Salud

Tener sexo en el agua puede ser mucho más riesgoso de lo que crees

La idea de tener sexo en el agua es súper romántica, pero la verdad es que esconde más peligros que beneficios. ¿Quieres saber cuáles son?

Rocío Belén Suárez

04/01/2019

Salud

Tener sexo en el agua puede ser mucho más riesgoso de lo que crees

La idea de tener sexo en el agua es súper romántica, pero la verdad es que esconde más peligros que beneficios. ¿Quieres saber cuáles son?

Rocío Belén Suárez

Tener sexo en el agua parece realmente romántico, ¿No? una piscina enorme, solo para nosotros, ideal para juguetear y llegar a los más altos puntos de placer…

Pero, alto ahí; tenemos malas noticias. Lamentablemente, el sexo en el agua no es demasiado seguro. De hecho, tiene muchos riesgos, de los cuales algunos son desconocidos.

Si ya lo has hecho, tampoco entres en pánico: no todo esto sucede siempre. Pero en adelante, piénsalo dos veces antes de ponerte tan romántica, quizá es mejor hacerlo en tierra firme.

1. El agua transporta bacterias

Vamos a decir la verdad: posiblemente también hay bacterias en tus sábanas, o en el sillón donde te encanta hacerlo con tu pareja. En el agua también puede haber bacterias, incluso algunas bastante peligrosas, como la salmonela o la E. Coli.

La diferencia cuando tienes sexo en el agua es que, con la penetración, puedes introducir esas bacterias u otros gérmenes de forma directa al canal vaginal, y por ende a tu cuerpo.

Las piscinas y jacuzzis bien esterilizados pueden estar a salvo de este riesgo, pero los que tengan un pH inadecuado ya pueden estar contaminados. Por supuesto, estas bacterias también se encuentran y en cantidad en ríos, lagos, océanos, etc.

2. El agua no es lubricante

Puede que pienses que cualquier líquido es lubricante, pero no es así. El agua especialmente no es para nada buen lubricador y, para peor, “limpia” tu humedad natural, dejando tu canal vaginal… ¡Súper seco!

Así que en realidad, puede ser difícil tener relaciones cómodas y placenteras en el agua, y además te expones a otros riesgos, como…

3. Desgarro vaginal

Esa falta de lubricante puede ser un problema e incluso puede llevar a un aumento de la fricción en la vagina, lo que puede dar como resultado pequeñas rasgaduras o desgarros. ¡Pueden ser muy dolorosos!

[También te puede interesar: 9 formas emocionantes y placenteras de tener sexo sin penetración]

4. Mayor riesgo de enfermedades de transmisión sexual

Esos desgarros vaginales sumados a la dificultad de usar condón bajo el agua hacen que la exposición a enfermedades de transmisión sexual sea un poco más elevada.

Por supuesto que si tienes una pareja estable, con la que habitualmente tienes sexo sin protección, el riesgo no es mucho mayor que en tierra. Pero bajo ningún punto debes creer que el agua “limpia” de algún modo la posibilidad de contraer enfermedades de este tipo.

5. Aumenta el riesgo de infecciones micóticas

Las infecciones micóticas también pueden ser mayores si tienes relaciones sexuales en algún medio de agua, especialmente en piletas que utilicen cloro. El motivo es que el cloro puede alterar el pH de tu vagina, encargado de mantener a raya este tipo de infecciones.

Así, cualquier cosa que interrumpa el pH de la vagina, el cloro en este caso, puede generar infecciones por hongos.

6. Infecciones urinarias

Como si todo lo anterior no fuera suficiente, el riesgo de contraer infecciones urinarias también puede aumentar.

Pues las bacterias que están en el agua pueden ingresar en la uretra durante las relaciones sexuales, lo que aumenta el riesgo de desarrollar una infección del tracto urinario.

[También te puede interesar: Las tardes calurosas son las mejores para tener sexo y estos son los motivos]

Como dijimos al comienzo, tener sexo en el agua es riesgoso, aunque por supuesto que también puede salir bien.

Pero deberías sopesar las ventajas y los peligros antes de hacerlo, y por supuesto, cuidarte lo mejor posible.

Fuentes:

Women's Health


Otros

Entretenimiento

Esto es lo que pasa cuando intentas evitar pensamientos sexuales

El conflicto entre la religión y la sexualidad afecta a los más jóvenes de manera negativa.

Salud

Esta es la verdadera y única prueba para saber si eres un buen amante

Hay muchas supuestas pruebas para saber si eres un buen amante. Pero la verdad es que hay una solo que es definitiva y es esta.

Hogar

9 formas emocionantes y placenteras de tener sexo sin penetración

Sexo no tiene que ser lo mismo que penetración, y estas 9 prácticas pueden ser justo lo que necesitas para darle un giro increíble a tu vida sexual.

share