La salud financiera es una pieza clave para lograr un bienestar: el dinero que ganamos por nuestras actividades es equivalente al tiempo que invertimos en ellas. Por eso, cuidar nuestro bolsillo es ser conscientes del valor que tiene nuestro tiempo.

Existen muchos métodos para hacer rendir nuestro dinero. En este artículo, recopilamos los mejores consejos para que apliques en tu economía diaria. ¡Toma nota!

[También te puede interesar Conoce las mejores aplicaciones para administrar tus gastos de manera fácil]

1. aplica el minimalismo a tus gastos

Antes de adquirir una oferta, cenar afuera o comprar ropa nueva, pregúntate si realmente lo necesitas. Si puedes evitarlo, ahorrarás y podrás usar ese dinero para otras cosas que sean más prioritarias.

compras consumo

Quizás, en lugar de cambiar un electrodoméstico, puedas pagar su arreglo. El minimalismo aplicado a las finanzas te ayudará a evaluar cada uno de tus gastos. Al implementarlo, comenzarás a hacer compras de una forma más consciente y planificada.

2. ahorra

Siempre que tengas la oportunidad, ahorra. Si te resulta difícil, ponte un objetivo: ¿Qué harás con ese dinero? Puedes planear unas vacaciones, mudarte o invertirlo.

Existen muchos métodos para ahorrar de manera efectiva. Elige el que mejor se adapte a ti y anímate a proyectar tus ahorros desde hoy.

3. evita los gastos "piraña"

Los llamados gastos "piraña" son aquellos que pagas periódicamente y no utilizas, como suscripciones a servicios, gimnasio, clases, etc.

consumo compras

Si es tu caso, evalúa la posibilidad de darles utilidad o suspenderlos. Aunque los pagos sean mínimos, si haces cuentas te sorprenderá la cantidad de dinero que ahorrarás.

4. mide el uso de la tarjeta de crédito

Tener tarjeta de crédito es una facilidad. No obstante, al no contar con el dinero en efectivo y de manera tangible, es muy probable que incurramos en gastos de más.

Ten un control acerca de qué deberás pagar en el resumen de cada mes. Si tu banco te proporciona descuentos en cosas que habitualmente compras, aprovéchalos para ahorrar.

5. paga tus deudas ni bien puedas

Procura pagar todas tus deudas siempre que tengas la posibilidad. Lo ideal sería hacerlo cada vez que cobres tu salario, para quitarte esa preocupación de encima y destinar lo restante a tus gastos habituales.

Una persona introduce monedas dentro de un monedero

[También te puede interesar Descubre estos 8 tips para ahorrar energía en casa y cuidar el planeta]

6. crea un fondo para emergencias

Te presente que pueden surgir imprevistos y deberás estar preparado para esas situaciones. Es importante que destines parte de tus ingresos a un fondo de emergencias. Esto te dará la tranquilidad de que, cuando lo necesites, el dinero estará allí disponible.

7. aprende sobre educación financiera

Considera aprender más sobre cómo administrar tus ingresos y cómo invertirlos para hacerlos crecer. Hay cursos en línea, muchos gratuitos, dictados por especialistas en el tema.

y tú, ¿qué otros consejos agregarías?