El yoga nidra es un método que guía al practicante hacia un estado de profunda relajación física, emocional y mental. Se considera una técnica terapéutica puesto que purifica la mente de la persona y esto genera un impacto en todos los niveles del ser humano.

Su origen se encuentra en la filosofía del tantra y fue Swami Satyananda quien actualizó el sistema para que pueda ser adaptado a las necesidades de cada persona y enriquecido con otras técnicas. Por ejemplo, el yoga nidra suele practicarse luego de la práctica física de yoga.

El yoga nidra se realiza tumbado de espaldas sobre el mat o esterilla de yoga, con los ojos cerrados. En esta postura, se sigue mentalmente la voz del profesor o bien de alguna grabación. La intención de esta práctica consiste en alcanzar un estado en el que la mente permanezca entre el sueño y la vigilia.

En esa frontera, la mente se despega de los estímulos externos y de los propios pensamientos, lo que genera una gran purificación que permite la sanación en los distintos planos de la persona. Se llama sueño consciente porque se accede a la información almacenada en el subconsciente y en las distintas capas de la memoria que normalmente solo se manifiestan en los sueños, y se desbloquean recuerdos y viejos traumas para poder trabajarlos en el plano consciente.

El yoga nidra propone visualizaciones con un vasta diversidad de símbolos y arquetipos, según lo que se desee trabajar. Muchos invocan imágenes de la naturaleza, imágenes del propio cuerpo físico o energéticos, de los diferentes chakras y colores. Suelen durar entre 25 y 90 minutos.

yoguis practican yoga nidra en una clase

En este sentido, la práctica de yoga nidra es ideal para comenzar a meditar, ya que es el primer paso para alcanzar el estado de meditación: se trabaja la atención plena, se expande la consciencia y se vuelca la mirada hacia el interior de uno mismo.

“Empiezas por el cuerpo, por darte cuenta de qué es el cuerpo físico, luego descubres el cuerpo energético, luego el cuerpo mental todo el equipaje de ideas, conceptos, memorias que tenemos del pasado, de allí pasas al cuerpo psíquico, el cuerpo de la conciencia y de la intuición, hasta llegar al núcleo de tu esencia”, describe Swami Digambarananda Saraswati, yogui y escritor. Así, esta práctica de sueño consciente es también un viaje de autodescubrimiento.

Además, el yoga nidra impacta de manera positiva en la salud: promueve el buen funcionamiento del sistema inmunológico, regula el sistema nervioso, reduce la presión sanguínea y elimina el estrés. A su vez, fortalece la mente y ayuda a superar hábitos nocivos para conectar con el placer, la intuición y el poder sobre la propia vida.

Si quieres practicar yoga nidra puedes hacerlo con la guía de un docente o bien desde tu casa, escuchando grabaciones guiadas. Se puede practicar a diario, idealmente con el estómago vacío y a la misma hora.

¿HAS PRACTICADO YOGA NIDRA alguna vez?

Fuente:

Yoga Nidra, el sueño consciente - Carmen Rodríguez Hochstrasser