Adquirir un nuevo hábito puede tomar cierto tiempo. Sin embargo, cuanto más repitas la acción, más incorporada estará a tu rutina, lográndola casi de manera inconsciente. ¿Imaginas qué impacto tendría sumar hábitos saludables a tu día?

Te proponemos incorporar estos cambios en tu día a día. Con ellos, no sólo se verá beneficiada tu productividad, sino también tu salud. ¿Te animas?

[También te puede interesar 10 pequeñas acciones para llevar una vida más sustentable]

1. reemplaza dulces por snacks saludables

Ya sea que consumas frutas frescas o desecadas, o bien frutos secos, incorporarlos a tu dieta es una forma de consumir alimentos saludables. Puedes mezclarlos con yogur, licuados, jugos o comerlos solos. La idea es reemplazar los dulces por algo que, además de darnos energía, nos aporte nutrientes de una manera natural.

grupo sanguineo

2. descansa lo suficiente

Procura descansar 8 horas diarias, que es lo que recomiendan los expertos. Dormir menos no sólo impacta en nuestra productividad: el cansancio acumulado puede provocar estrés y generar problemas de salud.

3. ¡bebe agua!

Un adulto debería beber 2 litros por día. Si consumes menos que eso, es recomendable que distribuyas su ingesta a lo largo del día y de diferentes maneras: por ejemplo, con infusiones y aguas de fruta. Ten siempre a mano una botella con agua, para crear el hábito de beberla de manera inconsciente. Así, mantendrás tu cuerpo hidratado y saludable.

4. haz actividad física

Evita el sedentarismo: a largo plazo, podría causar problemas en la salud. La actividad física ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, además de fortalecer los músculos y disminuir la tensión arterial. Además, nos ayuda a mantener una actitud positiva y nos impulsa a comenzar el día con energía. ¡Elige la actividad que más te guste y anímate a incorporar este hábito!

[También te puede interesar ¿Por qué motivos deberíamos practicar la gratitud cada día?]

5. tómate unos minutos para meditar

Son muchos los beneficios de meditar tan sólo unos minutos al día: disminuye los niveles de estrés, mejora la concentración y contribuye a mejorar nuestro estado de ánimo, entre otros. Además, es útil para esos momentos en los que necesitamos hacer una pausa en nuestra rutina y descansar. Meditar es una forma de reconectarnos con nosotros mismos situándonos en el aquí y ahora.

6. disminuye el uso de pantallas

Pasar muchas horas frente a la computadora, usando el teléfono celular o mirando la televisión puede generar problemas de salud. El insomnio y la ansiedad, por ejemplo, están asociados al uso excesivo de pantallas. Evita revisar notificaciones apenas te despiertas o usar excesivamente las redes sociales. Asegúrate de estar en contacto con tus dispositivos sólo lo necesario, para darles así un uso saludable.

y tú, ¿qué otros hábitos agregarías? cuéntanos en los comentarios