Durante los siete meses que se llevan en aislamiento podemos notar como la pandemia de Covid-19 ha transformado todos nuestros hábitos. Las relaciones sexuales no han sido la excepción, bajo el deseo han aumentado los peligros en la intimidad con encuentros ocasionales.

Ahora, las alarmas se han encendido y el Sexólogo argentino Juan Carlos Kusnetzoff del Hospital de Clínicas, llama a la prudencia para reducir la curva de contagios. El especialista explica que el deseo sexual ha disminuido en cuarentena.

Lo que ocurre es que este apetito se nutre por la ausencia y no por la presencia. Y el hecho de que las parejas pasen tanto tiempo juntas por el encierro, ha exacerbado la situación. Lo que le dio un giro a la sexualidad y no tardó en salir a luz.

Kusnetzoff, considera se produjo básicamente por el simple efecto del miedo de infectarse de Covid-19 y morir. Por lo que ahora, las personas prefieren gozar al máximo la vida, en algunos casos la vida que nunca tuvieron, como respuesta al sufrimiento certero de una muerte por venir.

Pero, advierte que la imprudencia puede jugar una mala pasada que aceleraría el final de nuestros días. Es así como enumera algunas de las maneras en las que se puede acrecentar el peligro de contagio en los encuentros ocasionales.

  • Besar sin mascarilla.
  • No usar correctamente el preservativo genital masculino.
  • Abrazar, acariciar, tocar febrilmente el cuerpo y las mucosas de la pareja.

¿Qué tan riesgoso puede ser un encuentro ocasional?

El sexólogo dice que de por sí, hay que ser cuidadosos al tener relaciones sexuales con una pareja habitual, pero aún más cuando se trata de encuentros causales. Ya que no se puede saber que hábitos de higiene tiene una persona desconocida, con que personas se ha relacionados o incluso puede decir que está sanas cuando no es así.

Todo esto hace que los encuentros casuales sean mucho más peligrosos que antes. Sin embargo, los seres audaces e intrépidos les gusta el peligro y omiten los grandes riesgos que tienen sus actos.

¿Cómo protegerse de la mejor manera en los encuentros casuales?

encuentros casuales

Lo mejor es evitar los encuentros casuales y reducir al máximo la intimidad con desconocidos. Pero, la abstinencia a la larga, puede causar malhumor, depresión y ansiedad. Entonces, el consejo que da Kusnetzoff, es cuidarse al máximo al tener relaciones sexuales.

Se debe, usar preservativo desde el comienzo hasta el final, utilizar mascarillas. Lavarse obsesivamente las manos, antes, durante y después. Incluso, si es posible bañarse antes y después de la relación.

Creer que algo como el sexting o sexo virtual puedan sustituir una relación sexual piel a piel, es mínimamente una fantasía. Juan Carlos Kusnetzoff, médico sexólogo.

Ante los comentarios que se han levantado sobre el sexo virtual, Kusnetzoff, piensa que es un delirio afín de un periodismo comercial. Y, asegura que las relaciones sexuales son la culminación satisfactoria de una trascendencia social, por lo que no se debe comparar con la autocomplacencia. La idea es evitar encuentros casuales o cuidarse al máximo en ellos mientras se vive la pandemía, no sustituir y modificar las formas de relacionarse.

¡Comparte esta información!