decidir cuánto pesan nuestras emociones.

Nosotros tenemos la capacidad de decidir: si alimentamos las emociones negativas, y las retenemos en nuestra mente y corazón, estas se convertirán en una gran mochila de la cual no nos podemos desprender.

En cambio, si aceptamos atravesar esas emociones y las dejamos ir, así tal como han llegado, podremos vivir una vida mucho más tranquila y liviana.

[También te puede interesar: Échame a los lobos y lideraré la manada: una reflexión que cambiará tu perspectiva ante la vida]

¿Qué opinas de esta historia?

Fuentes:

La Mente es Maravillosa


Otros

Tendencias

La historia de esta mujer sobreviviente a un ataque de ácido te tocará el alma

Esta mujer nunca se imaginó lo que le sucedería y creyó por un momento que su vida terminaría, pero el destino tenía otro plan para ella.

Entretenimiento

Una poderosa frase que al ser repetida potencia la mente

Si hay algo en nuestra vida que no nos gusta, tenemos el poder para cambiarlo. Puedes enfocarte cada día y repetir una y otra vez esta frase para lograrlo.

Entretenimiento

Hacen una reconstrucción exacta de nuestros personajes históricos favoritos y así se veían

Una serie de estudios revelaron el verdadero rostro de personajes históricos mundialmente conocidos y nos muestran que ¡no eran como creíamos!

share