Desde que se originó la pandemia de Covid-19, el estilo de vida de todos cambió de una manera drástica. Los efectos de la crisis sanitaria están en todos los rincones del mundo y algunos han sido inesperados. Uno de ellos es ver como las bicis ganan terreno, un medio de transporte saludable y sostenible. El cual se ha convertido en la alternativa más favorable y segura frente al virus.

En los últimos años muchas urbes ya promovían esta idea, y ahora han aprovechado la coyuntura para que su transformación sea más rápida. Cada vez son más los carriles de bicis que se han hecho sin grandes costos, utilizando pinturas y conos para diferenciarlos.

La ciudad de París es la que más asombra en Europa, su transformación en tan poco tiempo es de ejemplo para muchas otras. También es el caso de Bogotá, que ha construido 80 kilómetros de ciclovías adicionales, doblando el porcentaje de ciclistas. Mientras que otras ciudades no han hecho más que cambios cosméticos e insuficientes.

las bicis, Una alternativa global

En ciudades Europeas la apuesta por las bicicletas lleva varios años, tal es el caso de Oslo, Copenhague o Ámsterdam. Sin embargo, ha sido la pandemia la que ha impulsado a otras capitales del mundo a seguir la misma estela. La preocupación de los ciudadanos por la salud y el medio ambiente fue el punto focal para optar por un cambio de trasporte saludable y sostenible.

Las bicis ganan terreno: una alternativa saludable y sostenible

Durante la desescalada, Londres construyó más de 30 kilómetros de carriles para bicis permanentes. Berlín por su parte, creó 27 kilómetros de infraestructura temporal. Mientras que Bruselas, ha construido 40 kilómetros, aumentando su red de 130 kilómetros a 170 y multiplicando en un 40% el número de ciclistas. Lisboa que cuenta con solo 105 kilómetros, planea doblar la cifra para inicios del 2021.

Pero la capital colombiana, ha sido la ciudad más ambiciosa en este tema, a sus 550 kilómetros de ciclovías le sumo 80 más durante la pandemia y quiere seguir aumentando su cifra.

Calidad de los carriles para bicis

Hasta hace un tiempo se le había dado muy poca importancia a este medio de transporte en las principales ciudades de España. Lo que trajo como consecuencia que algunos carriles para bicis terminaran abruptamente, sin continuidad y otros tengan graves problemas. Sin embargo, todos estos inconvenientes ya están siendo tratados, para que la movilidad de los ciclistas no se vea afectada por coches y falta de señalización.

Las infraestructuras provisionales son una buena estrategia urgente, pero el plan global es ir más allá. No bastándose con facilitar el cambio, las grandes ciudades de Europa quieren mantenerlo y lograr que muchos más países de Latinoamérica puedan seguir el ejemplo de Colombia. Hasta conseguir que los medios de transporte puedan ser todos sostenibles y la población mundial no tenga una vida sedentaria.

¿Te gustaría que en tu ciudad hubiera más carriles para bicis?