Bajar de peso suele ser el objetivo primario, pero una instructora física ha demostrado que no es lo más importante para tener un estilode vida saludable, y siquiera para verse bien

[Tambiénte puede interesar: Ellosson los vegetarianos más célebres de la historia] 

Bajar de peso se trata de una meta que enocasiones es tan deseada que puede volverse una obsesión, impulsando a subirseconstantemente a la balanza para verificar la incidencia de los ejercicios en supeso.

Allí, el descenso significa un progreso y el aumento, un retroceso. Perosegún el caso de la instructora física australiana Katie Scarlett Lolas, no es deltodo cierto.

Katie, de 32 años, se hizo famosa por suactividad en las redes sociales, en las que brinda consejos de alimentación ytécnicas para ejercitarse, y muestra en imágenes su reluciente figura.

Decidió comer más y hacer cardio

Suexperiencia

Disconforme con su figura, hace dos años Katie empezó a llevar unavida saludable. Se sometió a extenuantes días de trabajo físico y variosplanes alimentarios, en los que noencontró los resultados esperados. "Adelgazaba seis kilos, luegoengordaba nueve", recordó.

Después, decidió dar un giro rotundo.Primero, abandonó las dietas.Siguiendo un enfoque menos restrictivo se propuso metas de corto alcance,realizando pequeños cambios en la ingesta diaria. Así, por ejemplo, fue abandonando el azúcar y comenzó a incluiren las comidas una mayor cantidad de proteínas (pavo, huevo) y grasassaludables (aguacate, frutos secos).

Katie luce una silueta más estilizada, mucho más acorde a sus expectativas

Suagenda diaria

En cuanto a los entrenamientos, incorporó el levantamiento de pesas en lassesiones, algo que hoy, en calidad de bloguera fit, aconseja más allá deque muchas mujeres tienen reparos de volverse demasiado voluminosas."Solía estar obsesionada con estar 'flaca', pero ahora aprecio ser fuerte",dijo.

Entre cada una de las publicacionescompartidas, apuntó su rutina en detalle: 30minutos de cardio en ayunas (caminar, correr o andar en bicicleta) por lamañana y por la tarde, prácticas de fuerza y estiramientos con peso ligero.Según afirma, con 40 minutos y tres veces por semana, esto le bastó paraaumentar la masa muscular.

Y hoy, con 5 kilos más (pasó de 68 a 73), luce una silueta más estilizada, mucho másacorde a sus expectativas.