Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Salud

6 falsos mitos de salud que deberías eliminar hoy mismo de tu cabeza y de tu vida

Muchas veces actuamos creyendo que algo tiene repercusiones en nuestra salud y, en realidad, sólo nos estamos guiando por falsos mitos. Estos son los más comunes.

Salud

6 falsos mitos de salud que deberías eliminar hoy mismo de tu cabeza y de tu vida

Muchas veces actuamos creyendo que algo tiene repercusiones en nuestra salud y, en realidad, sólo nos estamos guiando por falsos mitos. Estos son los más comunes.

Rocío Belén Suárez

30/10/2018

Hay muchas falsas creencias sobre nutrición, salud y hábitos que creemos súper ciertas y en realidad están basadas en mitos urbanos. También hay ideas que han quedado arraigadas de viejas épocas, y en realidad los avances de la ciencia han ido hacia otro lado.

Es muy importante reflexionar sobre esas cosas que creemos verdades absolutas y preguntarnos de dónde ha salido esa información, por qué estamos tan seguros de que las cosas son así y, en última instancia, volver a informarse al respecto.

Seguramente has creído (o todavía crees) muchos de estos falsos mitos de salud, que son algunos de los más comunes. Pero hace daño seguir creyéndolos, así que lo mejor es que te los quites hoy mismo de la cabeza:

1. Cocinar en el microondas cambia el ADN

Muchas personas creen que cocinar en el microondas genera una mutación en el ADN celular, y que eso puede traer cáncer. Sin embargo, los alimentos en microondas se cocinan gracias a la excitación que producen las ondas sobre las moléculas de agua que todos los alimentos tienen (en mayor o menor medida) en su interior.

No está comprobado que esto provoque ningún tipo de cáncer, tampoco acaba con las propiedades nutricionales de los alimentos. Incluso puede ser mejor para cocinar cosas tales como las verduras.

2. Comer sin sal es una gran mejora para la salud

Todos estamos bastantes seguros de que abandonar la sal es un gran cambio en nuestro estilo de vida. Sin embargo, la evidencia demuestra que esto es bastante relativo.

En realidad, es cierto que el sodio de la sal afecta la presión arterial, y que los hipertensos no deberían consumirla, como también es real que no es lo mejor acostumbrarse a cocinar con exceso de sal.

Sin embargo, no es la sal de los saleros el peor de nuestros males. La realidad es que la mayor cantidad de sodio la consumimos en alimentos procesados, aperitivos y snacks industriales y en salsas envasadas.

Entonces, es preferible comer una ensalada a la que le echemos un puñado de sal, que una pasta sin sal pero utilizando salsa envasada. Lo fundamental no es erradicar la sal del salero por completo, sino comer mucho más sano y evitando todo lo industrial.

3. El sobrepeso siempre es consecuencia de insalubridad

Generalmente se considera que el sobrepeso es, necesariamente, síntoma de mala salud. Sin embargo, muchas personas tienen sobrepeso aún llevando una buena dieta y una vida sana. Los motivos para que esto ocurra pueden ser muchos, desde un desajuste hormonal hasta un tratamiento médico o incluso la genética.

Es cierto, claro, que muchas veces una vida de excesos puede conducir al sobrepeso, pero también hay personas que, sin llevar necesariamente una vida saludable están en su peso ideal.

Además, una persona muy atlética muchas veces está por encima de la media de peso, debido a su masa muscular, y eso no supone ningún problema para su salud.

Como siempre, es importante llevar una vida saludable, alimentarse de forma equilibrada y hacer ejercicio de forma regular para estar bien y saludable, sin importar lo que diga la balanza.

4. El aceite de oliva es sano así que se puede consumir en cantidad

El aceite de oliva tiene muchas propiedades saludables, y es un gran aliado de la famosa dieta mediterránea, muy buena para la salud física y mental.

Sin embargo, y a pesar de ser un alimento saludable, el aceite de oliva está compuesto principalmente por grasa, y abusar de su consumo puede producir problemas de salud.

La cantidad de aceite de oliva diaria recomendada es de unas 3 o 4 cucharadas soperas, distribuídas en todas las comidas.

5. Sólo usamos el 10% del cerebro

Este es uno de los mitos más extendidos, aunque es muy difícil saber en qué momento apareció. La verdad es que sólo para permitirnos funcionar (por ejemplo, en reposo absoluto) el cerebro ya utiliza más del 10% de su materia.

Sí es cierto que no usamos todo el cerebro todo el tiempo. Pero eso es natural: no podemos, por ejemplo, cerrar y abrir los ojos al mismo tiempo. Cada parte del cerebro tiene una función, que se activa cuando se necesita, por eso, siempre hay una parte en funcionamiento y otra “descansando”.

Muchas veces este mito se utiliza para querer vender charlas motivacionales, o hacernos creer que podemos dar mucho más de lo que damos. Sin embargo, es uno de los más famosos falsos mitos.

6. Hay que usar agua oxigenada para las heridas

Cuando tenemos una herida, generalmente recurrimos al agua oxigenada como remedio casero de primeros auxilios, a pesar del dolor y picor que esto genera. Sin embargo, esos síntomas nos están diciendo que estamos dañando las células de la piel.

Además, ni siquiera es el mejor antiséptico, puesto que no elimina todos los gérmenes.

Como idea, está muy bien: hay que aplicar un antiséptico ante una herida, para evitar que se infecte. Pero los profesionales recomiendan tener en casa clorhexidina con este fin, en lugar de agua oxigenada.

Fuentes:

El País


Otros

Tendencias

6 juegos sexuales perfectos para recuperar la pasión en la pareja

Si buscas recuperar la pasión en la pareja, nada mejor que salir de la monotonía. Estos juegos sexuales son ideales para lograrlo.

Salud

Cómo funciona la hidroterapia y por qué deberías practicarla al menos una vez

El agua tiene muchos poderes curativos, y por eso la hidroterapia es una genial opción para mejorar tu salud física y mental y deberías probarla.

Salud

Por qué a veces nos tiembla el párpado y cómo podemos evitarlo

¿Has notado un movimiento involuntario de tu párpado? ¿sabes por ocurre? ¿es una señal de tu organismo? ¡Entérate!

share