Se cree que se trata de la mayor nevada de la historia. La nieve azota Nueva York y se suspende la vacunación contra el coronavirus. Igualmente, se cierran escuelas y muchos sitios que ya empezaban a reactivarse deben cerrar puertas.

[También te puede interesar: Las asombrosas fotos que muestran al desierto del Sahara cubierto de nieve]

Se han calculado más de 75 centímetros de nieve como promedio

Es una cantidad bastante alta. Además, esta nevada supera la del 2016 cuando cayeron 70 cm de nieve como promedio. La situación afecta toda la zona noreste de EEUU, incluyen a urbes como Boston o Filadelfia.

Hay que decir que estas sorpresivas nevadas parecen deber al cambio climático. En muchos sitios del planeta parecen devenir eventos climáticos extremos, los cuales no son nada comunes. Algo que debe llamar a la reflexión.

Por ahora, los neoyorkinos se encuentran en una situación complicada. Luego de extensos meses en cuarentena, infortunadamente ahora se ven enclaustrados de nuevo. Si bien pocos autos y el subterráneo están activos.

Se suspende la aplicación de la vacuna contra COVID-19 en NY

Ocurre que Estados Unidos empezó a aplicar la vacuna Pzifer contra el coronavirus. No obstante, se ha optado por frenar la aplicación de esta inyección. Mucho se habla de posibles efectos adversos, los cuales empeorarían con la ola de frío.

En NY ya se han buscado 8.100 toneladas de sal para tratar de despejar las vías. Hay que recordar que la sal derrite la nieve. Igualmente, se han activado todos los sistemas de emergencia y atención a la población.

Para inicios de febrero las temperaturas en la ciudad tienen como promedio -1° centígrado. No obstante, se espera desciendan en las fechas por venir. Igualmente, lo mencionado es la temperatura diurna.

En las noches el frío se incrementa mucho más. Por lo tanto, es justo en esas horas cuando la nieve cae. En las mañanas los neoyorkinos despiertan con el espectáculo de su ciudad cubierta de un manto blanco y gélido.

Algunas de las secuelas de caída de nieve en NY

Como ya mencionamos, algunos comercios empezaron a reactivarse luego de la cuarentena. Por ejemplo, están los restaurantes. No obstante, con la actual situación no pueden dar servicio: ni en el local ni tampoco como delivery.

Igualmente, se han visto afectadas las instalaciones eléctricas. Esto último es bastante grave, pues impide los sistemas de calefacción. Esta situación desencadena que muchas personas tengan que tolerar un frío inclemente.

Como es de suponerse, la orden de las autoridades es que las personas permanezcan en sus hogares. Por lo tanto, es algo así como extensión del confinamiento por el coronavirus en Nueva York.

[También te puede interesar: La vacuna de Pfizer ya está en camino: así serán los próximos meses]

¿Qué nos indica esta noticia? Pues, que los cambios extremos en el clima nos afectan. Por eso, es obligatorio cuidar el planeta. ¡Es hora de hacerlo!

FuenteCLARIN