Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Salud

5 tipos de orgasmos y cómo alcanzarlos

La mujer puede disfrutar de diferentes tipos de orgasmos según la zona que se estimule. Si decides explorar tu cuerpo para conocerte mejor, estas variantes pueden ayudarte.

Salud

5 tipos de orgasmos y cómo alcanzarlos

La mujer puede disfrutar de diferentes tipos de orgasmos según la zona que se estimule. Si decides explorar tu cuerpo para conocerte mejor, estas variantes pueden ayudarte.

Natalia Prado

10/07/2018

La sexualidad femenina es un poco más compleja que la de los hombres, tal vez mucho más de lo que algunos piensan. Una mujer generalmente necesita de mucha estimulación para excitarse y poder llegar alcanzar orgasmos.

Cuando hablamos de los diferentes tipos de orgasmo femeninos, nos estamos refiriendo ante todo a la zona en que se siente y no la que se estimula. Según un estudio publicado en el diario NeuroQuantology, las mujeres podemos tener diferentes tipos de orgasmos.

Si decides explorar tu cuerpo para conocerte mejor, estas variantes pueden ayudarte.

La mujer puede disfrutar de diferentes tipos de orgasmos según la zona que se estimule

1. El orgasmo clítoriano

Con más de 8.000 terminaciones nerviosas, es el único órgano del cuerpo dedicado exclusivamente al placer y la puerta principal del orgasmo en la mayoría de mujeres. Esta es la parte sexual más conocida en la mujer y es el orgasmo más fácil de alcanzar, debido a que es un órgano de fácil acceso y puede ser acariciado sin muchas dificultades.

Se dice que la masturbación aquí es la gran arma. Incluso con una pareja no tan experimentada, como mujer seguro que sabes guiar a tu pareja. Lo más probable es que ya conozcas esta zona de tu cuerpo y puedas guiar a tu acompañante durante la relación.

2. El orgasmo vaginal

Así como es uno de los más conocidos y el único por algunas parejas con tabú, también es uno de los tipos de orgasmos más difíciles de alcanzar. Pues, a veces, la simple penetración no causa el estímulo en el famoso punto G.

Para conseguir este orgasmo es preciso empeño y concentración. A pesar de su complejidad, una gran recomendación es no dejarlo de lado ya que puede ser extremadamente satisfactorio.

Para lograrlo, una buena comunicación es importante. Ya que existen diferentes posiciones que pueden lograr estimular esa parte: de pie, de rodillas, sentados, desde atrás, de lado, hasta que encuentren la posición perfecta donde se sienta el placer.

En algunos casos, las mujeres relatan que llegan a este tipo de orgasmo cuando están encima y pueden controlar el movimiento o debajo donde la pareja consiga alcanzar el cuello del útero.

3. El orgasmo mixto

Es uno de los orgasmos femeninos más intensos. Ocurre cuando se logra combinar el placer vaginal con el del clítoris por lo que también es conocido como un orgasmo total. Aquí la mujer siente su cuerpo completamente estremecido y sensible a las sensaciones.

Son muchas las mujeres que no saben que, además del nombrado punto G, el clítoris tiene ramificaciones alrededor de la vulva y dentro de la vagina, por lo que se pueden estimular ambos al mismo tiempo. Este puede ser conseguido cuando se estimulan las dos zonas simultáneamente.

La recomendación en este caso es ir probando posiciones en las que tú estés arriba y alterna distintos tipos de movimientos hasta encontrar el perfecto.

4. Los orgasmos tabú

Algunas mujeres o parejas nunca lo experimentarán por recelo, preconcepto, miedo o religión. Otras lo intentan y pueden sentir desconcierto y dolores. Pero existen las mujeres que pasan a practicarlo con frecuencia y llegan a tener su máximo clímax.

El ano posee, como el clítoris, terminaciones nerviosas muy sensibles que llevan al placer con un mínimo esfuerzo.

Algo vital al buscar este tipo de orgasmo es la limpieza y la comunicación con tu pareja. Debes esperar un poco de molestia inicial pero con un poco de tiempo y cuidado lo podrás disfrutar.

5. Ejercicios en el gimnasio te pueden llevar al clímax

Según un nuevo estudio, las mujeres no precisan de un hombre, de vibradores y siquiera de un estímulo sexual directo para alcanzar el orgasmo. El fenómeno del placer sexual femenino puede ser inducido por el ejercicio.

Tal vez si eres del tipo de mujer que diariamente vas al gimnasio, o has subido laderas con mucha inclinación quizá hayas sentido una especie de cosquilleo. Entonces, has experimentado este placer sexual causado por el ejercicio físico.

Hay mujeres que han desarrollado esta forma de sentir placer haciéndola cada vez más placentera e intensa: abdominales, bicicleta, aeróbicos o correr. No pierdes nada con intentarlo.


Llegar al orgasmo puede no ser la cosa más simple del mundo para las mujeres, principalmente si falta conocimiento del propio cuerpo. Solo debes liberarte un poco y dejar los complejos de lado para que descubras la forma que más te satisface.

Importante: Debe aclararse que Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Fuentes:
Mejor con Salud
Ideas que Ayudan


Otros

Salud

Cómo eliminar las toxinas del cuerpo a través de los pies

Expertos dicen que esta terapia a través de los pies elimina las toxinas del cuerpo, aumenta la energía, ofrece apoyo inmunológico y mejora la salud y el bienestar en general.

Tendencias

Histórico: desde esta semana las mujeres pueden manejar en Arabia Saudita por primera vez

Desde ahora las mujeres saudíes pueden manejar legalmente sin tutoría de un hombre: aunque parezca increíble, permanecía prohibido.

Salud

Qué le sucede al pene con el paso del tiempo

El pene, así como el resto del cuerpo, también cambia con el paso de los años. Entérate cuáles son sus cambios y no te sorprendas cuando lleguen.

share