Algunos utilizan cebolla para la tos cuando no es algo muy grave, y es que tener una problema como este, de igual forma es algo bastante molesto. Sin embargo, este es un fenómeno que cumple con una función importante en el proceso de eliminar agentes infecciosos o irritables del cuerpo. Hay que tener presente que el tratamiento más efectivo depende de la causa de la enfermedad. Pero a pesar de eso, hablaremos acerca de: ¿qué remedios caseros para la tos seca son más eficaces?

Entre las cosas que hace peculiar a esta molestia, es que suele ser bastante persistente. Ya que después de haber pasado por un catarro, es común que queden esas acciones de toser, que al final terminan irritando la garganta. El comportamiento de este inconveniente es muy parecido a las alergias, y no termina de eliminarse, incluso siguiendo un tratamiento. Así que es mejor estar informado sobre las soluciones más apropiadas.

¿Cómo diferenciar la tos seca de una productiva?

Remedios caseros para la tos seca

Antes de conocer los remedios caseros para la tos seca, primero hay que saber un poco más acerca de este problema en general. Lo principal que se debe tener presente es que existen dos formas de clasificar dicho inconveniente, productiva y seca.

Es considerada productiva cuando suele expulsarse algo de flema o mucosidad cuando se tose. Este tipo de problema no es algo que debería suprimirse, ya que sus efectos son beneficiosos para el cuerpo. Aun así, es necesario tomar algún medicamento como la cebolla para la tos, para ejercer efectos expectorantes. Facilitando de esta forma la salida de la flema y la mucosidad.

Ahora bien, cuando se considera seca es algo completamente distinto y en este caso, si existe la posibilidad hay que suprimirla. Normalmente es provocada por distintos motivos como el aire seco, las alergias o incluso el polvo. Algunos de los fármacos más usados contienen dextrometorfano, pero también es buena idea utilizar remedios caseros para la tos seca.

Remedios caseros para la tos seca

¿Cuáles son los remedios caseros para la tos seca más efectivos?

Como se mencionó en un inicio, las personas normalmente usan una amplia gama de remedios caseros para la tos seca nocturna, y entre los más afectivos se encuentran los siguientes:

Jengibre

Utilizar en jengibre para tratar molestias como en el caso de esta es una buena idea. Algo como esto se debe a que se trata de una planta que cuenta con propiedades antiinflamatorias. Siendo muy buena también para tratar los dolores y las náuseas. Lo ideal es preparar un té con jengibre utilizando hasta 40 gramos de dicha planta en rebanadas. Procurando que la raíz sea lo más fresca que posible, para así aprovechar al máximo sus propiedades.

Una vez que se ha hecho la infusión, es necesario dejar que repose unos cuantos minutos antes de tomarlo. Luego se puede agregar un poco de miel o de limón, para que el sabor sea más agradable. Aparte de que estos elementos también serán excelentes remedios caseros para la tos seca, ya que potencian los efectos del jengibre.

Antes de escoger esta solución, es importante tener presente que dependiendo del caso, el consumo de té de jengibre cause algunos inconvenientes. Los efectos adversos más comunes son la acidez o malestar estomacal.

Vapor

vapor de eucalipto

Aunque este es un método que funciona mucho mejor cuando hay presencia de flema, también es bueno para mejorar la respiración frente a dicho inconveniente. De igual manera, es bueno para tratar resfriados y congestión nasal. Lo común es utilizar un recipiente para colocar agua hirviendo. Situarse a una distancia segura, donde no se perciba calor excesivo y proceder a respirar el vapor.

Cucharadas de miel

La miel se encuentra entre los alimentos más deliciosos, y uno de los beneficios de consumirla es que ayuda a combatir la molestia en cuestión. Tanto es así que algunas personas combinan la miel con cebolla para la tos. Algunos estudios científicos fueron capaces de determinar que el consumo de la miel, es mucho más efectivo que los fármacos habituales para tratar el problema en cuestión.

Se trata de un alimento que es demulcente, y tanto sus propiedades como su viscosidad, son los elementos perfectos para aliviar dicho fenómeno. Aparte de que calma el área que se encuentra irritada y al mismo tiempo la recubre. Tres cucharadas es la dosis más apropiada de miel, si se desea usar como parte de algunos remedios caseros para la tos seca.

A pesar de que es un alimento que pueden consumir los niños y los adultos sin ningún problema, hay que tener precaución con los niños menores a dos años de edad. El motivo principal es que podría causar botulismo y esta es una enfermedad mortal.

Siguiendo la idea de la miel, otro de los remedios caseros para la tos seca nocturna es hacer una mezcla con té y miel. Para elaborarla solo hay que mezclar 2 grandes cucharadas de miel en agua caliente, junto cualquier té de hierbas de tu preferencia. Beber esta preparación por lo menos una vez al día.

Jarabes de menta y jengibre

Remedios caseros para la tos seca

Teniendo en cuenta que el jengibre es una de las mejores plantas para la gripa y la tos, si se combina con la menta sus beneficios se potenciarán aún más. Puesto que al añadir un poco de menta, se consigue aliviar ese molesto cosquilleo que queda en la garganta después de toser.

Es muy sencillo elaborar una receta como esta si eres una persona en busca de remedios caseros para la tos seca. Simplemente se requiere tres cucharadas de jengibre finamente picado, 4 tazas de agua, una cucharada de menta y una taza de miel. Una vez que se junten todos los ingredientes, es necesario colocar la mezcla a cocinar por 15 minutos. Pasado ese tiempo, se debe dejar reposar la preparación.

El último ingrediente que se añade es la miel y se hace cuando la mezcla se encuentre un poco más fría. Tomar solo una cucharada de la preparación cada par de horas aproximadamente. Reservar el jarabe casero en la nevera en caso de que no se utilice por completo.

Beber mucho líquido

Bien sea que se trate de un resfriado o de tener molestias que impliquen toser, mantener una buena hidratación es algo fundamental para favorecer la recuperación. Debido a esto, las evidencias científicas indican que beber mucho líquido a temperatura ambiente, es bueno para aliviar efectivamente la tos, los estornudos y también la secreción nasal.

No obstante, aquellas personas que estén pasando por una gripe o por un resfriado muy fuerte, es recomendable que consuman bebidas calientes. Además de ayudar a combatir la acción de toser, mejoran otros síntomas como el cansancio, los dolores de garganta y los escalofríos.

Gárgaras con agua y sal

Aunque parezca un método poco agradable, este es uno de los mejores remedios caseros para la tos seca. El agua con sal ayuda a mejorar la irritación, disminuyendo las ganas de querer toser. Su preparación es algo muy simple. Solo hay que añadir media cucharadita de sal en una taza de agua tibia y mezclar hasta que se disuelva. Realizar las gárgaras varias veces en el día, para conseguir mejores resultados. Evitando utilizar este método en los niños pequeños.

Vaporub

Este sin dura es uno de los remedios caseros para la tos seca más conocidos. Aunque para los expertos continúa siendo un misterio la razón por la que funciona el vaporub en estos casos, muchos de sus ingredientes mejoran la tos. Ayudando también en el alivio de la congestión nasal y otros malestares. Puesto que al usar este producto el aire es capaz de circular con más libertad hacia los pulmones.

¿Qué plantas funcionan para tratar la tos seca?

Remedios caseros para la tos seca

Aparte de todos los remedios caseros para la tos seca que se han mencionado, también podemos mencionar algunas plantas que ayudan a combatir este problema:

También te puede interesar: Estos son los conflictos emocionales que pueden causar gripe o bronquitis aguda

Tomillo

Hay quienes prefieren usar cebolla para la tos, pero el tomillo también es una excelente alternativa. No solamente es una planta que posee usos culinarios, también es posible usarla como una medicina, especialmente cuando se trata de aliviar la acción de toser. Aunque también es ideal para el alivio de la bronquitis, la irritación en la garganta y problemas digestivos.

Estudios han podido demostrar que el jarabe de tomillo combinado con yedra, es efectivo para el alivio de este fenómeno. Por lo tanto, si se desea tratar este problema usando tomillo, lo ideal es buscar un jarabe que contenga esta hierba. Sin embargo, es posible preparar una infusión de tomillo.

Eucalipto

Otro de los remedios caseros para la tos seca nocturna más recomendados es el eucalipto. Esta es una planta que proviene de Australia, posee propiedades antibacterianas y propiedades que activan las defensas naturales del organismo. Preparar una infusión con hojas de eucalipto o con su aceite esencial, es una excelente opción.

Usar un inhalador de vapor para hacer una limpieza del pecho, y así aliviar los resfriados, bronquitis, infecciones de garganta y otros malestares en común.

Ajo

Remedios caseros para la tos seca

Entre las personas que suelen usar cebolla para la tos, también es común que utilicen ajo para el mismo fin. Este es una potente solución natural que funciona excelente cuando se trata de aliviar dicha molestia. Contiene numerosas propiedades que ejercen acciones antibióticas, y para que sea efectivo es posible usar el ajo de dos formas. La primera es consumirlo crudo, especialmente en ayunas y la segunda opción es cortarlo en mitades, para colocarlas en los carrillos de la boca por 15 minutos.

Salvia

Se trata de una planta tónica y al mismo tiempo astringente, que ayuda a calmar las inflamaciones de garganta. Utilizar una tintura o tomar una infusión de salvia, es un método eficaz para aliviar el problema en cuestión, problemas bucales, bronquitis o laringitis. Por eso es recomendada como una de las plantas para la gripa y tos. Sin embargo, es necesario que se evite su consumo durante el embarazo.

Fuente:

Hogarmanía

Medical news today

Psicología y mente