De acuerdo con diferentes estadísticas, uno de cada cinco hombres sufre disfunción eréctil.

¿Te sorprende el número?

Es que, como muchas otras cuestiones vinculadas con el sexo, este problema suele ser un tabú, y de él se habla poco y se conoce menos. Muchos hombres sufren su dificultad en soledad y sin compartirlo con otros.

Lo primero que debes saber si tú o tu pareja tienen problemas de erección, es que lo primero que hay que hacer es consultar con especialistas, pedir opinión, hablar del tema.

Pero más allá de eso, es importante tener información. Muchos profesionales han investigado el tema y un reciente estudio ha encontrado una relación directa entre la disfunción eréctil… ¡Y la salud bucal!

[También te puede interesar: Hay una razón por la cual la disfunción eréctil no solo debería preocupar en la cama]

¿Lavarse los dientes para tener una erección?

Bueno, no es tan sencillo como limpiarse los dientes y tener gran sexo. Pero tener problemas bucales y de erección sí tienen una causa común.

Al menos así lo ha demostrado un estudio de la Universidad de Granada, publicado por la Asociación Española de Urología. De acuerdo con este estudio, el 53% de los hombres que sufren de periodontitis, tienen disfunción eréctil.

La periodontitis es, según la Clínica Mayo, “una infección grave de las encías que daña el tejido blando y destruye el hueso que sostiene los dientes”.

Son muchos los factores que pueden llevar a contraer esta enfermedad y, de acuerdo con los expertos, algunos de esos factores son los mismos que provocan los problemas de erección.

Un estudio novedoso

En este sentido, el estudio realizado en Granada resultó novedoso porque relacionó dos enfermedades hasta ahora nunca tratadas en conjunto. Así, se descubrió que ambas tienen una raíz común: problemas cardiovasculares.

La novedad del estudio es que es una poderosa herramienta de prevención: muchas veces la periodontitis puede aparecer antes que ningún otro síntoma. Descubrirla puede ayudar a prevenir la disfunción eréctil y otros problemas más graves, como infartos.

Tener malos hábitos como fumar, tener una dieta rica en grasas saturadas y pobre en nutrientes y abusar de sustancias, son algunos de los factores de riesgo que pueden llevar a problemas cardiovasculares, como así también a los problemas sexuales y bucales antes mencionados.

Por eso, es muy importante saber que tener una mala salud bucal puede ser un primer síntoma de problemas más graves.

[También te puede interesar: Comprobado: La disfunción eréctil significa un mayor riesgo de enfermedad cardíaca]

¿Te imaginabas que la salud bucal y el sexo podían estar relacionados?

Fuente:

La Prensa

Omicrono

Salud 180