• Cursos
  • Suscribete gratis a nuestro Newsletter

Salud

Pon en práctica estos consejos para cuidar tu digestión

Pocas personas se preocupan por tener buena digestión, y no saben lo importante que es. Conoce todo lo necesario para cuidarla.

Cinthya Ortega

16/07/2020

Salud

Pon en práctica estos consejos para cuidar tu digestión

Pocas personas se preocupan por tener buena digestión, y no saben lo importante que es. Conoce todo lo necesario para cuidarla.

Cinthya Ortega

La comida es uno de los mayores placeres que existen en la vida, y al disfrutarla se contribuye a que el cuerpo asimile mejor lo que se consume, lo que cuida a nuestro organismo. Pero otra de las cosas que muchos no tienen presente, es el procedimiento digestivo por el que tienen que pasar los alimentos y lo importante que es hacer que la buena digestión se realice de forma efectiva, poniendo en un lugar prioritario a la salud. Para favorecer este proceso, es necesario poner en práctica algunos consejos.

El proceso de la digestión

El sistema digestivo del ser humano posee un tubo digestivo que inicia en la boca y termina en el ano. Además, cuenta con ciertas glándulas que ayudan a procesar los alimentos. A pesar de que a algunos les parezca extraño, la digestión no inicia en el estómago sino que empieza desde la boca.

morder manzana

Al momento de introducir algún alimento en nuestra boca, automáticamente empezamos a digerir. Esto ocurre por la acción que realizan los dientes al triturar dicho alimento y después es mezclado con la saliva. Nuestra saliva posee una diversidad de enzimas, que son las encargadas de dar inicio a la digestión cuando algún alimento todavía está en la boca.

Una vez que el alimento es triturado, viaja por el esófago hasta llegar al estómago. Estando en él, el alimento es sometido a una corrosión por los líquidos estomacales. Como producto de este proceso se genera una sustancia con una textura pastora, que es conocida como quimo.

Cuando el quimo ya se ha formado en el estómago, pasa hasta el intestino delgado, que posee unos 7 metros de largo aproximadamente. Se lo termina de digerir en la parte principal del intestino delgado, debido a los jugos que son producidos por el páncreas, por las glándulas intestinales y también por las bilis. Es por estos jugos que el quimo es convertido en una especie de papilla, que recibe el nombre de quilo. El quilo terminará de avanzar por lo que resta del intestino.

En el transcurso del recorrido, se llevan a cabo diversos procedimientos para que, una vez que termine, todos los nutrientes sean absorbidos por las vellosidades que recubren las paredes del intestino. El intestino grueso es el encargado de terminar de realizar la absorción de los nutrientes. Finalmente, se eliminan todas las sustancias que son desechos.

Las claves para una buena digestión

Para que la buena digestión se pueda llevar a cabo, existen ciertos factores que hay que tener en cuenta:

Comer con tranquilidad

Nada más el hecho de comer estando relajado, es de gran importancia para que se logre una buena digestión. No es recomendable comer con mucha prisa o estando de pie. Si las personas comen sentadas y se toman el tiempo que crean necesario, cada uno de los procesos vinculados a la digestión será realizado de forma eficiente.

alimentacion saludable

Aparte de comer lentamente y, preferiblemente, en un entorno con la tranquilidad suficiente, es de mucha importancia que los alimentos sean masticados correctamente. Esto permitirá que la absorción y la asimilación de los nutrientes sean mucho mejor.

Es por esa razón que, se deben masticar los alimentos hasta que se hayan convertido en una papilla, de esta manera se obtiene una correcta digestión. Así se favorece el proceso digestivo desde su inicio.

Combinar los alimentos correctamente

Si se combinan correctamente los alimentos, aparte de que mejora la digestión, los nutrientes se absorben mucho mejor. Cuando las combinaciones que se realizan no son tan complicadas para comer, el cuerpo no tendrá la necesidad de gastar energía en realizar una digestión forzada. Por lo tanto, el organismo podrá dedicarse a realizar otra clase de funciones, que tienen que ver con la depuración y la reparación.

Estas acciones nos permitirán sentirnos menos pesados y con menos cansancio una vez que hayamos comido, aparte de que obtendremos más vitalidad y energía para enfrentar las actividades del día. Este punto es fundamental para una digestión sin contratiempos.

Teoría para combinar alimentos

Esta es una teoría que fue elaborada por William Howard, pero su popularidad se incrementó por el Dr. Hebert M.Shelton. La teoría establece que, los grupos alimenticios necesitan diversos tiempos de digestión cada uno, al igual que diversas enzimas que permitan ser digeridos correctamente.

Al comer cierta clase de alimentos a la vez, serán liberadas dos clases de enzimas diferentes. Estas dos clases de enzimas, se encargarán de crear un entorno neutro dentro del estómago, o en el intestino cuando se requiera de mayor acidez o de más alcalinidad, pero eso depende del alimento que vaya a ser digerido.

Si la combinación de los alimentos no es la correcta, se producirá una putrefacción o una fermentación y ambas cosas son perjudiciales para el organismo. Por lo tanto, no es opcional poner en práctica este consejo.

ensalada aguacate granada

Grupos alimenticios

Para que se comprenda mucho mejor todo lo relacionado con la combinación de los alimentos, es importante tener presente su clasificación:

Frutas: En esta parte se encuentran tanto las que son ácidas, dulces y las subácidas.

Vegetales: Hortalizas al igual que hojas verdes.

Proteínas: En este grupo se encuentran las semillas, las legumbres, frutos secos, algas y todos los productos que sean de origen animal.

Aceites y grasas: Todos los aceites de origen vegetal se encuentran dentro de esta clasificación, al igual que la margarina y la mantequilla.

Hidratos de carbono: En esta clasificación se encuentran los cereales, los pseudocereales y los tubércules.

Combinaciones para una buena digestión

Comer solamente cuando tengamos hambre: Nuestro cuerpo siempre nos dirá cuando ha finalizado la digestión de lo que habíamos consumido anteriormente, y eso se debe a que sentiremos hambre. Al comer cuando todavía no sentimos hambre, el sistema digestivo se congestionará y el proceso natural para la depuración será entorpecido.

Consumir un solo alimento concentrado por comida: Los alimentos que son considerados concentrados son las proteínas y los carbohidratos, ya que no contienen demasiada agua. Los vegetales que no poseen almidón al igual que las frutas, contienen bastante agua y por eso no son considerados alimentos concentrados. Lo ideal es que se evite consumir muchos alimentos concentrados al mismo tiempo, ya que de esta forma la digestión será más sencilla y no se requiere de tanta energía para realizarla.

Es posible mezclar los diferentes tipos de almidones: A pesar de que es posible hacer estas mezclas, lo ideal es que los almidones se consuman acompañados de vegetales.

Los vegetales que no contienen almidón pueden ser mezclados con todo: Existe la posibilidad de combinar los alimentos que forman parte de este grupo con cualquier otro menos con las frutas. En este caso, solo es posible mezclar las frutas con los vegetales que sean de hojas verdes.

No se deben mezclar diferentes proteínas: Si las proteínas que se consumen son de animales, no deberían mezclarse. De igual manera, las proteínas de los vegetales, debido a que poseen una estructura sencilla, si es posible comerlas al mismo tiempo.

Los carbohidratos y las proteínas se pueden ser mezclados con grasas de forma moderada: Si se consume grasa en pequeñas cantidades, se convierte en una excelente combinación con cualquiera de los grupos alimenticios exceptuando a las frutas.

Las frutas y los líquidos se consumen aparte de las comidas: Lo ideal es que las frutas sean consumidas solas, evitando combinar las frutas ácidas con las que son dulces. En el caso de los líquidos, lo más apropiado sería no ingerirlos mientras se come. Esto se debe a que diluyen los alimentos y porque suele ser más que suficiente con los jugos gástricos, ya que estos hacen más fácil la digestión.

[También te puede interesar: 4 recetas que te ayudarán a mejorar la digestión]

Infusión de hierbas

Infusiones para mejorar la digestión

Cuando la digestión no es realizada correctamente, pueden aparecer diversos problemas como en el caso de las flatulencias recurrentes, acidez estomacal, estreñimiento, entre otros. Es por esta razón que, recomendamos algunas infusiones digestivas que serán de gran ayuda para mejorar las funciones del sistema digestivo.

Hierbaluisa

Esta es una planta que proviene de Sudamérica y es usada como un tonificante digestivo. Pero no solo eso, también es de gran ayuda para calmar los ardores estomacales, alivia los gases y hasta disminuye el mal aliento; ya que, cuenta con un llamativo aroma a limón.

Asimismo, cuenta con la función de evitar la presencia de los cólicos, despierta el apetito, disminuye los espasmos a nivel gastrointestinal, y también es excelente para combatir tanto el estrés como la ansiedad.

Para sacar el mayor provecho de las propiedades que ofrece la hierbaluisa, es necesario preparar hasta dos tazas diarias después de haber comido. Hay que recordar dejar reposar las hojas secas de la planta en agua caliente, por al menos 5 minutos.

Regaliz

Esta es otra de las infusiones digestivas que son de gran ayuda. A pesar de que muchas personas conozcan al regaliz como una especia de dulce o como un caramelo, la verdad es que se trata de un excelente componente para preparar infusiones y que ofrece muchos beneficios para el aparato digestivo, en especial para aliviar la gastritis o la acidez.

El sabor dulce que posee el regaliz es perfecto para aquellas personas que no son tan amantes de las infusiones. Cuenta con glicirricina, que es un componente que posee la raíz del regaliz y que ofrece un excelente aporte de propiedades que ayudan en el control del estrés y también de la fatiga. Además, disminuye los altos niveles de colesterol y mejora la circulación.

Sin embargo, para evitar ciertos efectos secundados que se puedan presentar, lo recomendable es que no se sobrepasen los 5 gramos por cada vaso.

Anís

Pese a que es considerado un buen compañero para muchas bebidas, infusiones digestivas realizadas con una base de anís, ofrecen beneficios para el organismo. El anís verde y el anís estrellado, son remedios caseros de gran ayuda para combatir cólicos, gastritis y problemas de flatulencias. Debido al sabor dulce que posee, es perfecto tanto para niños y para los bebés, ya que a menudo sufren de esta clase de síntomas.

También es de mucha utilidad implementar estas infusiones en casos de resfriados y de gripes, esto se debe a que los especialistas han considerado al anís como un expectorante, y se usa como tónico para el rostro previene el acné. Lo recomendable es que se consuma tres veces en el día.

[También te puede interesar: Infusión de salvia para mejorar la digestión y tener un vientre plano]

Una persona sostiene en sus manos una taza de té de manzanilla

Manzanilla

Esta es una de las infusiones digestivas con mayor popularidad. La manzanilla es un excelente estimulante digestivo, que también ayuda a eliminar síntomas que tienen que ver con una digestión pesada. Pero además de eso, ayuda a reducir los mareos, la hiperactividad, dolores de garganta y sirve como tratamiento para las úlceras que se forman en el estómago.

Para incrementar la función de las propiedades que ofrece la manzanilla, es posible combinarla con un poco de miel, anís verde o con menta piperita.

Tomillo

Este es un ingrediente que se utiliza mucho como una especia, pero que desde la antigüedad ha sido usada para mejorar las funciones digestivas; ya que, cuenta con propiedades carminativas y propiedades antiespasmódicas, que se encargan de calmar los vómitos, los cólicos y también los gases. Aparte de estos efectos, es de mucha utilidad la limpiar las heridas que son superficiales, ayudar a mejorar las funciones del sistema circulatorio y disminuir los dolores de cabeza.

Aun así, entre los usos más implementados para las infusiones de tomillo, es como remedio casero para perder peso y para combatir todas aquellas enfermedades que se encuentran vinculadas con el sobrepeso, aunque también es de gran ayuda para disminuir el colesterol.

Hinojo

El hinojo favorece la buena digestión al disminuir la hinchazón y al ser de gran ayuda para expulsar gases. Aparte de esto, los especialistas han recomendado el hinojo para tratar diversos problemas gastrointestinales. Por suerte y comparado con otra clase de infusiones, esta es la planta más suave de todas las que se encuentran dentro del grupo que ayuda a mejorar las funciones digestivas.

De la misma forma que sucede con las infusiones de manzanilla, los beneficios que ofrece el hinojo se incrementan cuando dicha planta es combinada con anís o comino.

¡Pon en práctica estos consejos y beneficia tu salud cada día!

Fuentes:

Crear Salud

Alimente


Otros

Alimentación

Paso a paso: cómo hacer un delicioso ceviche de champiñones

Prueba esta versión vegetariana del plato que es considerado patrimonio cultural de Perú. La receta es super sencilla, y el resultado, delicioso.

Salud

Jamie Oliver: el chef que busca cambiar la alimentación del mundo entero

Jamie Oliver busca concienciar y cambiar la forma de alimentarse de las familias del mundo. Él sabe bien que, si el cambio se produce, estaría salvando miles de vidas.

Alimentación

Cómo cambiar la alimentación para estar mejor y hacerle un bien al planeta

Estos tres cursos brindan conocimientos que son clave para iniciar el camino hacia una alimentación más saludable y en armonía con el planeta.

share