Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Entretenimiento

¿Realmente usaban los médicos vibradores para tratar la histeria en las mujeres?

¿Qué pasaría si lo que te han contado no fuera exactamente así? La tecnología del orgasmo, la historia, los vibradores y la satisfacción sexual de las mujeres.

Entretenimiento

¿Realmente usaban los médicos vibradores para tratar la histeria en las mujeres?

¿Qué pasaría si lo que te han contado no fuera exactamente así? La tecnología del orgasmo, la historia, los vibradores y la satisfacción sexual de las mujeres.

Simona Ichariba

20/09/2018

La histeria femenina era una enfermedad diagnosticada en la medicina occidental hasta mediados del siglo XIX. En la era victoriana fue el diagnóstico habitual de un amplio abanico de síntomas, que incluían desfallecimientos, insomnio, retención de fluidos, pesadez abdominal, espasmos musculares, respiración entrecortada, irritabilidad, fuertes dolores de cabeza, pérdida de apetito y "tendencia a causar problemas".

Las pacientes diagnosticadas con histeria femenina debían recibir un tratamiento conocido como "masaje pélvico", estimulación manual de los genitales de la mujer por el doctor hasta llegar al orgasmo que, en el contexto de la época, se denominaba «paroxismo histérico», al considerar el deseo sexual reprimido de las mujeres una enfermedad.

Pero, ¿qué pasaría si lo que te han contado no fuera exactamente así?

La tecnología del orgasmo, la historia, los vibradores y la satisfacción sexual de las mujeres

Los médicos victorianos trataban rutinariamente a las pacientes de histeria estimulándolas hasta el orgasmo utilizando vibradores electromecánicos.

Según el médico británico Havelock Ellis, aproximadamente el 75% de las mujeres de la época sufría de "histeria".

[También te puede interesar: Toda la verdad sobre los orgasmos múltiples y cómo conseguirlos]

El vibrador fue una tecnología creada para ahorrar mano de obra que reemplazó la práctica médica bien establecida de masajear el clítoris para aliviar esta condición. No sólo evitaba que los doctores se cansaran, sino que era más efectivo pues producía en 5 minutos el resultado que manualmente tomaba una hora, y la reducción en el tiempo del tratamiento les permitía atender más pacientes y ganar más dinero.

Los médicos de entonces no percibían ni el vibrador ni el masaje manual como sexuales, porque ninguno de los dos métodos involucraba la penetración vaginal, aunque definitivamente lo eran, como comprendemos ahora.

La llegada de la electricidad a los hogares hizo del vibrador personal una realidad, después de que las mujeres de clase alta y media hubieran estado yendo al médico a aliviarse durante siglos. Finalmente, la Revolución Industrial otorgó a las mujeres el poder de correrse en la privacidad de sus casas (algo que te todos modos podían hacer con la masturbación convencional, pero que para muchas, debido a los tabúes de la época, no era posible). Según Rachel Maines, el vibrador eléctrico fue el quinto aparato eléctrico que se inventó para el hogar.

Sin embargo, aunque esto fue lo que se contó a través de los años, hay quienes creen que fue más bien una fantasía que una evidencia científica.

La historiadora especialista en sexualidad Hallie Lieberman contradice esa historia y afirma que no ha encontrado “ni una sola evidencia científica que refuerce la historia”. Lo único que ha encontrado es que esa información se ha replicado infinidad de veces (en prensa, pero también en obras académicas) sin que ningún experto haya arrojado alguna prueba real.

[También te puede interesar: Ésta es la razón médica de por qué algunas personas sienten tristeza luego del orgasmo]

Los juguetes sexuales han existido por al menos 30.000 años y a veces han sido vendidos como aparatos medicinales para propósitos supuestamente no sexuales, aclara Lieberman.

"Por ejemplo, a finales del siglo XVlll vendían dilatadores de recto como tratamiento para el estreñimiento, hemorroides y hasta asma... era uno de esos productos locos de curanderos".

Lieberman sugiere que las imágenes que se han difundido (y que en teoría probaban que los médicos proporcionaban orgasmos a las mujeres para tratar la histeria) no serían más que imágenes de la época de rutinarias pruebas ginecológicas.

"Si la vibración del clítoris hubiera sido una terapia médica estándar a finales del siglo XIX y principios del XX, uno esperaría encontrar evidencia histórica directa de la práctica, ya sea de proponentes o críticos", pues el mundo de la medicina era muy polémico en ese entonces.

¿Cuál crees que sea la verdadera historia?

Fuentes:

BBC

Playground


Otros

Tendencias

"Sé hombre, cubre a tus mujeres": la machista campaña marroquí

Se popularizó en las redes sociales hace un tiempo y sigue dando que hablar. ¿Es de hombre cubrir a las mujeres?

Salud

Toda la verdad sobre los orgasmos múltiples y cómo conseguirlos

¿Las personas capaces de alcanzar varios clímax seguidos son especiales o puede lograrlo cualquiera? Esto es lo que siempre quisiste saber de este arte amatorio.

Hogar

Ser manager del hogar, un trabajo invisible que realizan la mayoría de las mujeres

En el hogar, las mujeres cumplen doble rol: además de hacer sus tareas de la casa, se hacen responsables de que todo funcione. Es un trabajo invisible muy poco valorado.

share