Tal vez nosotros no llevamos la cuenta de la cantidad de veces que miramos nuestros teléfonos pero nuestro cuello sí.

En promedio, gastamos hasta cuatro horas al día mirando hacia abajo para leer algo o revisar nuestros teléfonos. Esto equivale a 1.400 horas por año de estrés adicional en nuestras espinas cervicales, la parte de nuestro cuello justo por encima de nuestros hombros.

[También te puede interesar: Pasar mucho tiempo con pantallas, ¿puede retrasar el desarrollo del niño?]

Mirar el celular daña nuestro cuello
(Fuente: Unsplash)

Un nuevo estudio sugiere que cada vez que bajamos la cabeza para mirar el móvil, ponemos unos 27 kg de fuerza en el cuello. Como señala Olga Khazan en The Atlantic, eso es equivalente a cuatro bolas de boliche... O un niño de ocho años.

La investigación fue dirigida por Kenneth Hansraj, jefe de cirugía de columna vertebral y ortopedia de New York Spine Surgery and Rehabilitation Medicine en EE.UU. Él utilizó un modelo 3D de la columna vertebral humana para medir los efectos de inclinar constantemente la cabeza hacia abajo para revisar nuestros teléfonos.

Resultados

Debido a que nuestras cabezas son bastante pesadas, con un peso de hasta 5,5 kg, cuando estamos mirando hacia abajo durante períodos prolongados, incrementamos la fuerza gravitacional sobre ellas.

A medida que la cabeza se inclina hacia adelante, las fuerzas observadas por el cuello aumentan a 27 libras (12 kg) a 15 grados, 40 libras (18 kg) a 30 grados, 49 libras (22 kg) a 45 grados y 60 libras (27 kg) ) a 60 grados ”, informa Hansraj en la revista Surgical Technology International.

Mirar el móvil pone 30kg de peso en tu cuello

"El peso visto por la columna vertebral aumenta dramáticamente cuando se flexiona la cabeza hacia adelante en diversos grados. Estas tensiones pueden llevar al desgaste temprano, al desgarro, a la degeneración y posiblemente a las cirugías", agrega.

El dolor de cuello puede ser el resultado de una variedad de factores, como la edad, el sexo, el tipo de empleo y diversos tipos de estrés, incluido, entre otros, el uso del teléfono.

¿Qué hacer para evitarlo?

Hansraj admite que no es razonable esperar que todos renuncien a sus teléfonos para salvar sus espinas dorsales, pero dice que simplemente es consciente del problema y hace un esfuerzo para corregir su postura mientras revisa su teléfono, lo cual lo ayudará a largo plazo.

Lo que los expertos recomiendan es mantener el cuello recto y la cabeza erguida, al mirar el móvil, y elevar el teléfono a la altura de los ojos subiendo los brazos.

Además, es importante que cuando hables por teléfono, lo tomes con la mano y no lo sostengas con el hombro. Esta inclinación lateral del cuello también puede dañarte. También es importante que no camines encorvado por mirar el teléfono en la calle. Mantén siempre la espalda recta y erguida. Si necesitas revisar un mensaje, detente y adopta la postura que mencionamos antes.

¿Sabías esto? ¡Comparte la información!

Importante: Debe aclararse que Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Fuentes:

Science Alert

Saber Vivir