Para muchos el día transcurre en una silla, pues pasan entre ocho y nueve horas en la oficina, trabajando detrás de una computadora. Para trasladarse, usan el coche, donde continúan sentados. Hay quienes hacen ejercicio en su tiempo libre, pero lo más probable es que no sea suficiente para compensar el daño.

Esta no solo es la realidad de algunas personas. Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), estos comportamientos sedentarios hacen que la inactividad sea un problema de salud pública. Según señalan, al menos un 60% de la población mundial no realiza la actividad física necesaria para obtener beneficios para la salud.

Pero, ¿qué es lo que realmente le sucede al cuerpo cuando pasamos tanto tiempo sentados? Aquí te contamos qué dicen los expertos.

[También te puede interesar: Por qué los perros son la clave para combatir el sedentarismo]

Trabajar sentados: uno de los comportamientos sedentarios que hacen que la inactividad sea un problema
  • Se debilita la columna

Al no mover la espalda por mucho tiempo, la columna vertebral pierde flexibilidad. Esto hace que seas más propenso a lastimarte al realizar otras actividades.

  • Glúteos flácidos

Cuando estás sentado, los glúteos no hacen absolutamente nada y se acostumbran a ello, haciéndose flácidos. Esto puede dañar tu estabilidad, la capacidad que tienes para moverte y para mantener un paso firme.

  • Degeneración muscular

El reducido movimiento de los músculos abdominales, sumado al hecho de mantener apretados los de la espalda, provocan una postura que exagera el arco natural de la columna. Así se genera una condición conocida como hiperlordosis.

[También te puede interesar: Por qué los perros son la clave para combatir el sedentarismo]​​​​​​​

Conducir: un hábito que también te lleva a estar sentado y aumenta el sendentarismo
  • Mala circulación en las piernas

Sentarse durante mucho tiempo provoca una lenta circulación de la sangre. Esto hace que el fluido se estanque en las piernas, lo que puede ocasionar desde várices hasta trombosis venosa profunda.

  • Los huesos se ablandan

Mientras te mantienes en movimiento, tus huesos se engrosan y fortalecen. Estar mucho tiempo sentado está relacionado con problemas como la osteoporosis, en la que se produce una disminución de la masa ósea.

  • El cerebro no funciona bien

Moverse estimula el bombeo de sangre y oxígeno a través del cerebro, desencadena la liberación de diversas sustancias químicas y el estado de ánimo mejora. Al pasar mucho tiempo sentado, todo esto se reduce.

Ideas sencillas para ponerte en movimiento

La Fundación Española del Corazón señala que estas son algunas actividades sencillas que pueden ayudarte a combatir el sedentarismo:

  • Camina al menos 30 minutos por día
  • Cambia el automóvil por la bicicleta
  • Cambia el ascensor por las escaleras
  • Usa el horario de almuerzo para salir a caminar
  • Ejercítate mientras miras la televisión

Y tú, ¿qué haces para combatir el sedentarismo?

Fuentes:

Salud 180

Organización Mundial de la Salud

Fundación Española del Corazón