El entrenador personal Kenichi Sakuma creó un método que se aparta de la máxima que reza que "cuánto más ejercicio hagas, mejor". En cambio, afirma que "la pérdida de peso tiene menos que ver con el tipo de cuerpo y más con la forma en que lo usamos".

El "Método Sakuma" se basa en considerar que es posible aumentar la energía que consume el cuerpo sin hacer un esfuerzo extra. ¿Cómo? Corrigiendo malos hábitos del cuerpo, como posturas que nos impiden perder grasa, o aprender a ejercitar todos los músculos y no solo algunos, como los de la musculatura abdominal y del torso, fundamentales para mejorar la figura y el metabolismo.

[También te puede interesar: 5 formas de estar más sano sin hacer ni una sola rutina de ejercicios]

El método propone entonces hacer una rutina de cinco ejercicios simples por día de un minuto cada uno, durante dos semanas. Y luego, en la tercera, realizar las sesiones tres veces a la semana, intercalando días de ejercicio y días de reposo.

El entrenador afirma que con este método, en poco tiempo es posible flexibilizar, perder peso y ganar tonicidad en muslos, brazos, caderas y abdominales.

Ejercicios del Método Sakuma

Aquí te compartimos algunos ejercicios que puedes hacer para poner en práctica este método:

  • Ejercicio 1

Este ejercicio ayuda a reducir el volumen del tren inferior, a levantar los glúteos y a adelgazar los muslos. Además, estimula los músculos respiratorios que se ubican debajo de los omóplatos, la parte superior del glúteo, la cara interna de los muslos y los músculos de la pelvis.

  1. Recuéstate boca abajo. Lleva tus dos manos a la cabeza y acerca la barbilla al pecho.
  2. Despega el pecho del piso y eleva los pies.
  3. Procura mantener las piernas juntas, apretando durante 10 segundos.
  4. Ahora cruza las piernas y empuja hacia afuera durante otros 10 segundos.
  5. Repite tres veces.

[También te puede interesar: Este es el ejercicio que equivale a más de 1000 abdominales]

  • Ejercicio 2

Este ejercicio tonifica los glúteos, la cadera (también corrige su rotación) y reduce el volumen de los muslos. Además, estimula los músculos de la parte superior de las caderas y de los laterales.

  1. Colócate boca abajo, entrelaza los pies por los tobillos y abre bien las rodillas.
  2. Despega los muslos, las piernas del piso y separa las rodillas.
  3. Repite tres veces.
  • Ejercicio 3

Este ejercicio ayuda a trabajar la curva de la cintura.

  1. Siéntate en la cama y coloca tus manos a ambos lados de la cadera.
  2. Eleva un lado de la cadera sin que se suban los hombros. Si levantas una pierna al mismo tiempo es más fácil. Hazlo con una pierna y luego con la otra. Mantén la postura por tres segundos.
  3. Repite 10 veces.

Y a ti, ¿qué te parece este método? ¡Cuéntanos!

Importante: Debe aclararse que Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Fuentes:

ABC