Cuando pensamos en disfunción sexual, lo más probable es que inmediatamente pensamos en un hombre de edad mediana o avanzada que tiene dificultades para mantener una erección, es decir, sufre de disfunción eréctil. Si bien esto es generalmente cierto, existe un tipo de disfunción sexual de la que no escuchamos con frecuencia.

Se trata de la disfunción sexual femenina. Las mujeres también son vulnerbales a sufrir de este problema, por extraño y anormal que parezca. Las causas serían esencialmente las mismas que en los hombres, y entre las consecuencias estaría la aversión psicológica al contacto físico.

[También podría interesarte: 6 cosas que debes saber sobre tener sexo en el agua]

Fuente: Salud Móvil

Algunas de las causas más comunes de la disfunción sexual femenina son:

  • Cantidad insuficiente de hormonas en el flujo sanguíneo
  • El uso de algunos medicamentos
  • El cansancio
  • El estrés
  • La edad avanzada y diversas enfermedades

Si una mujer siente una falta inusual de deseo sexual, puede acudir a un ginecólogo que evalúe su estado físico y determine que está sucediendo en su cuerpo. Los especialistas en salud mental también pueden ayudar a llegar al fondo de la falta de deseo, algunos problemas emocionales nos afectan físicamente y a nuestra vida sexual.

Fuente: Mother for Life

Entre otros problemas que pueden afectar el rendimiento sexual de cualquier persona (no solo las mujeres), se encuentran los problemas biológicos, que afectan las 5 fases del sexo, que son: el deseo, la excitación, la meseta, el orgasmo y la resolución. Los problemas biológicos interrumpen el proceso normal de la excitación y actividad sexual.

Estos trastornos biológicos pueden ser la incapacidad de sentir excitación, los trastornos de lubricación, un trastorno anorgásmico o condiciones como el vaginismo o dispareunia.

Por supuesto, existen las personas que naturalmente tienen un deseo sexual bajo y esto no necesariamente sea causado por una condición, pero si crees que lo que te está sucediendo es algo serio, lo mejor será que visites a un especialista.

[También podría interesarte: 14 cosas que toda mujer de 40 años debe saber]

Fuentes:

EFE Salud

Mayo Clinic