Salud

Hábitos útiles para levantarse temprano sin dificultad

¿Te cuesta levantarte temprano pero lo necesitas? Este artículo te ayudará a conseguirlo con menos esfuerzo del que piensas.

Rocío Belén Suárez

11/10/2019

Salud

Hábitos útiles para levantarse temprano sin dificultad

¿Te cuesta levantarte temprano pero lo necesitas? Este artículo te ayudará a conseguirlo con menos esfuerzo del que piensas.

Rocío Belén Suárez

Hay personas que parecen tener un don natural para levantarse temprano, y otras que sencillamente no pueden hacerlo. Sienten que la cama los absorbe por las mañanas y se replantean su vida entera cada vez que suena el despertador.

La verdad es que levantarse temprano sin dificultad es, ante todo, una cuestión de hábitos. No es magia, y es posible que no lo consigas de un día para el otro. Pero si sabes reconocer cuáles son los hábitos imprescindibles que tienes que cambiar para lograrlo, será mucho menos complicado de lo que pensabas.

En este artículo te contamos todo lo que tienes que saber para lograrlo.

Levantarse temprano sin dificultad: los mejores consejos

Psicólogos explican los beneficios de que la pareja duerma en camas separadas
  • 1. No te levantarás temprano si no duermes lo suficiente

Esta es la regla de oro. Una cosa es levantarse temprano y otra es levantarse después de dos horas de sueño sin dificultad. La primera es posible, la segunda no. Es decir: no debes pedirle a tu cuerpo que duerma todos los días menos de 6 horas y que no oponga resistencia, porque la verdad es que descansar poco hace mal a la salud. Tu cuerpo te protege intentando evitar lo que le hace mal.

Entonces, te levantes a la hora que te levantes, siempre tienes que dormir entre 6 y 8 horas diarias. Esto nos lleva al segundo punto.

  • 2. Acuéstate más temprano

Teniendo en cuenta lo anterior, la ecuación es sencilla: para levantarte antes tienes que acostarte antes. Si por algún motivo no puedes hacerlo (porque llegas demasiado tarde a casa del trabajo, por ejemplo), entonces quizá no debas levantarte temprano. En todo caso, lo que tendrás que hacer será intentar encontrar hábitos para que tu mañana, empiece a la hora que empiece, te rinda mejor.

  • 3. Revisa tus hábitos nocturnos
Una mujer mira la computadora de noche

Ahora bien, si puedes acostarte temprano pero no lo haces, lo que debes revisar es por qué no lo haces. ¿Te quedas viendo series hasta altas horas de la noche? ¿Postergas cosas que tienes que hacer hasta que solo te queda resolverlas a última hora? ¿Te gusta salir con tus amigos hasta tarde?

Aquí tendrás que revisar qué te importa más, si levantarte temprano o seguir haciendo lo que haces. Y si resulta que quieres priorizar levantarte temprano, deberás tener paciencia. Porque antes de ir por ello, te tocará empezar a cambiar esos hábitos nocturnos.

  • 4. Ten tu propio ritual nocturno que te ayude a dormir

Cambia tus hábitos nocturnos por otros que te ayuden, no solo a acostarte temprano, sino a dormir mejor. ¿Algunos consejos? Baja las luces de la casa, apaga de una vez el móvil y aléjate de las pantallas, come liviano, toma un té de hierbas, usa aceites esenciales para aromatizar el hogar, lee tu libro favorito.

Empezar a bajar la intensidad del día desde temprano te ayudará a entrar en un estado de sopor que te llevará a la cama antes de lo que piensas.

  • 5. Aleja el despertador

Ahora bien, todo esto está perfecto, pero puede que aún acostándote temprano te cueste levantarte a la mañana. Si tienes un buen descanso, algunos pequeños trucos harán que levantarse sea pan comido.

Por ejemplo este: aleja el despertador de la cama. Incluso más, déjalo en otra habitación. Sí, puede parecer drástico, pero si te obligas a levantarte para apagarlo ya habrás hecho la mayor parte del trabajo.

  • 6. Pon solo una alarma

Nuestro cerebro a veces es nuestro peor enemigo. Si pones varias alarmas, se relajará. ¡No lo engañas, sabe que tiene otra oportunidad! Entonces, lo más probable es que te incite a seguir durmiendo. Así que presiona a tu cerebro poniendo una sola alarma. Verás que te resultará más sencillo levantarte a la primera, porque es la única oportunidad.

  • 7. Solicita ayuda a un amigo

¿Tienes un amigo que entra a trabajar antes que tú? Pídele que te llame a la hora en la que quieres estar levantado, para comprobar que lo hayas hecho. Esto funciona muy bien porque comprometerte con alguien implica un compromiso mucho mayor que hacerlo contigo mismo. No querrás fallarle a tu amigo, y de esta manera te resultará más fácil salir de la cama.

  • 8. Date una recompensa

Quizá tener preparado desde la noche anterior un desayuno completo y delicioso, o darte 15 minutos para leer tu novela favorita en silencio, o darte un baño con sales. Lo que más te guste y sientas que te mereces por haber logrado levantarte temprano.

En el fondo, somos animales de costumbres, y si recibimos una recompensa cuando hacemos algo bien querremos seguir haciéndolo.

[También te puede interesar: Esto es lo que el número de horas que duermes dice de tu salud]

¿Qué te han parecido estos consejos? ¿Crees que puedes lograrlo?

Fuentes:

Superhabitos


Otros

Tendencias

5 costumbres que te ayudarán a relacionarte mejor con todos

Caer bien en distintos ámbitos es una herramienta muy útil, y adoptando algunas pequeñas costumbres es más fácil de lo que crees.

Tendencias

Los que tienen problemas para levantarse en la mañana tienen estas cualidades

Si te cuesta arrancar el día ni bien suena el despertador, tenemos una buena noticia para ti.

Salud

7 hábitos simples que pueden ayudarte a bajar de peso sin hacer dieta

Valen más los pequeños grandes hábitos sostenidos en el tiempo que los grandes esfuerzos breves. Para bajar de peso también, y estos son los que mejor funcionan.

share