Aunque parecen ser dos palabras que nombran lo mismo, sobrepeso y obesidad son diferentes.

Según la OMS, ambas se definen como "una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud".

Pero, mientras que en el sobrepeso la persona pesa más de lo considerado normativo y saludable (según su altura, edad y sexo), en la obesidad mantiene una acumulación de grasa corporal excesiva y generalizada.

Para diferenciar entre ambas se usa el índice de masa corporal, un indicador de la relación entre el peso y la talla que se calcula dividiendo el peso de una persona en kilos por el cuadrado de su talla en metros (kg/m2). Este indicador funciona para ambos sexos y para los adultos de todas las edades.

[También te puede interesar: Las tres emociones que causan sobrepeso: ¡véncelas!]

Entonces:

  • Normopeso: entre los 18,5 y los 25 (proporción saludable entre peso y altura).
  • Sobrepeso: casos en los que ese índice es igual o superior a 25.
  • Obesidad: casos en que el índice es igual o superior a 30.

[También te puede interesar: Cómo el Omega 3 reduce la obesidad]

Causas y consecuencias:

A nivel mundial, ha aumentado el consumo de alimentos calóricos ricos en grasa y ha habido un descenso de la actividad física (sedentarismo). Ésa es la causa fundamental del sobrepeso y la obesidad para la OMS.

Un índice de masa corporal elevado puede aumentar el riesgo de contraer: enfermedades cardiovasculares (sobre todo cardiopatías y accidentes cerebrovasculares); diabetes; osteoartritis, algunos tipos de cáncer, como el de endometrio, mama y próstata; entre otras.

Recomendaciones de la OMS

  • Disminuir el consumo de alimentos altos en grasas no saludables y azúcares.
  • Aumentar el consumo de frutas y verduras legumbres, cereales integrales y frutos secos.
  • Hacer actividad física de forma regular.

Fuentes:

OMS

Psicología y Mente