Recientes estudios afirman que los sonidos de la naturaleza podrían ayudar a mejorar la salud. Es algo que se sospecha desde hace mucho, pero que ahora tiene un aval académico. Sin dudas, una noticia que nos invita a transformar nuestros hábitos.

También te puede interesar: Estos son los países que ofrecen su vacuna contra el coronavirus a los turistas que los visiten

Trabajo publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences

La indagación es llevada a cabo por gente de las Universidades de Carleton, la Estata de Michigan y la Universidad Central de Colorado. Un trabajo llevado a cabo varias manos, con resultados sumamente peculiares.

Al parecer, las personas experimentan menos dolor. También, estos sonidos de la naturaleza minimizan el estrés. Igualmente, se llega a la conclusión que los sonidos naturales tienen un indudable efecto psicológico.

Igualmente, todo señala que estos sonidos tienen un efecto en el rendimiento cognitivo. Por lo tanto, es mucho más que una simple terapia. En realidad, permiten crear un ambiente donde las personas se desenvuelven mejor.

Algunos ejemplos de los sonidos tenidos en cuenta

Se tuvieron en consideración diversos sonidos, obtenidos de 251 lugares y 66 parques nacionales de EEUU. Por ejemplo, se dedujo que los sonidos de agua despiertan sentimientos positivos. Son muy útiles para combatir la depresión.

Por su parte, los sonidos de aves minimizan el estrés y las molestias. Igualmente, el ruido de la lluvia parece tener un efecto sedante. Todo esto demuestra que son una excelente opción para mejorar la calidad de vida.

Estos sonidos se pueden usar para combatir la ansiedad. Igualmente, para crear entornos laborales donde las personas sean más productivas. Todo esto es un excelente referente para considerar la importancia del sentido del oído.

Por ejemplo, algunos especialistas descubren una prometedora terapia con luces y sonidos para el Alzheimer. Como es de suponerse, los sonidos de la naturaleza juegan un papel importantísimo en estos casos.

Algunos planes para disfrutar de las bondades de los sonidos naturales

Por ejemplo, se planteó la opción de las llamadas caminatas sonoras. También, usar algunos amplificadores en entornos naturales. Además de la ya clásica estrategia de recopilar resonancias de la naturaleza en dispositivos de audio.

Lo cierto es que este trabajo certificado algo que todos sabían de manera intuitiva. Es la capacidad relajante del ruido del agua, del canto de los pájaros, así como de la lluvia o el susurro del viento. Un concierto natural que alimenta el espíritu.

También te puede interesar: Cazador furtivo pierde la vida luego de ser arrollado por una manada de elefantes

¿Has cerrado los ojos y oído el canto de los pájaros? De seguro, es algo que causa relajación. Por eso, se ha querido investigar las razones de esta sensación de bienestar. Un claro ejemplo de que la naturaleza nos reconforta.

Fuente:

INFOSALUS