Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Salud

3 maneras en las que vivir en la ciudad afecta la salud mental

Una investigación explora la asociación entre la salud mental y el lugar donde vives, vinculando a la ciudad con ciertas enfermedades psicológicas.

Salud

3 maneras en las que vivir en la ciudad afecta la salud mental

Una investigación explora la asociación entre la salud mental y el lugar donde vives, vinculando a la ciudad con ciertas enfermedades psicológicas.

Micol Camporesi

11/07/2018

Para muchos residentes de áreas urbanas en todo el mundo, las ciudades representan la promesa de una vida gratificante que les permite cosechar los frutos del crecimiento económico, además de aprovechar los desarrollos en el transporte público y la innovación tecnológica.

Sin embargo, este progreso implica ciertos efectos secundarios. Los paisajes metropolitanos densamente poblados presentan desafíos psicológicos únicos, que no se encuentran en otros entornos. Esto puede derivar en tres afecciones comunes.

Esquizofrenia

Investigaciones sobre urbanicidad y salud mental demuestran que hay una serie de trastornos relacionados a la vida en la ciudad, incluidos aquellos con elementos psicóticos (por ejemplo, esquizofrenia) y elementos no psicóticos (por ejemplo, soledad y depresión).

La asociación entre la vida urbana y el riesgo de esquizofrenia se ha documentado en múltiples estudios, determinando que los mayores niveles de urbanicidad medidos en la población general se correlacionan con la incidencia de esquizofrenia. El riesgo de contraer esta enfermedad en el entorno urbano es 2,37 veces mayor que en el entorno rural. Además, estudios recientes han explorado la relación entre la exclusión social en entornos urbanos con los niveles de psicosis. La evidencia sugiere que factores como la fragmentación social y la privación pueden jugar roles directos o indirectos en estos trastornos.

Ansiedad

Luego de un análisis de desórdenes psiquiátricos en entornos rurales y urbanos en países desarrollados, se encontraron tasas más altas de trastornos del estado de ánimo y la ansiedad en áreas urbanizadas. Los científicos explican que la falta de relaciones sociales puede aumentar la ansiedad, y las posibilidades de enfermedad o muerte de un individuo se duplican para aquellos que están aislados de sus amistades y su familia.

Con un factor de riesgo similar al que contrae el fumar y la obesidad, la soledad (que a menudo desencadena el estrés) se ha relacionado con muchas enfermedades. En estudios realizados en ratones, se comprobó que la soledad aumenta el crecimiento de tumores cancerígenos. El aislamiento es tan poderoso que, durante un análisis clínico, el recordar momentos de ser rechazado o socialmente excluido a menudo llevó a los participantes a creer que la temperatura ambiente estaba más fría que lo que reportaron aquellos a quienes se les pidió recordar momentos felices con amigos.

Depresión

El aislamiento social es una epidemia creciente en las ciudades. En Estados Unidos, el porcentaje de adultos que dicen estar solos se ha duplicado del 20% al 40% desde la década de 1980. Por otro lado, según una encuesta realizada en el Reino Unido el 52% de los londinenses se sienten solos.

Las áreas metropolitanas a menudo se consideran centros de cultura y comercio llenos de gente que anhela un sentido de conexión. La realidad para muchos es que las ciudades proporcionan una abrumadora sensación de ansiedad, en parte impulsada por la densa multitud de extraños que las transitan. Una comparación intercultural de áreas rurales y urbanas en países desarrollados encontró que la vida urbana aumenta el riesgo de trastornos del estado de ánimo en un 39%, frente a un 0% en zonas rurales.

En conjunto, estos hallazgos sobre salud mental subrayan la naturaleza dual de las ciudades: el rápido crecimiento urbano se puede ver simultáneamente como una de las mayores oportunidades para la humanidad y una de las mayores complicaciones. A pesar de vivir dentro de áreas urbanas abarrotadas, los residentes a menudo se sienten socialmente aislados, un estado emocional que imita de manera parcial lo que se observa en los presos que están aislados intencionalmente como castigo.

Fuente:

Psychology Today


Otros

Alimentación

5 cosas que pasarán a tu cuerpo si comienzas a comer avena cada mañana

La avena es el superalimento de las mañanas

Salud

6 utensilios del hogar que tienen una fecha de caducidad que no conoces

¿Hace cuánto que no los cambias?

Hogar

10 razones científicas para colocar lámparas de sal en toda tu casa

Estas piedras de sal en tu hogar pueden limpiar la energía de toda tu casa, mejorar la salud y sanar todos tus espacios.

share