Whitney Thore tiene una pasión extraordinaria por el baile y, aunque no hay nada de extraño en ello, parece que para mucha gente en nuestro "mundo perfecto", la gente con sobrepeso no sabe ni debe bailar.

Durante años Thore a luchado contra desórdenes alimenticios y problemas de autoestima debido a que sufre del Síndrome de Ovario Poliquístico. Esta condición incurable causó que subiera más de 50 Kg de peso.

[También te puede interesar: Lipedema: la confunden con obesidad y celulitis, pero esta rara enfermedad afecta más mujeres de lo que crees]

Luego de que comenzó a subir de peso, la gente empezó a llamarla "gorda y asquerosa". Esto, como podría esperarse, dañó su autoestima y la hacía sentir realmente mal.

Cansada de las críticas hacia ella y su pasión, bailar, Thore decidió callarlos y comenzó a publicar vídeos llamados "Una chica gorda bailando" (A fat girl dancing). Ahora, gracias a estos vídeos, ella recibe todo el apoyo y la admiración que siempre mereció.

[También te puede interesar: ¿Eres un/a gordofóbica/a? Responde a estas preguntas y lo sabrás]

Esta es su respuesta para quienes la critican:


Cuando tienes un sueño y eres feliz haciéndolo realidad no hay nada que te detenga. Si a Thore no la detuvo su condición, mucho menos van a detenerla las críticas.

Seamos más como ella y luchemos por lograr nuestras metas y aprendamos a no tomarnos tan en serio la opinión de los demás, y es que al final son sólo eso, opiniones.

Fuentes:
Porque no se me ocurrio
Aquilomire