Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Alimentación

Tartines de ricota y espinaca

Un plato fácil de hacer para disfrutar y compartir.

Alimentación

Tartines de ricota y espinaca

Un plato fácil de hacer para disfrutar y compartir.

Magdalena Guerrero

27/01/2017

La espinaca es un alimento con un gran valor nutritivo: al igual que otros vegetales de hoja verde, aporta hierro, proteínas, calcio, vitamina C, A, potasio, fibra, yodo y zinc, entre muchos otros nutrientes.

Además, fortalece el sistema inmunológico, ayuda a prevenir la anemia y las enfermedades oculares; es recomendable para los que sufren de hipertensión y también para quienes se encuentran en las primeras etapas de embarazo o lactancia.

Por eso, incorporarla en las comidas de la semana es un hábito excelente para cuidar la salud. Aquí podrás aprender a preparar unos exquisitos hojaldres de espinaca y ricota (también puedes hacerlos con otro queso o con un reemplazo vegetal) que le gustarán a todos y que son muy fáciles de hacer.

hojaldre de espinaca

  • 2 placas de hojaldre rectangulares
  • 300 gr de espinacas frescas
  • 200 gr de ricota (puedes usar otro queso)
  • 1 huevo para pintar el hojaldre
  • 1 diente de ajo
  • 100 ml de nata líquida para cocinar
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

1. Pon a hervir las espinacas para preparar el relleno. Luego de un par de minutos, escúrrelas y pásalas a una sartén.

2. Saltea las espinacas con el ajo picado y un chorrito de aceite de oliva. Agrega la nata y deja reducir a fuego lento.

3. Deja reposar el relleno. Mientras tanto, toma las láminas de hojaldre y corta cada una en cuatro partes, obteniendo 8 rectángulos en total. También puedes hacer un solo hojaldre grande o, incluso, hacerlo redondo.

paso a paso hojaldre de espinaca

4. Reserva cuatro rectángulos para las bases, y a los otros realízales pequeños cortes intercalados para formar el enrejado (mira las imágenes).

5. Sobre cada base, coloca una generosa cantidad de espinacas y luego, una de ricota. Procura hacerlo bien en el centro para que no salga para afuera.

6. Pinta los bordes de las bases con huevo batido, y coloca las tapas. Con un tenedor, puedes apretar bien haciendo una especie de repulgue, para que queden bien cerradas.

7. Pinta con huevo por encima, y lleva al horno a 180°C, unos 20 minutos o hasta que estén dorados. Sirve bien caliente.

hojaldre salado receta

Otros

Alimentación

Pastel de queso japonés con solo tres ingredientes

Una receta extremadamente sencilla pero con un resultado muy especial.

Alimentación

Brownies de banana fáciles de hacer

Los brownies son uno de los postres favoritos de muchas personas, y por lo general se hacen de chocolate. ¿Pero por qué no probar una alternativa nueva?

Alimentación

Pan relleno de queso, ajo y perejil

Una receta para acompañar tus comidas tan fácil como deliciosa.

share