Salud

5 autoexámenes que todas las mujeres deben hacerse para cuidar su salud

Estos sencillos exámenes permiten detectar la presencia de ciertas enfermedades. Aquí te contamos cuáles son.

Vera Juárez

23/05/2019

Salud

5 autoexámenes que todas las mujeres deben hacerse para cuidar su salud

Estos sencillos exámenes permiten detectar la presencia de ciertas enfermedades. Aquí te contamos cuáles son.

Vera Juárez

Acudir al médico de manera regular es fundamental para saber si todo está en orden, ya que hay algunas enfermedades que pueden tratarse sin mayores complicaciones cuando se las detecta rápidamente. En el caso de las mujeres, el cáncer de mama es una de ellas. Es por eso es tan importante cumplir con todos los controles.

Además, tomar conciencia de lo que sentimos es fundamental, aunque pueda parecerte una obviedad. Hay algunas personas que se resisten a acudir a una consulta médica por temor, y dejan pasar los síntomas que podrían indicar que algo no va bien.

Como herramienta complementaria, toda mujer podría realizarse en su casa algunos autoexámenes para detectar la presencia de ciertas enfermedades.

Conoce en esta nota cuáles son, pero no olvides que nunca reemplazan a la consulta médica.

1. Autoexamen mamario

Se recomienda controlar los pechos al menos una vez por mes en la semana posterior a la menstruación, que es el momento de menor tensión mamaria. Gracias a las campañas contra el cáncer de mama cada vez está más difundida la manera de hacerlo.

Aunque no es un método de detección infalible, resulta útil. Muchas mujeres, por ejemplo, han acudido a una consulta luego de haberse detectado bultos en sus senos. Aún así, los bultos no lo son todo. Cuando se analiza el busto, también se considera si posee enrojecimiento, hinchazón, erupción o si presenta dolor, entre otros síntomas.

Por eso debes recordar que partir de los 45 ó 50 años, la mamografía debe hacerse cada dos años. Este estudio puede ayudar a detectar tumores en estadios precoces.

El autoexamen incluye una parte observacional, que implica mirarse al espejo y prestar atención a posibles cambios en la piel, la forma o el volumen de los pechos; y la palpación que se realiza con las yemas de los dedos.

Aquí puedes encontrar más información acerca de cómo hacer un autoexamen para detectar el cáncer de mama.

2. Control de grasa en el abdomen

Petra Sanz, integrante del Consejo de Expertos de la Fundación Española del Corazón, señala que la grasa que se acumula en el abdomen puede ser más peligrosa que tener algunos kilos de mas.

"Cuando existe demasiada, se tiene más riesgo de desarrollar síndrome metabólico, que afecta a alrededor del 25% de la población adulta y que aumenta el riesgo de padecer distintas enfermedades cardiovasculares, como insuficiencia cardiaca, diabetes, infarto agudo de miocardio o ictus", señala.

Pero, ¿cuándo se considera que hay obesidad abdominal? Pues cuando el perímetro de la cintura mide más de 102 centímetros en hombres y 88 en mujeres.

Por lo tanto, se recomienda medirse con una cinta métrica en casa al menos una vez al año. Se debe tomar la medida en la zona media comprendida entre el último reborde de las costillas y el borde superior del hueso de las caderas.

3. Controla tu presión

Los especialistas recomiendan empezar a controlar la tensión arterial de manera regular a partir de los 40. Para las personas con familiares directos que padecen hipertensión, se recomienda comenzar antes. Si tienes un aparato, lo puedes hacer tú mismo en tu casa, o puedes pedir que te midan la presión en una farmacia.

Si es normal, sólo hay que chequearla de manera periódica. Si es elevada, hay que acudir al médico para tratarla de forma correcta.

4. Control de lunares

Conocer bien tus lunares te ayudará a detectar si alguno de ellos cambia de aspecto, crece o presenta alguna anomalía. Eso podría ayudar a encontrar de forma temprana cáncer de piel, por ejemplo.

Hazlo tú misma frente al espejo y pídele a alguien más que te examine también la espalda.

¿A qué hay que prestar atención? A la asimetría, los bordes irregulares, los cambios de color y de tamaño. También hay que mirar si son homogéneos.

[También te puede interesar: Chequear tus lunares para prevenir el cáncer de piel es tan fácil como ABCDE]

Cada persona tiene su propia forma de lunares, pero si hay alguno que se destaca por encima de los demás, es importante chequearlo. No necesariamente tiene que ser algo malo, pero siempre es mejor descartarlo en una consulta médica.

5. Cambios en el período menstrual

Más allá de los controles habituales de ginecología, se recomienda estar atentas a los cambios en la menstruación: sangrados irregulares, abundantes, dolores fuera de lo común, cambios en el flujo, dolor o ardor al orinar.

Esto podría ayudar a detectar infecciones o enfermedades a tiempo. Para eso debemos perder el tabú de mirar y explorar nuestro cuerpo. Algunas aplicaciones que te ayudan a detectar cambios pueden ayudarte a registrar anomalías.

¿Empezarás a practicar estos autoexámenes? ¡Cuéntanos!

Importante: Debe aclararse que Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Fuente:

El País


Otros

Salud

Cuál es el significado emocional de las varices en tus piernas

Las várices indican un problema a nivel circulatorio que se hace visible en las tan conocidas líneas azules o moradas en la piel. Pero... ¿esto es todo?

Salud

Conoce las desventajas de madrugar

Muchas personas se despiertan antes del amanecer. Esto podría parecer positivo, pero algunos estudios demuestran que tal vez no lo es tanto.

Salud

Tus uñas pueden ser clave para entender por qué siempre estas resfriado

Para algunas personas, el más mínimo cambio de temperatura ocasiona un resfriado. Pero el clima no es el único culpable.

share