Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Salud

Por qué los labios de la vagina cambian de color con el tiempo

En primer lugar debes saber que los labios de tu vagina no tienen por qué tener el mismo color del resto de tu zona íntima. Los labios de algunas mujeres se vuelven más oscuros con el paso del tiempo y otros, se aclaran. 

Vera Juárez

14/03/2019

Salud

Por qué los labios de la vagina cambian de color con el tiempo

En primer lugar debes saber que los labios de tu vagina no tienen por qué tener el mismo color del resto de tu zona íntima. Los labios de algunas mujeres se vuelven más oscuros con el paso del tiempo y otros, se aclaran. 

Vera Juárez

Si miraras una foto de niña, ¿te reconocerías? Es claro que has cambiado a lo largo de los años. Has crecido y ahora eres una mujer. Todo tu cuerpo ha dejado de ser el mismo, y sigue modificándose a medida que pasa el tiempo. Esto es parte del ciclo natural y no debes alarmarte. ¡A todos nos pasa!

Ahora bien, así como tu cuerpo a nivel general cambia, puede que con el paso de los años empieces a notar algunas diferencias en partes específicas. Por ejemplo, en tu vagina. Con el tiempo, va modificando su forma, tamaño, apariencia y también su color. ¿Cuánto? Eso dependerá de cada mujer. Lo que sucede es que como aún tenemos temor por mirarnos, no somos tan conscientes de estas pequeñas modificaciones.

Dicho esto, vayamos a lo que te preocupa: ¿por qué puede cambiar el color de los labios de tu vagina?

[También te puede interesar: Señales del síndrome de la "vagina estresada" para advertirlo a tiempo]

En primer lugar debes saber que los labios de tu vagina no tienen por qué tener el mismo color que el resto de tu zona íntima. Los labios de algunas mujeres se vuelven más oscuros con el paso del tiempo y otros, se aclaran.

Hay algunos momentos puntuales de la vida, además, como el embarazo, tener irritaciones en la zona íntima o haber tenido relaciones sexuales, que pueden modificar momentáneamente la tonalidad de los labios de la vagina.

Luego, de forma más sostenida en el tiempo, existen algunos factores que pueden relacionarse a estos cambios de tonalidad en los labios de la vagina a lo largo del tiempo, más allá de la particularidad de cada mujer:

[También te puede interesar: Nunca deberías dejar pasar estas señales en tu vulva y vagina]

  • Desajustes hormonales
  • Falta de vitaminas, como el ácido fólico
  • Pérdida del pelo del pubis
  • Aumento de peso o modificaciones en la dieta
  • Aumento del pH de la vagina por la menstruación
  • Menopausia

Recuerda: si tienes dudas, consulta con un ginecólogo, quien sabrá explicarte bien lo que sucede en tu caso particular. Y además, no olvides perder el miedo o la vergüenza con tu cuerpo. Mírate, explórate, conócete. Ésa es la mejor manera de saber cuando algo no es normal en ti.

¿Te resultó interesante esta información? ¡Compártela!

Importante: Debe aclararse que Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Fuente:

Diario Femenino


Otros

Salud

La dolorosa práctica que sufren algunas mujeres "por el bien de sus maridos"

Este procedimiento controversial, llamado "punto para el marido", compromete el cuerpo de muchas mujeres y sus consecuencias pueden ser de por vida.

Tendencias

¿Porqué cada vez más mujeres se secan su vagina con el secador de pelo?

Conoce todo lo que debes saber sobre esta práctica que cada vez es más común entre las mujeres, y que según expertos puede ayudarte a proteger tu vagina.

Salud

5 motivos por los que puedes sentir ese espantoso dolor en la vagina

El dolor en la vagina no es normal (y, sin dudas, no es para nada agradable). Estos son algunos de los motivos por los que puede aparecer ese horrible malestar.

share