La respiración es un mecanismo automático del cuerpo de casi todos los seres vivos. Evidentemente todos necesitamos respirar para sobrevivir, pero algo que muchos no saben o no aplican es que por medio de la respiración deliberada podemos traer profundos beneficios a nuestras mentes y cuerpos.

Existen muchos ejercicios de respiración, y entre estos ejercicios de control de la respiración se encuentra la técnica Ujjayi, que se aplica en distintas técnias de relajación de yoga y del taoísmo (creencia tradicional china).

La técnica consiste en controlar la respiración para incrementar, purificar y redistribuir la energía a lo largo de la estructura de la garganta. Cuando se lleva a cabo este ejercicio, la glotis produce un leve tono que genera un sonido suave en el ingreso y egreso del aire a través de la nariz. El sonido es a veces comparado con el de las olas del mar.

[También podría interesarte: Una técnica de respiración que te alegrará el día en pocos minutos]

mindfulness relajacion respiración

Algunos de los beneficios que tiene este ejercicio son: el incremento de la capacidad pulmonar y el mejoramiento del sistema respiratorio; mejoramiento de la frecuencia vibratoria; generación de calor interno que, al mismo tiempo ayuda a purificar el cuerpo y eliminar toxinas.

Finalmente, este ejercicio favorece la introspección y alivia el estrés.

Para llevar a cabo esta técnica de respiración, debes seguir los siguientes pasos:

  1. Elige una posición cómoda. La posición de tu preferencia en la que te sientas profundamente cómodo
  2. Acerca el mentón al pecho y trata de inhalar y exhalar de la manera más larga que te sea posible
  3. Al momento de exhalar, trata de darle un poco de tono a la glotis estrechando el canal de paso de aire, como si fueras a empañar un espejo. Mantén este sonido al inhalar
  4. Concéntrate en el sonido que se produce, tratando de emparejar la transición entre la inhalación y la exhalación
  5. Permanece de esta manera todo el tiempo que te parezca más cómodo

Por medio de esta técnica puedes darte un espacio durante tu día para relajarte profundamente y entrar en contacto con tu energía interior. Es un excelente ejercicio de mindfulness que no toma mucho tiempo y que puede ayudarte a alcanzar un mayor nivel de calma y relajación interna.

y tu, ¿Lo has intentado?

[También podría interesarte: 4 ejercicios simples para tener los pulmones más fuertes]


Fuente:
Green Vivant