Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Salud

Antes de comer, haz esto con tus brazos y mejorará tu digestión

El ser humano siempre ha tenido que moverse para conseguir su alimento. La actividad muscular antes de comer provoca la formación de ciertas sustancias que son más efectivas a nivel protector, ayudando al cuerpo a eliminar virus y bacterias, y regular la inflamación. 

Vera Juárez

31/10/2018

Salud

Antes de comer, haz esto con tus brazos y mejorará tu digestión

El ser humano siempre ha tenido que moverse para conseguir su alimento. La actividad muscular antes de comer provoca la formación de ciertas sustancias que son más efectivas a nivel protector, ayudando al cuerpo a eliminar virus y bacterias, y regular la inflamación. 

Vera Juárez

Hacer ejercicio con los brazos no solo tiene la función de adquirir tonicidad y lograr unos músculos vistosos. También tiene una razón de salud que se relaciona con tu aparato digestivo que deberías conocer.

Muchos de nosotros no lo sabemos, pero en nuestro cuerpo, cada vez que ingerimos un alimento (cualquiera que sea) se desencadena a nivel fisiológico una respuesta inmune que conlleva cierta inflamación.

[También te puede interesar:3 ejercicios que puedes hacer con botellas de agua para tonificar brazos en tu casa]

¿Por qué? Porque aunque ahora no lo consideramos tanto, nuestros antepasados no estaban tan seguros acerca de la calidad de lo que ingerían. Nuestro intestino tiene la función de protegernos de cualquier agente perjudicial que pueda ingresar con los alimentos.

[También te puede interesar:5 posiciones de danza clásica para fortalecer tus brazos y espalda]

El cuerpo necesita al menos 7 horas para volver a la normalidad, pero hay ciertos hábitos que favorecen o desfavorecen este proceso.

Una de las cosas que mejoran la reacción inflamatoria es hacer ejercicio antes de comer, especialmente con los brazos. Esto nos recuerda a nuestros antepasados en la evolución, ya que el ser humano siempre ha tenido que moverse para conseguir su alimento.

La actividad muscular provoca la formación de ciertas sustancias que son más efectivas a nivel protector, ayudando al cuerpo a eliminar virus y bacterias, y regular la inflamación.

Para esto, el ejercicio físico debe comprometer las reservas de glucógeno muscular, por eso se recomienda hacer ejercicios con brazos (como flexiones), dado que el glucógeno en los músculos superiores se agota antes que en los inferiores debido al tipo de fibra muscular.

Otras recomendaciones:

  • Incluye en tus comidas más proteínas y menos grasas y carbohidratos para limitar la reacción inflamatoria, sobre todo si tienes problemas digestivos recurrentes.
  • Procura que esas proteínas no provengan ni de lácteos ni de cereales o legumbres.
  • Consume ácidos grasos con omega 3.
  • Deja pasar, por lo menos 7 horas entre una comida y otra.

Importante: Debe aclararse que Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Fuentes:

Health & Sports


Otros

Alimentación

15 sencillos trucos para comer saludable todos los días

Con el ritmo acelerado de los tiempos que corren, muchas veces comer saludable puede parecer imposible. Te presentamos 15 maneras de lograrlo.

Alimentación

Lo que debes saber antes de comer el carozo de la palta

Descubre todo lo que debes saber sobre comer el carozo de la palta antes de decidir incorporarlo a tu dieta.

Alimentación

¿Cómo saber si los huevos "caducados" siguen siendo buenos para comer?

Los huevos se pueden comer incluso mucho después de la fecha de vencimiento que dice el envase. Si quieres saber si siguen aptos para comer y no sabes cómo hacerlo, aquí hay algunos métodos para probarlos.

share