Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Entretenimiento

Él es el fotógrafo que dejó su cámara para ser un héroe

Trabajaba como reportero en Siria pero sintió la necesidad de ayudar de otro modo. Su imagen es tan desgarradora que está recorriendo el mundo.

Entretenimiento

Él es el fotógrafo que dejó su cámara para ser un héroe

Trabajaba como reportero en Siria pero sintió la necesidad de ayudar de otro modo. Su imagen es tan desgarradora que está recorriendo el mundo.

Magdalena Guerrero

17/04/2017

La situación en Siria no da respiro, luego de haberse agravado cuando Estados Unidos decidió bombardear la base aérea de  Shayrat. Fue el primer ataque militar deliberado contra Siria por parte de la administracion de Donald Trump, y dejó como saldo 6 muertos.

El argumento fue que de allí partieron aviones responsables del "terrible ataque con armas químicas" — como se señaló desde Estados Unidos— en la localidad de Jan Sheijun. El ataque de Estados Unidos, además de terminar con la vida de 6 personas (aunque se cree que podrían ser más), provocó heridos y graves daños materiales. Por su parte, el presidente sirio, Bashar al Asad, ha negado haber utilizado armas químicas.

Luego de esos acontecimientos el mundo entero pidió paz, e incluso en Estados Unidos hubo manifestaciones pidiendo el cese de los ataques. Sin embargo las cosas no hicieron más que seguir empeorando.

Abd Alkader Habak deja su cámara para rescatar a un niño

El sábado un vehículo lleno de explosivos golpeó en las cercanías de Alepo a un convoy que trasladaba a personas evacuadas para llevarlas a un lugar seguro. Además, el lugar estaba lleno de niños, ya que justo otro vehículo se había acercado a repartir comida.

En ese ataque, que el régimen del Bashar al Asad atribuye a los rebeldes, que son apoyados por las fuerzas estadounidenses, fue negado por ellos. Pero mientras nadie se atribuía el ataque, más de 126 personas morían, entre ellas, 68 niños.

Fue en ese momento cuando el fotógrafo Abd Alkader Habak tomó una decisión. El periodista, que viajaba en el convoy para retratar la guerra, no dudó en soltar su cámara para intentar salvar a cuantos niños fuera posible. 

Abd Alkader Habak desconsolado rompe a llorar

El fotógrafo llevó a varios menores a un lugar seguro, y fue retratado por sus propios compañeros mientras corría con uno de los menores en brazos.

Luego, también fue retratado en una imagen desgarradora, cuando se arrojó al piso después de no poder salvar a otro de los niños, y desconsolado rompió a llorar.

Cada día en que la guerra continúe significa vidas inocentes que se terminan antes de tiempo como saldo de un conflicto en el que no han decidido participar.

Aunque parece que nada podamos hacer y que la guerra está lejos, cada uno de nosotros aún puede salir a la calle y exigir a los gobernantes de todo el mundo que tomen la decisión de terminar con la violencia. ¿Hasta cuándo toleraremos que quienes tienen poder sigan adelante esparciendo la muerte? Elijamos la paz. 


Otros

Entretenimiento

Así es ahora la vida de Omran, el niño sirio que se convirtió en un símbolo

Omran Daqneesh, el niño sirio cuya foto recorrió el mundo el año pasado, apareció junto a su familia en televisión y contaron cómo es la vida en Alepo ahora.

Ambiente

La historia del hombre que se enfrentó al mundo para salvar con sus manos la..

Lo llamaban loco pero el siguió adelante, y ahora los que lo criticaban le dan la razón.

Entretenimiento

Los refugiados tienen una nueva oportunidad en esta escuela de idiomas ¡en la..

Una iniciativa que promueve la integración de los refugiados a la sociedad que los recibe, aportando a ellas algo tan valioso como el idioma que conocen.

share