La fibrosis pulmonar es una enfermedad cuya aparición puede ser una de las consecuencias de haber desarrollado un caso grave de coronavirus (Covid-19). Si bien esto aún contúa en estudio, es importante informarse acerca de qué es, cuáles son sus síntomas y las formas de tratamiento que existen de acuerdo a la gravedad de la enfermedad.

¿Qué es la fibrosis pulmonar?

La fibrosis pulmonar se produce cuando el tejido pulmonar se daña, apareciendo unas cicatrices que engrosan en tejido y lo vuelven más rígido, dificultando la función respiratoria.

Si bien la formación de cicatrices reacionada a esta enfermedad puede deberse a diversos factores, en la mayoría de los casos los médicos no pueden determinar las causas. Cuando no puede identificarse el origen se la denomina fibrosis pulmonar idiopática.

Esta enfermedad tiene relación directa con el coronavirus en dos cuestiones. Por un lado constituye un factor de riesgo para desarrollar un grado avanzado de Covid-19, porque junto con los problemas cardíacos, la diabetes y la obesidad, la fibrosis pulmonar constituye un factor de riesgo.

Por otro lado, hay estudios que señalan que la fibrosis pulmonar puede desarrollarse como consecuencia de haber tenido un caso de neumonía ocasionada por la Covid-19. Sin embargo se trata de un tema aún en estudio, como casi todo lo que sabemos en torno al coronavirus.

fibrosis pulmonar

Fibrosis pulmonar: síntomas

Los síntomas de la fibrosis pulmonar más comunes son:

  • Dificultad para respirar o disnea.
  • Tos seca.
  • Fatiga.
  • Pérdida de peso sin causa aparente.
  • Dolor en los músculos y las articulaciones.
  • Ensanchamiento y redondeo de las puntas de los dedos y de los pies (hipocratismo digital)

Tanto la evolución como la gravedad de los síntomas pueden variar considerablemente de una persona a otra. Algunas se enferman de forma muy rápida y presentan síntomas más severos. Otras van desarrollando la enfermedad y empeorando lentamente a lo largo de meses o incluso años.

fibrosis pulmonar cura

Fibrosis pulmonar: diagnóstico

Lo primero que se hace para poder llegar a un diagnóstico es revisar los antedecentes médicos. Luego se realiza una radiografía de tórax. Puede que esta muestre la existencia de fibrosis quística, sin embargo también puede dar resultados ''normales'' pese a que exista un dificultad respiratoria.

Entonces se suele pedir adicionalmente una tomografía computarizada que obtiene imágenes detalladas y desde distintos ángulos de estes cicatrices que produce la enfermedad. También se realiza un ecocardiograma para ver si las alteraciones que produce la enfermedad ejercen alguna presión sobre el corazón.

Por último se realizan otros estudios como pruebas de la función pulmonar, oximetría de pulso para evaluar el oxígeno en sangre y una prueba de esfuerzo o una gasometría arterial, que mide los niveles de oxígeno y dióxido de carbono en sangre. La biopsia es el más invasivo de los estudios que pueden llegar a pedirse, dependiendo obviamente del caso.

Fibrosis pulmonar: cura

LLamentablemente aún no existe cura para esta enfermedad crónica. Lo que sí puede hacerse son tratamientos que mejoren la función respiratoria y con ello la calidad de vida.

Muchas veces las enfermedades como esa pueden tener origen en la exposición a gases y sustancias químicas en un determinado momento de la vida, además de su ya mencionada relación con los casos graves de la Covid-19.


fibrosis pulmonar cura

Fibrosis pulmonar: tratamiento

Existen varios tratamientos que se dividen entre no farmacológicos y farmacológicos.

Los no farmacológicos incluyen:

Oxigenoterapia suplementaria: Supone beneficios como una mejoría en la tolerancia al esfuerzo y permite a los pacientes sostener su actividad física habitual.

Rehabilitación respiratoria: Consiste en una suerte de reeducación respiratoria que amplía la capacidad para tolerar el esfuerzo y aumenta la distancia máxima recorrida en el test de marcha.

Vacunación: Vacunarse contra las enfermedades respiratorias reduce el riesgo de empeorar la afección a causa de estas.

Reeducación en el estilo de vida: Es importante hacerse consciente del tratamiento para convivir de la mejor manera posible con la fibrosis. Evitar los tóxicos ambientales, seguir una alimentación saludable, adaptar la actividad física y participar en grupos de apoyo son algunas de las cosas que puedes implementar.

Es importante que tengas en cuenta las causas emocionales que pueden estar llevandote a tener un problema respiratorio. La biodescodificación es un tratamiento que nos permite tener en cuenta el origen y los factores emocionales de este tipo de afecciones. Considéralo parte del tratamiento y realmente te sentirás mejor.

Por otro lado, los tratamientos farmacológicos se focalizan en el inflamatorio de la enfermedad, utilizando fármacos inmunosupresores y antifibróticos que en ocasiones tienen efectos secundarios un tanto desagradables. No obstante, su uso depende de la gravedad de la afección

La fibrosisis pulmonar, la esperanza de vida depende de la gravedad de la enfermedad. Cuando se llega a un estado severo es que se puede hablar de unos pocos años. Pero hay mucho que hacer antes de eso para mejorar la esperanza de vida con fibrosis pulmonar. Tratarla a tiempo y mejorar las hábitos de vida es fundamental.

Fuentes: Fundación tórax, Mayo Clinic, Clinic Barcelona,