Por: DW.

Los centros de producción de los grandes productores de vacunas contra el nuevo coronavirus en la Unión Europea funcionan a toda máquina. Desde el bloque comunitario salen dosis hacia todo el mundo. Desde que la Comisión Europea introdujo en enero un sistema de vigilancia de las exportaciones, se han validado 380 solicitudes de exportación. Solo uno de los envíos a los que se había dado luz verde (con destino a Autralia) ha sido bloqueado.

A estas exportaciones se suman los envíos realizados en el marco de la campaña global de vacunción Covax de Naciones Unidas. Estos envíos a los 98 países con menos recursos de Europa del Este, África, Latinoamérica y Asia que forman parte del programa Covax, por ahora más reducidos en términos de cantidad, no tienen que ser autorizados.

En total han salido de fábricas en la UE unos 43 millones de dosis, distribuidas en 32 países.

¿Prohibición de exportaciones?

"Por ahora no se puede hablar de una prohibición de exportaciones", dice la comisaria europea de Salud, Stella Kyriakides. Pero la Comisión Europea se ha percatado de que 10 millones de dosis de ese total de 43 millones han ido a parar a Reino Unido. Y ello pese a que en ese país se están produciendo dosis de la vacuna de la empresa británico-sueca en enormes cantidades.

Países rico vacunan cada segundo a una persona mientras los pobres aún no aplican la primera dosis
Vacuna contra el Covid-19

Algo que, en opinión de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, no es proporcional, pues Reino Unido ya tendría a su disposición suficientes dosis para vacunar aproximadamente a la mitad de su población.

En los países de la UE, esa cifra está en promedio entre el diez y el doce por ciento. Según diplomáticos de la UE, Reino Unido habría logrado contratos muy ventajosos con AstraZeneca con con una cláusula de "Reino Unido primero". Bruselas reclama que no ha habido por tanto reciprocidad en los envíos.

Recíproco y proporcional

Justo estos dos criterios, la "proporcionalidad" y la "reciprocidad", han ido incorporados ahora por la UE como puntos adicionales a la hora de autorizar exportaciones de vacunas.

"Hemos aprobado dos modificaciones del mecanismo. Estas son necesaras para garantizar el acceso a la vacuna de los ciudadanos de la UE", dijo el vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis. Según él, la UE es la única región entre los países desarrollados de donde están exportándose vacunas. En otras palabras: quien no exporte, no recibirá nada más. Quien tenga una mayor tasa de vacunación que la UE o menos casos de coronavirus, también se irá con la manos vacías.

Bill Gates advierte que el mundo podría volver a la normalidad en 2022
Vacuna contra el coronavirus

Se prevé que los envíos a Reino Unido se compliquen mucho. La comisaria europea de Salud, Stella Kyriakades, rechaza las críticas del exmiembro del club a este "bloqueo de las exportaciones": "Tenemos que lidiar con una pandemia. No se trata de castigar a un país. Somos sólidos partidarios de la solidaridad global. Solo nos hemos dotado de un instrumento para asegurar nuestra influencia". Tampoco Estados Unidos exporta vacunas a Europa, solo desde hace algunos días a Canadá y México. Desde la UE no se exporta nada a Estados Unidos. Según un funcionario de la UE, hasta ahora la "reciprocidad" ha sido nula.

La culpa de todo el embrollo se la lleva la empresa AstraZeneca, cuyas entregas a la UE siguen acumulando retrasos, mientras Reino Unido recibe un trato preferente. En Italia se ha descubierto un almacén con 29 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca. No estaba claro si estaban destinadas a la exportación. Fuentes del Gobierno alemán dijeron que esperan que el reparto de este cargamento contribuya a acelerar el ritmo de vacunación en Alemania.