Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Salud

Los secretos de la dieta japonesa que te ayudarán a adelgazar

La dieta japonesa es una de las más saludables del mundo. Makiko Sano es experta en el tema y explica las razones por las que deberías incorporarla en tu vida.

Salud

Los secretos de la dieta japonesa que te ayudarán a adelgazar

La dieta japonesa es una de las más saludables del mundo. Makiko Sano es experta en el tema y explica las razones por las que deberías incorporarla en tu vida.

Rocío Belén Suárez

29/05/2019

Así como la dieta mediterránea tiene muchísimos beneficios para la salud, también la dieta japonesa se encuentra entre las más saludables del mundo. Las dos tienen en común ser estilos de alimentación tradicionales, que han llegado hasta nuestros días casi intactos.

A diferencia de la alimentación actual occidental, la dieta japonesa es mucho más natural y está basada en la experiencia de años. No tiene detrás enormes cantidades de científicos y estudiosos intentando dar con la tecla: simplemente se ha ido perfeccionando con la práctica y la intuición.

Sin embargo, muchos se han tomado el trabajo de estudiar el estilo de alimentación para poder encontrar algunos patrones que sirvan para replicarla. Es el caso de Makiko Sano, chef de origen japonés que se ha dedicado a descubrir los secretos de la alimentación de sus país.

Después de tanto aprender, ha descubierto algunas reglas de la dieta japonesa que son las que la vuelven tan sana y liviana. Y lo mejor, es que se pueden replicar en tu alimentación normal.

Estos son los 7 secretos de la dieta japonesa que puedes usar para adelgazar.

1. Más porciones, menos abundantes

plato de comida japonesa

Los japoneses no tienen la costumbre de comer un gran plato principal, como en occidente. En cambio, acostumbran servir muchos platillos diversos pero pequeños.

Al presentarlo en varios platillos y con mucha variedad, se siente una gran sensación de abundancia. Sin embargo, una comida tradicional japonesa tiene por lo menos 500 calorías menos que un plato típico occidental.

2. Comer lento

Si has intentado comer con palitos alguna vez, ya sabrás que no es precisamente lo más fácil. Incluso cuando logras acostumbrarte a ellos, requiere un poco más de destreza y cuidado que comer con tenedor.

Aunque no lo creas, esto puede ser perfecto si quieres bajar de peso. ¿Por qué? Porque la sensación de saciedad tarda algunos minutos en llegar al cerebro. Si comes demasiado rápido, lo más probable es que comas de más.

Vamos, que igual no es imprescindible que desde ahora empieces a usar los palillos en casa. Basta con que intentes usar el tenedor con menos prisa.

3. Menos lácteos

mujer japonesa comiendo arroz con palitos

El enorme consumo de lácteos es una de las principales fuentes de calorías en las dietas de Occidente. En cambio, la dieta japonesa incluye muy poca cantidad de estos alimentos. Se diría, incluso, que están casi ausentes.

[También te puede interesar: Cómo hacer un queso sin lácteos, fácil, barato y súper rico]

4. Desayunos abundantes y cenas ligeras

La dieta japonesa puede incluir una enorme variedad de platos en el desayuno: sopa de miso, arroz, tortilla… Es la comida más abundante del día y se aprovecha muy bien.

En cambio, la cena suele ser ligera, y más abundante en verdura. Para terminar, tal como explica Makiko Sano, tampoco se estila comer postres.

5. Té verde

te verde en taza estilo oriental

Es sabido que el té verde tiene muchísimas propiedades y trae enormes beneficios para la salud. Por ende, su consumo habitual en la dieta japonesa es una de las claves que la hace tan saludable.

Pero hay más: el té verde casi no tiene calorías, a diferencia de un “latte” o un “mocha” que pueden ser verdaderas bombas calóricas sin que te des cuenta.

6. Paquetes pequeños

Lo que sin duda hacen muy bien los japoneses cuando se trata de adelgazar es manejar muy bien las porciones. Diríamos que gran parte del éxito de su dieta tiene que ver con la moderación y el disfrute.

En lugar de arrasar con un paquete de galletas cuando quiere algo dulce, un japonés elegirá un refinado bocadito. Lo disfruta el doble y consume la mitad de calorías. “Es una idea simple, pero un estupendo ejercicio para reducir los daños”, dice Makiko Sano.

7. Los ácidos

Sushi se traduce literalmente como “arroz con vinagre”, dado que son los ingredientes indispensables para prepararlo.

Pero el vinagre y los alimentos ácidos, como los pepinillos, no solo están en el sushi: son un clásico de la dieta japonesa. Distintos estudios han descubierto que, más allá de su sabor, este tipo de ingredientes ácidos pueden ser muy efectivos para mejorar la salud y bajar de peso.

Ayudan a digerir la grasa, a reducir la glucosa en sangre y a aumentar la sensación de saciedad.

[También te puede interesar: Un método japonés para quemar la grasa más rápidamente]

Estos son los secretos de la dieta japonesa, ¿Cuáles te gustaría poner en práctica?

Fuente:

El confidencial


Otros

Alimentación

La dieta prehispánica podría ser la más saludable de la historia

¿Qué pasaría si volviéramos a una alimentación más tradicional? Recientes estudios confirman que podría ser una gran idea.

Salud

7 mitos sobre perder peso que no tienen respaldo científico

Con el afán de adelgazar, podemos caer en falsas informaciones que todos creen pero que en realidad no tienen ningún respaldo científico.

Alimentación

Consumir pocos alimentos saludables es más riesgoso que llevar una mala dieta

La sabiduría popular dice que “somos lo que comemos” y ahora parece estar sustentada en la ciencia. Los número llaman la atención de los expertos.

share