Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Tendencias

Bienaventurado: una travesía a solas, sin teléfono ni dinero

El famoso actor ecuatoriano Roberto Manrique se aventuró a recorrer su país para descubrir la bondad de las personas y comprender que dar no tiene que ver con dinero. Ahora se prepara para partir hacia Santiago de Chile, donde tendrá lugar la COP25.

Lucila Benito

Actualizada 29/10/2019

Tendencias

Bienaventurado: una travesía a solas, sin teléfono ni dinero

El famoso actor ecuatoriano Roberto Manrique se aventuró a recorrer su país para descubrir la bondad de las personas y comprender que dar no tiene que ver con dinero. Ahora se prepara para partir hacia Santiago de Chile, donde tendrá lugar la COP25.

Lucila Benito

Sin dinero, sin teléfono, sin nadie que lo acompañe y sin ningún itinerario definido, el actor ecuatoriano Roberto Manrique se lanzó a recorrer su país. De ese viaje que hizo en 2015 y que registró él mismo con una GoPro, surgió la serie web Bienaventurado.

Ahora, Manrique se prepara para una nueva aventura, mucho más grande que la anterior. Esta vez partirá de Quito, Ecuador, en dirección a Santiago de Chile, donde se realizará la COP25. Al igual que en su viaje anterior, lo hará sin dinero, sin teléfono y solo, por lo que necesitará comida, transporte y hospedaje. La diferencia es que está vez tendrá una moneda de pago: árboles.

Por cada gesto que las personas tengan con él, Manrique se comprometerá a plantar una cantidad de árboles en su nombre al llegar a Santiago de Chile. Así será parte del #6D It’s Now!, la cadena de acciones climáticas más grandes de la historia.

¿Cómo fue tu primer viaje por Ecuador?

Le puse una semana. Dije: me paro afuera de la ciudad, doy una vuelta y hacia donde apunte la cámara, voy a hacer dedo. No tenía una ruta específica, iba decidiendo los siguientes destinos paso a paso. Estuve en Guayas, El Oro, Loja y Azuay. Fue tan grato todo, tan especial y perfecto, tan increíble la sensación, que hubiera podido seguir recorriendo, pero no me quedaba más memoria para grabar. El último espacio lo usé al entrar a mi casa. Uno quiere tener el control y entender todos los pasos para llegar a donde quiere ir, y a veces no es necesario. Hay que aprender a soltar y manejar hasta donde puedes en el aquí y ahora. Ese fue uno de los muchos ejercicios de Bienaventurado.

Al comienzo, cuando estás por empezar el viaje, se te ve muy asustado. ¿A qué le temías tanto?

Suena chévere si digo que era miedo a lo que me pase, pero siempre me sentí muy seguro de que iba a estar bien. Era miedo a dejar las comodidades, a dónde iba a tener que dormir. Yo puedo hacer viajes muy cómodos o muy montañeros, pero acá dejaba la certeza de comer cuando tuviera hambre. Salir de la zona de confort era lo que más me desestabilizaba.

¿Cómo hiciste para superarlo?

El miedo toma distintas formas, y hay que saber que experimentarlo no está mal, mientras que no nos controle y cambie nuestros planes, destinos y responsabilidades. Lo logró un par de veces las semanas antes de viajar. El miedo en mí tomaba forma de evasión, corría la fecha. Al final no fue cuestión de superarlo, sino de entender que tenía que irme con miedo.

Roberto Manrique

¿Qué fue lo más difícil que te tocó enfrentar?

Algo totalmente inesperado: recibir. Fue muy difícil aceptar sin tener cómo pagar. Hubo buena diversidad de experiencias, pero ninguna fue tan complicada, y eso que pasé de ducharme con un balde a estar en un hotel cómodo, y a dormir en una estación de policía. Lo que más me costó fueron los factores internos que ponían a prueba mis recursos como ser humano para dar de vuelta.

¿Y lo más bello que encontraste?

La generosidad humana. Nunca pretendí que ser famoso no fuera un factor en mi experiencia, sería ridículo negarlo, pero una buena cantidad de personas no se enteraron de quién era o lo supieron después. También hubo algo determinante para cómo se dieron las cosas, y fue entender la importancia de estar en el aquí y ahora. Fue increíble cómo soltar las certezas habituales de dónde voy a comer, dónde voy a dormir, soltar distracciones como el móvil, hicieron que yo me conecte de una forma que no consigo en mi vida habitual. Eso generó milagritos, bendiciones, regalos, que iban tejiendo un recorrido casi como escrito por un guionista. Todo fue un recorrido mágico, y como yo lo interprete, fue un producto de mi conexión con el aquí y ahora. La invitación de Bienaventurado es esa: reconectar con el instinto personal para seguir el propio camino.

¿A qué más crees que nos invita la serie?

A asumir riesgos. Ese llamado invita a soltar certezas por propósitos, invita a confiar en el camino personal, a creer en la humanidad, no ciegamente ni ingenuamente. No pretendo decir que todo el mundo es bueno, pero sin duda estamos tan expuestos a todo lo que está mal con la humanidad que mostrar el lado bondadoso del ser humano es casi un acto de rebeldía.

Roberto Manrique

¿Te sentías conectado con naturaleza antes de emprender el viaje?

Sí, siempre ha sido una conexión especial para mí. Sin embargo, dentro de esta experiencia están dos de los momentos más bellos que atesoro. Estar en un pueblo llamado Celica y llegar al punto más alto del sur de Ecuador, donde estás por encima de las nubes, es un momento de conexión que tengo muy grabado. Terminar bañándome solo en una cascada helada remota, donde se llega solo si te llevan, después de siete días de viajar solo sin dinero, también fue algo hermoso. Fue una limpieza de energía antes de volver en el último tramo, me sentí uno con la naturaleza.

¿Le recomendarías a otros que hagan esta experiencia?

Nunca fue mi premisa. Este fue mi llamado, y no tiene sentido decirle a otros que lo sigan. Pero debo decir que luego de que salió la serie, mucha gente me dijo que lo había hecho. Tal vez no sin dinero, pero con solo 10 USD. Sin embargo, insisto en que mi invitación es “encuentra tu aventura”. Hay gente para la cual ir a comer a solas es tremenda aventura, porque no soporta su propia compañía un rato. Entonces la invitación es a tener un rato a solas, porque en esa incomodidad van a encontrar un regalo.

¡Sigue el viaje de Roberto a Santiago de Chile en nuestras redes!


Otros

Salud

El despertarse temprano aumenta la posibilidad de tener enfermedades cardíacas

Este estudio ha demostrado que las personas noctambulas sufren diferentes consecuencias negativas en su cuerpo cuando deben despertarse temprano.

Ambiente

Únete a la mayor cadena global de acciones climáticas del mundo

Miles de personas y cientos de empresas y ONG participarán el 6 de diciembre de la campaña #6D It’s Now. Desde Bioguia, te invitamos a sumar tu acción.

Tendencias

La luna nueva trae cambios e imprevistos: qué le depara a tu signo

Esta fase nos invita a dejar atrás lo que ya no necesitamos en nuestra vida para hacer lugar a lo que realmente nos haga bien y nos permita sanar.

share