En el transcurso de la vida de un ser humano, se ha vuelto algo bastante común el hecho de tomar medicamentos. Esto al igual que someterse a diversos tratamientos que tienen el objetivo de ayudar a sanar alguna molestia o enfermedad. Hoy en día, existe una gran variedad de métodos que no han conseguido el reconocimiento de la ciencia. Sin embargo, muchas personas se han sometido a estos procedimientos obteniendo resultados favorables. El efecto placebo es uno de estos, por lo que hay que conocer qué es y cómo implementarlo en la salud.

Efecto placebo, ¿Qué es?

pastilla píldora

La gran mayoría de las personas tiene la creencia de que el efecto placebo se concentra en tomar un medicamento inocuo. Esto con el fin de sanar algún padecimiento mientras se aferran a la fe para solventar su problema. No obstante, dicho efecto no se refiere solo a la ingesta de píldoras, ya que se produce también en diversos tratamientos. La psicoterapia e incluso, en una intervención quirúrgica es posible implementarlo con el objetivo de mejorar la salud.

De esta forma, es posible definir el efecto placebo como un tratamiento médico o una sustancia capaz de provocar un efecto positivo en un paciente. Se produce gracias a su propósito terapéutico y no por su propia naturaleza.

En la actualidad, una gran parte de los fármacos que tienen efectos activos y muy eficaces, fueron creados a base de placebos. Lo que significa, están constituidos por la esperanza que tanto médico como paciente implementaron para incrementar la efectividad del tratamiento. Por lo que son considerados medicamentos con efecto placebo.

Para entenderlo un poco mejor, la eficacia de cualquier medicamento va más allá de su principio activo. La creencia de que tomar la píldora o llevar a cabo un tratamiento que dará resultados es muy importante en estos casos.

[También te puede interesar: 5 beneficios que puedes obtener al practicar la terapia gestáltica]

¿Cómo funciona el efecto placebo?

Conocer el funcionamiento del efecto placebo para la salud, ayudará a entender mejor para qué sirve. En el ámbito de la psicología, este fenómeno puede explicarse a través de dos elementos que resultan esenciales. Primero está el condicionamiento clásico y segundo, las expectativas del paciente.

Condicionamiento clásico: todo paciente al que se le administra un placebo tiene la esperanza de que podrá recuperarse. Esto se debe principalmente a que a por medio de la experiencia acumulada por años. Es decir, que al realizar un tratamiento se puede conseguir una mejora en la salud. Por lo que se aplica el efecto placebo en la vida cotidiana.

Expectativas del paciente: por su parte, las expectativas que tiene un paciente, son capaces de condicionar una respuesta positiva ante el tratamiento aplicado. Esto beneficia una mejor respuesta en cuanto a recuperación se refiere. En otras palabras, mientras mayores sean las expectativas del paciente por mejorar, este fenómeno y el condicionamiento, serán más efectivos. Sin embargo, es fundamental que el primer paso se cumpla para que dicho efecto funcione apropiadamente.

Factores que intervienen en el efecto placebo

Este fenómeno no solo se ve reflejado en la fe que tiene un paciente, la persona que aplica el tratamiento también forma parte de estos factores. Así como también, el padecimiento por el que se toma el medicamento, el argumento por el que se toma la decisión de optar por este tratamiento, etc.

Existen otras características como que deben tomarse en cuenta como por ejemplo, el precio, los materiales, la forma de presentación e incluso, los rituales requeridos para implementarlo.

Por otro lado, los placebos que constan de un aspecto y método de elaboración más complejo, suelen ser más eficaces. Para tener una mejor idea, una píldora de azúcar posee un mayor índice de eficacia si su aspecto es el de una cápsula y no la de una masa. Aunque parezca increíble, el aspecto del placebo puede generar que al tomarlo, las expectativas acerca de su efectividad se incrementen o disminuyan.

Otros efectos parecidos al placebo

Descubren un grave efecto para los hombres de 3 de los medicamentos más comunes

Dicho fenómeno se encuentra estrechamente relacionado con otros efectos que suelen ser bastante parecidos. Por lo que dentro de este extraño fenómeno psicológico, existen otros que se asemejan y que al mismo tiempo, tienen algunas diferencias. Efecto placebo ejemplos:

Efecto Nocebo

Actualmente, el efecto placebo y nocebo han sido relacionados con mucha frecuencia, no obstante, no son iguales. En el caso del nocebo, los pacientes suelen padecer recaídas o algún efecto secundario luego de la administración de un placebo. Esto es algo que no se puede explicar, debido al funcionamiento y naturaleza que posee este tipo de tratamiento.

La investigación del efecto nocebo es más reducida en comparación a su contraparte, debido a que no suele ser muy común. Teniendo presente que para su aplicación existen muchos dilemas vinculados con la ética. Lo que reduce de manera significativa el estudio de este fenómeno.

Efecto Hawthorne

En ciertos casos, el efecto placebo suele ser relacionado con otros efectos muy similares, como por ejemplo, el efecto Hawthorne.

Se trata de una situación donde se presenta una modificación en los patrones de conducta de un paciente que sabe que lo observan. Es decir, un cambio en el comportamiento cuando se tiene conocimiento de que alguien está evaluando u observando.

Puede que este fenómeno provoque cierta mejora que incluso puede ser visible en cuanto a estado de ánimo y salud se refiere. No obstante, a diferencia del efecto placebo, este no es inconsciente.

Esto significa, que el efecto Hawthorne consiste en un método en el que la reacción es voluntaria cuando alguien observa. En cambio, el efecto placebo es completamente involuntario y se produce ante la fe que se tiene en un tratamiento o medicamento. Teniendo en cuenta, que el objetivo es conseguir la mejoría de la salud a través de la creencia del paciente.

Efecto Pigmalión

También conocido como profecía autocumplida, el efecto Pigmalión consiste en el paciente debe llevar a cabo una serie de acciones para que la mejoría ocurra. Es decir, no se basa solo en expectativas, por lo que dicho fenómeno se parece mucho al que ocurre con los placebos. Ya que se realiza bajo la creencia del paciente en que va a mejorar su salud, es capaz de estimular una auto-mejoría.

¿Quiénes pueden someterse a un tratamiento con placebos?

Por lo general, cualquier persona puede someterse diversos tratamientos que concluyan con este fenómeno psicológico. Muchos pacientes suelen optar por los placebos cuando no consiguen resultados eficientes en los tratamientos convencionales.

Sin embargo, esto no garantiza que los resultados que se obtengan sean 100% efectivos y en algunos casos, muchas personas no lo consiguen. El costo de este tipo de tratamiento puede variar dependiendo de la enfermedad o dolencia.

¿Existen contraindicaciones?

Al tratarse de un fenómeno únicamente psicológico, las contraindicaciones del efecto placebo son prácticamente nulas. Esto se debe a que tanto píldoras como tratamientos, son totalmente inocuos, lo que significa que no producen un efecto real.

Gran parte de los pacientes que se han sometido a placebos, han asegurado que luego del tratamiento se sintieron mucho mejor. Sin embargo, las píldoras que le fueron administradas estaban hechas de azúcar o de alguna especie de solución salina. Por lo que la mentalidad del paciente juega un papel muy importante en este tipo de tratamientos.

Asimismo, al tratarse de efectos psicológicos, es imposible que un paciente que se someta a placebos, presente un empeoramiento en los síntomas.

Por otro lado, lo más recomendable ante la presencia de síntomas derivados a una enfermedad grave, es acudir a un médico. La implementación de este fenómeno psicológico puede ayudar en algunos casos graves. No obstante, los buenos resultados no se garantizan solo con implementarlo. Por esta razón, lo más conveniente es visitar a un especialista para obtener un diagnóstico más claro de lo que sucede dentro del organismo.

Jamás se debe dejar la salud en manos de personas inexpertas, la vida es el regalo más valioso que tienen los seres vivos. Por este motivo, hay que cuidar de la salud lo mejor que se pueda para prevenir la aparición de enfermedades. Comer sano, tomar vitaminas, hacer ejercicios, dejar de lado los malos hábitos y vivir un estilo de vida saludable puede hacer la diferencia.

Fuentes:

psicologiaymente

lamenteesmaravillosa

infosalus